absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

ANTROPOLOGÍA E HISTORIA > CALENDARIO MAYA

2012
  África antes 3er mundo  
  Akhenaton  
  Alfabeto líbico  
  Alfabeto universal  
  Arqueología inexplicable  
  Biblioteca de Alejandría  
  Calaveras de cristal  
  Calaveras deformes
 
  Calendario maya  
  Casa en Mari  
  Civilización islámica
 
  Códice de Dresde  
  Conquista programada  
  Dioses de Sirio  
  Disco del príncipe Sabu  
  Los Dropa  
  Egiptología Simbólica  
  Enuma Elish  
  Esferas de Costa Rica  
  Eslabones perdidos  
  Esvástica  
  Filosofía Africana  
  Fundamentalismos  
  Gigantes en Iberia  
  Gigantes en Índia  
  Gobekli Tepe  
  Horus vs. Jesús  
  Hopis vs. Sumerios  
  Hutus y Tutsis  
  Kaaba en la Meca  
  Katchinas  
  Laberinto de el Faiyum  
  Laberinto egipcio hallado  
  LABERINTO  
  Laberintos en León  
  Lengua más antigua de...
 
  Libro de Oera linda  
  Líneas de Nazca  
  Marduk, señor dE...  
  Manuscrito Voynich  
  May Day o Beltaine
 
  Mecanismo Antikythera  
  Mega en Cuba  
  México  
  Mucho más antiguos  
  No somos los primeros  
  Origenes del Qigong  
  Pájaro de Sakkara  
  Periodo Presumerio  
  Petroglifos  
  Piedras de Ica  
  Piedras sagradas  
  Pirámides bosnias  
  Pirámides chinas  
  Piri Reis  
  Plomos del Sacromonte  
  Religión del canibalismo  
  Religiones: la llave  
  Risus paschalis  
  Ruinas en el océano  
  Rutas del Sahara  
  Shiva Lingam  
  Sucio dinero  
  Tassili  
  Tiempo Celeste  
  Terrorismo  
Vimanas

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 

El Calendario Maya

por Victòria Barceló y Qués
Semilla Solar Amarilla

Somos libres,
pero nos falta información.

El sueño va sobre el tiempo flotando como un velero,
Nadie puede abrir semillas en el corazón del sueño...

Sobre la misma columna abrazados sueño y tiempo,
Cruza el gemido del niño la lengua rota del viejo.

El tiempo va sobre el sueño hundido hasta los cabellos,
Ayer y mañana comen oscuras flores de duelo.

Y si el sueño finge muros en la llanura del tiempo,
el tiempo le hace creer que nace en aquel momento.

Federico García Lorca


Imagina que para medir una mesa usamos un metro que tiene centímetros de 10 y 11 mm, y que un centímetro es de 8 mm la mayor parte del tiempo excepto una vez cada 4 años que tiene 9. La verdad es que si decimos: ” la mesa del comedor mide 83 cm” no estaremos hablando con mucha precisión. Esto es lo que sucede con nuestro calendario.

Breve repaso de la historia: actualmente usamos el Calendario Gregoriano que heredamos de los romanos. La raíz de la palabra calendario es calendas que es el nombre que los romanos daban a los impuestos que cobraban cada mes. Inicialmente este calendario tenía 10 meses, por eso septiembre, octubre, noviembre y diciembre conservan en sus nombres la raíz de los números, 7, 8, 9 y 10. Y esto provoca las confusiones que tod@s conocemos a la hora de anotar numéricamente los meses. Como Julio Cesar quería cobrar más impuestos se inventó un mes (el de julio, cómo no) cogiendo días de otros meses. César Augusto vio que era una buena idea e hizo lo mismo: fue el primero en hacer el agosto, y no lo pensaron mal los hombres porque los colocaron en verano que es precisamente la época de la cosecha.

