absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

ARTE > FORMULACIÓN

Alex Grey
  Adolfo Schlosser  
  Andy Goldsworthy  
  Android Jones  
  Arte de Ganesha  
  Arte precolombino  
  Bandera de la Paz  
  Cantos Yoik  
  Cantares  
  Carey Thomson  
  Carlos Armiño  
  Clancy Cavnar  
  Claire Morgan  
  David Mateu  
  Dhira Lawrence  
  Ernst Fuchs  
  Escher  
  Estudio Portable  
  Formulación  
  Fred Weidmann  
  Ganesha Art  
  Gilbert Williams  
  Hamlet  
  Helena Nelson-Reed  
  Hundertwasser  
  Jacek Yerka  
  Jake Kotze  
  Janosh  
  Jarah Tree  
  Johfra  
  Joma Sipe  
  Jos de Mey  
  Kris Davidson  
  Krishna Art  
  Lima de Freitas  
  Luke Brown  
  MANDALAS de Absolum  
  Marc Ryden  
  Mark Henson  
  MARS1  
  Martina Hoffmann  
  Maurits Cornelis Escher  
  Nikol  
  Nikolai Roerich  
  Octavio Ocampo  
  Onironáutica  
  Oscar Reutersvärd  
  Pablo Amaringo  
  Paul Delvaux  
  Prerafaelitas  
  Remedios Varo  
  Roger Smith  
  Ron Mueck  
  Tatiana Plakhova  
Vicente Meavilla Segui

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 


Webs de consulta:

arnostern.com

  dirayaexpresion.es


Artículo original:

gara.net

Formulación

Arno stern

La técnica de pintura de Arno Stern busca la libre expresión del individuo sin juzgar si pinta bien o mal ya que se trata de que se exprese libremente. Sin juicio, ya no hay presión y con la Técnica Arno Stern se crean ambientes para compartir creando.

Cuando tenía 22 años, Arno Stern (Kassel, 1924) comenzó a dar clases en un orfanato donde residían muchos de los niños afectados por la guerra. Allí, inició la invención de lo que iba a convertirse en una técnica mundialmente conocida: La Formulación. Stern imparte clases ahora en un estudio parisino a personas de diferentes edades, y se encarga de desencadenar un proceso que les ayuda a expresar sus necesidades sobre un folio en blanco y, al mismo tiempo, en autodescubrirse. Todo ello lo lleva a cabo en el Closlieu, un espacio libre de influencias exteriores.

La Formulación no es un proyecto, es una realidad. Hace sesenta años que existe. Lo creé hace sesenta años y es mi invento, y funciona desde entonces. Acojo a personas de todas las edades. Desde los cinco a los cincuenta años, pero a muchos más, también a gente más joven y con más edad, que acuden al Closlieu una vez a la semana para asistir al juego de pintar.

No hay técnicas. El Closlieu son cuatro paredes, y en medio existe un instrumento que se llama la mesa paleta. Entramos con las manos vacías, cada uno coge su hoja, la lleva hacia la pared, donde se fija con chinchetas, y la persona se dirige a la mesa para coger un pincel y empieza a pintar, entre los demás, porque cada uno hace lo mismo. Cuando acabamos nos vamos. Dura una hora y media y nadie se lleva a casa lo que ha hecho. Esto es un principio básico, para que nunca haya una mirada crítica sobre el trazo. Si el niño llevara su dibujo, lo enseñaría a otros y sería sometido a la mirada de los demás, y crearía obras con los demás, con esa idea de que los demás reciben algo y lo aprecian, lo que esto crearía una dependencia, mientras que en el Closlieu cada uno traza por su propio placer.

Nunca hay un receptor. En estas condiciones nace un trazo con unas cualidades especiales, que lo distinguen del arte. Opongo el juego de pintar con el arte de pintar. El arte de pintar pertenece a los artistas, mientras que el juego de pintar pertenece a todos los demás. No requiere una facultad particular, no hace falta ser dotado. El artista es un ser dotado, pero la persona que acude al Closlieu no necesita un don, sino necesita expresar una necesidad. Cada uno tiene en sí esa necesidad y la capacidad de expresarlo. Basta con poner las dos cosas juntas; la necesidad y la capacidad de expresión. Es lo que ocurre en el juego de pintar.

El arte funciona según las leyes de la estética que son diferentes de las leyes de la Formulación. La Formulación está estructurada según sus propias leyes y sus propios componentes que no tienen nada que ver con el otro sistema. Es un código universal que no excluye a nadie.

Ningún dibujo tiene valor comunicativo. El objetivo no es la comunicación. El arte es comunicación. Una obra de arte contiene un mensaje. El artista crea una obra y la dota con un mensaje y desea que su obra sea acogida, porque se dirige hacia los demás. En la Formulación no hay comunicación, no hay ningún mensaje. La persona que utiliza la Formulación no quiere dejar ningún mensaje, no quiere comunicarse mediante el trazo.

El Closlieu es un lugar donde no cabe competencia entre los miembros de la clase. Sin embargo, en la vida real vivimos dentro de una rivalidad continua.

La sociedad de consumo donde vivimos debería llamarse sociedad de competitividad. Todo está basado en la rivalidad, desde la educación en los niños hasta el final de la vida. El principio de nuestra sociedad es eliminar al más débil y ocupar su sitio. Es lo que ocurre en la educación de los niños. Desde las guarderías los niños más pequeños están educados bajo este principio de rivalidad. Este principio no existe en el Closlieu. Allí acuden gentes diferentes que son incomparables y cada uno puede descubrise cómo es verdaderamente. Cada uno se afirma tal y como es verdaderamente, pero sin dañar a los demás, sino entre los demás. Es una doble experiencia la que pueden tener las personas que acuden al Closlieu; la experiencia de uno mismo y la experiencia de la relación con los demás, una relación en armonía.

Afirmarse quiere decir no tener la obligación de parecer, como es el caso de la vida