La función de una herramienta de medida debería ser la precisión o ser reflejo de la realidad; no sucede así con el Calendario Gregoriano, pero existen numerosas culturas que han usado calendarios lunares que son mucho más precisos. Resulta que cada año se producen 13 ciclos lunares de 28 días lo cual nos da un total de 364 días, casi casi el total de días de la órbita terrestre alrededor del sol. La cultura Maya añadió ese día para cuadrar la órbita terrestre y llamó a este día Día Fuera del Tiempo, porque es un puente entre un año y el siguiente, y no pertenece a ninguno de los dos; y tampoco pertenece a ninguna luna ni a ninguna semana. Hablando de semanas, cabría preguntarse por qué esta manía de dividir los meses en semanas de 7 días? Estos ciclos de 7 días son cuartas partes de un ciclo lunar, nada que ver con estos meses tan raros de 30 días que no tienen relación con ningún ciclo natural. Es curioso que precisamente el Vaticano rechazó la propuesta del Calendario Maya argumentando que Dios creó la semana, o acaso creó el mundo en una semana y no aceptó la posibilidad de un día que no perteneciera a una semana, sin observar lo mal que encajan las semanas dentro de los meses del Calendario Gregoriano. Además que también está el tema del número 13 que, curiosamente, es el que se considera de mala suerte, tal vez haya que achacarlo a los intereses patriarcales de arrebatar el poder a la mujer, real y simbólico, que al ir en consonancia con los ciclos lunares...

Hace más de 1500 años los mayas calcularon la duración de la órbita terrestre alrededor del sol con un error de apenas 17 minutos. Los Maestros del Tiempo previeron eclipses y otros fenómenos astronómicos con una precisión asombrosa (para nosotros que creemos ser la culminación de la evolución humana, ja ja ja!) Tanto es así que existen varias teorías: a) los extraterrestres les ayudaron, b) ellos mismos eran extraterrestres, c) canalizaron la información directamente desde “la fuente”..., no se sabe, pero hay que decir que los mayas no conocían la rueda, pero también es cierto que en la selva no tiene mucha utilidad.

El Día Fuera del Tiempo (26 de julio) coincide con la ascensión de Sirio. El Calendario Egipcio y el Guanche empiezan el año es mismo día. Curiosamente son tres culturas que también han construido pirámides.

(A modo de curiosidad: la tribu Dogón que habita en Mali desde hace cientos de años y migró allí desde Egipto, celebra cada 64 años un ritual para celebrar el día que en que la estrella desde la que aseguran que vinieron sus antepasados está más cerca de la tierra. En este siglo y con nuestros modernos telescopios, se ha descubierto que Sirio es en realidad una estrella doble. Cada 64 años Sirio B, está en el punto más cercano a la tierra, justo cuando los Dogón realizan su ritual).

El calendario Maya no sólo es más preciso a la hora de medir el tiempo sino que nos dice que el tiempo es algo más que una medida entre el antes y el después, que puede traducirse en medición del espacio, de órbitas y rotaciones. Más allá de eso el tiempo es una frecuencia, es energía y un gran misterio. Radial y simultáneo, una ilusión a la vez convincente y desconcertante.

Y al penetrar el velo de la realidad, entramos en la magia...
¡¿Pero qué dice esta muxaxaaaa?! Digo que viviendo con un calendario erróneo no somos conscientes de los ritmos del Universo y por eso se nos escapan tantas cosas que parecen magia porque son poco frecuentes pero que muestran el potencial del Universo. Estoy hablando de las sincronicidades, de los “deja vú”, los sueños premonitorios, la telepatía... que son manifestaciones de la energía que nos envuelve y nos sorprende cuando el flujo temporal parece invertir su trayecto llegándonos una información antes que un acontecimiento se produzca o captamos simultáneamente lo que ocurre en otro lugar. Porque los seres humanos tenemos este potencial como la vista o el oído y justo ahora, porque es adecuado en el proceso del Universo se nos ofrece la oportunidad de desarrollar estas facultades, porque esto se va a acelerar mucho y las vamos a necesitar, pero no adelantemos acontecimientos. Resulta que fluir con los ciclos naturales día/noche, lunaciones... estimula este potencial y nos conecta con esa realidad que está más allá de lo que podemos ver en el mundo de los sentidos ordinarios. Y resulta una herramienta muy práctica para atraer a nuestras vidas aquello que deseamos o necesitamos, ahorrar en teléfono y , en definitiva, que se manifieste más felicidad en nuestras vidas. Y eso no sólo es importante para cada un@ de nosotr@s como indivídu@ sino que es un aporte de bienestar para el resto de la especie porque los seres humanos estamos conectados como especie y cuanta más alegría entra en la red más fácil es producir alegría así que vamos por ahí!

Los milagros no se producen en contradicción con las leyes de la naturaleza, sino sólo en contradicción con lo que sabemos de la naturaleza.
San Agustín

Vamos por partes: la dura realidad, y digo dura porque nos quedamos en el paradigma Newtoniano y aunque Einstein hizo el de la Relatividad después y que el de después se suele creer que tiene “más verdad”, pues resulta que apenas se ha difundido, entre otras cosas porque es difícil de entender y porque es amenazador para el orden establecido. Y sigo con lo de dura porque vivimos en una concepción del mundo materialista, de materia, de cuerpos físicos separados por aire inerte, pero cada vez quedan menos personas que no sepan porque les han dicho, o porque han leído, o porque han sentido, o porque han visto, que los seres humanos estamos rodeados de un campo energético. Nuestras células están hechas de moléculas, y las moléculas de átomos y las partículas subatómicas que las componen, según se está investigando recientemente, parece que no tienen base material, sino que son de energía muy compactada que al moverse a gran velocidad crean esta convincente ilusión de materia física. Y el campo energético que nos rodea es más intenso en la proximidad de nuestro cuerpo pero es una vibración sutil que afecta al aire o al agua o cualquier medio donde nos encontremos y está vibracionalmente conectado con todo. No existe la separación, no es posible. Y de esta manera los seres humanos nos atraemos mutuamente: maestr@s, aliad@s, enemig@s... Atraemos a quienes están en resonancia con nosotros. De esta manera la realidad no es tan dura: es porosa, flexible, maleable y, sobretodo, modificable. Y la magia es modificar la realidad según nuestra voluntad, ser co-creadores de nuestra vida usando la energía, la intención, la intuición, la certeza, la confianza... nos damos cuenta que la magia es real y que da forma a la experiencia en la realidad física. Hay que empezar el trabajo despacio: primero coleccionar sincronicidades que nos van conectando con la certeza de la existencia y funcionamiento de la red y luego empezar a jugar; pero hay que conectarse con los ciclos: conocerlos, vivenciarlos, sentirlos... para fluir en armonía con ellos recibiendo lo que es apropiado en cada momento y adquirir discernimiento sobre qué es apropiado pedir, pero ese tema da para mucho... Y aceptar que no siempre es apropiado obtener los deseos de nuestro ego.


En el proceso del Universo todo es perfecto (pero a mí me gusta más cuando además lo parece).

Los cuerpos celestes del macrocosmos son como las partículas subatómicas. Las gravitaciones entre sus órbitas producen en los sistemas solares, galaxias y todo el universo movimientos similares a la inhalación y la exhalación. Esto mueve corrientes de energía consciente, transmite cíclicamente una información. ¿De qué nos habla el universo? Nos habla de cómo evolucionar repitiéndonos una y otra vez la historia de la creación del pasado al futuro: Del vientre del Dragón nació la materia del Universo, el Viento sopló sobre la materia y la animó comunicándole el espíritu; todo esto quedó flotando en el orbe de la Noche, en su infinita abundancia. La noche se comprimió y todo su potencial quedó latente en una Semilla de consciencia. La fuerza vital representada por la Serpiente hizo germinar la semilla. Con la vida apareció la oportunidad de transformación que es la muerte encarnada por el Enlazador de Mundos. Para lidiar con la muerte llegó la Mano, que sana, y así apareció la Estrella que portaba la belleza y el arte sirvió para purificar los sentimientos: la Luna. Y el fluir de las emociones permitió que apareciera el amor incondicional representado por la lealtad del Perro, y el amor trajo la magia, el juego, la ilusión: el Mono. Y después del mono, claro, llegó el Humano que conectado con el espíritu puede ejercer el libre albedrío. Entonces se convierte en un Caminante del Cielo, un buscador de respuestas que se convierte en un Mago que es capaz de crear y reconocer aquello que anhela y levantar el vuelo, como un Águila y consigue el poder de la visión. Entonces ya es un Guerrero que cuestionando con intrepidez evoluciona de acuerdo con el plan de la Tierra. Navegando en la sincronicidad se conoce a sí mismo reflejado en el Espejo del orden infinito y autogenerando su propia energía como Tormenta, así conecta con la alegría de vivir que proviene del Sol y desde la confianza que da la alegría vuelve a producir el nacimiento y el Dragón hembra, la Gran Madre del Universo, vuelve a dar a luz.

Estos son los 20 sellos solares que están tallados en la tumba de Pakal Votán, el avatar que trajo esta información a los Mayas. Que estos sellos sean 20 es debido a que además de los 9 planetas que conocemos del Sistema Solar, los Mayas contaban con Maldek, un cinturón de asteroides que orbita entre Marte y Júpiter y que antaño fue un planeta.
Cada planeta está relacionado con 2 sellos, uno corresponde a la inspiración galáctica y el otro a la espiración.

Los 20 sellos se combinan con 13 tonos que están relacionados con los ciclos lunares y de los cuales, el primero, magnético, es el que atrae, unifica y marca el propósito. El segundo, lunar, polariza para estabilizar y es el tono del desafío. En tercer lugar, el tono eléctrico, activa, vincula y es el tono del servicio. El cuarto, autoexistente, mide, define y es el tono de la forma. El quinto tono es el entonado o armónico, confiere poder y es el tono del esplendor. El sexto tono, rítmico, organiza y equilibra, es el de la igualdad. El séptimo, resonante, canaliza y armoniza, es el tono de la sintonización. El octavo, galáctico, armoniza y modela: es el tono de la integridad. El tono solar es el noveno, pulsa y realiza con intención. En décimo lugar, el planetario, es el tono de la manifestación que produce y perfecciona. El undécimo es el espectral (espejo y espectro) que disuelve y divulga, es el tono de la liberación. El tono cristal, en doceavo lugar, de dedica a universalizar y es el tono de la cooperación. El treceavo tono, cósmico, perdura y es el tono de la presencia que trasciende el ciclo.

Todos los sellos se relacionan con todos los tonos produciendo una matriz de 260 combinaciones llamadas kin (día). Esta matriz se llama Tzolkin que significa el telar del tiempo. Es una rueda de energía que gira dentro del año solar avanzando cada día un sello y un tono. El número 260 es un fractal del ciclo cósmico de la órbita del sistema solar alrededor del centro de la galaxia (26.000 años). También se aproxima mucho al tiempo de gestación del ser humano que son 10 lunas, así pues 280 días. Nuestro ADN tiene 20 aminoácidos básicos, tenemos 20 dedos y trece articulaciones principales y trece ciclos menstruales cada año. Asimismo, para comentar otras relaciones entre la medida humana y la tierra el ciclo de nuestra respiración es de 18 inhalaciones y exhalaciones por minuto lo que es el mismo ritmo medio de las olas del mar. También la proporción de agua en nuestro cuerpo 75-80% es la misma que la superficie cubierta por el mar en el planeta.

Cuando los seres humanos nacemos nuestro campo energético está en blanco y el kin del día queda sellado en éste como una impronta. No es nuestra esencia más profunda, pero tiene que ver con lo que venimos a hacer y con las herramientas de que disponemos para hacerlo. Conocer esta información nos reconecta con nuestra misión vital, que tan fácilmente olvidamos por la presión de la sociedad. Este recordatorio a menudo nos ayuda a reconocernos y aceptarnos y a integrar conflictos internos. A menudo descubrimos que el kin de nuestro nacimiento, también llamado Kin Destino coincide con cosas que anhelamos y amamos y, acaso, añoramos porque nos hemos alejado de ellas sin darnos cuenta. El conocimiento de esta información puede tener carácter terapéutico porque como dice Brbara Ann Brenan la principal causa de la enfermedad radica en el olvido de quienes somos.

Ayer, día en que empecé a escribir este articulo el Kin era:

Guerrero Eléctrico Amarillo
Activo con el fin de cuestionar,
Vinculando la intrepidez,
Sello la salida de la inteligencia con el tono eléctrico del servicio.
Me guía el poder del Fuego Universal.

Estos pequeños poemas se construyen todos los días par fusionar los poderes del tono con los del arquetipo. Más allá de su apariencia críptica la función de éstos es sugerir e inspirar. No pueden y traducirse a significados concretos e inamovibles porque precisamente las palabras que los componen tienen un significado amplio o varias acepciones y cada un@ de nosotr@s tiene que dejarlos resonar, paladearlos para extraer aquello que vibra con un@ mism@ o con un día. Se trata más que de predecir, de reconocer(nos), armonizar(nos), emocionar(nos) y dejarnos seducir por la belleza de la Leyenda del Tiempo. La palabra leyenda viene de leer y se trata de leer las frecuencias energéticas del tiempo. Dicen que la actual frecuencia 12:60 de tiempo es un tiempo que se convierte en dinero, un calendario hecho para adquirir poder económico, armonizarse con la frecuencia 13:20 convierte el tiempo en arte, es decir, el tiempo armónico modela la realidad de acuerdo a nuestros deseos, tenemos la posibilidad de adquirir maestría y esculpir nuestra vida en el modo que deseemos, siempre que ese deseo y el del Plan sean convergentes. No se trata de ser caprichos@s sino de aprender y reconocer que aunque no todas las experiencias son agradables de todas se puede extraer un aprendizaje. Y evolucionar.


Oráculo del Guerrero Eléctrico Amarillo: este guerrero está guiado por Sol que es la Iluminación que permite vivir con alegría. El guía es el anhelo que nos anima a avanzar en cierta dirección y de determinada manera. El aliado del Guerrero es la Noche, lo que ya es sugerente como imagen, pero además estamos hablando del Guerrero que en la mitología maya fue el primero que creó una candela para tener luz cuando no hubiera ni sol ni luna, así que la misma oscuridad es imprescindible para entender la necesidad de la luz. Y para los Mayas la noche representa la abundancia de sueños e intuiciones que son el combustible con que el Guerrero Espiritual alimenta su candela. Cuando ilumina cuestiona con inteligencia la oscuridad de la ignorancia, y en su afán de cuestionarlo todo cuestiona incluso la inteligencia como única posibilidad de conocimiento tarea en la cual la intuición le es de gran utilidad. Para vencerse a sí mismo el Guerrero debe trabajar la energía del Enlazador de Mundos que es el poder de la Muerte entendida como las oportunidades que encierran los cambios, y la muerte del ego. De este modo el Guerrero gana acceso a su poder oculto: la Serpiente que representa el instinto de supervivencia y el Poder de la Fuerza Vital que corresponde a la energía Kundalini. Esto es la energía sexual consciente y elevada. El cuerpo como templo de vitalidad y bienestar.


En la concepción maya el tiempo no es cíclico tal como lo han visto otras culturas, sino un espiral tridimensional, radial y simultáneo, así que no existe en la manera que estamos acostumbrad@s a concebirlo, pero es la única forma en que podemos percibirlo mientras estamos en el mundo físico. La simultaneidad del tiempo produce las sincronicidades, las anticipaciones. Mientras estamos en el mundo material el tiempo nos permite movernos para realizar nuestras evoluciones personales. Pero parece que el mundo tal como lo conocemos va a acabar, o ero dicen los Hopis, los Vedas, los Mayas y Kryon: se está acabando un ciclo y hay bastantes posibilidades de que la especie humana dé un salto evolutivo en masa. Eso ha sido predicho para el 22 de diciembre del año 2012, momento en que el sol entra en la Banda de Fotones que es una zona de energía lumínica de la Galaxia. Eso puede activar diez hebras de ADN latentes en el ser humano que permitirían un gran cambio de consciencia y el despertar de un gran potencial insospechado. Me inclino a pensar que Todo es Posible. Y para que todos esos cambios sucedan de la mejor manera posible es recomendable aprender a meditar para saber mantenernos en el centro de nosotr@s mism@s y mantenernos en el presente. Procurarnos bienestar en armonía con la Tierra y comunicarle que estamos con ella con actos reales y simbólicos realizando nuestra vida con la intención de mejorar el mundo. Os sugiero conseguir un Sincronario de 13 Lunas, empezar a seguir el Tzolkin y conocer el significado de los días. Podéis encontrar sincronarios en la página Tortuga.com. Si esta información despierta tu interés la vida te mandará maestros y maestras, y si no, este es sólo un camino, hay muchos otros y tenemos que seguir el que conecta mejor con nuestro carácter porque sin duda es será con el que perseveraremos. Salud, inspiración y alegría para tu vida, herman@!

Victòria Barceló y Qués
Semilla Solar Amarilla

Bibliografía:

ARGÜELLES, José: El Factor Maya. Ed. Círculo cuadrado

VELASCO PIÑA, Antonio: Regina. Ed. Círculo cuadrado

MARQUIER, Anie: El Poder de Elegir. Ed. Luciérnaga

CARROL, Lee: Kryon, los Tiempos Finales. Ed Obelisco

BRENAN, Barbara Ann: Manos que Curan. Ed. Martín Roca

KUBLER ROSS, Elisabeth: La Rueda de la Vida. Ed. Luciérnaga

www.tortuga.com

 

 
 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB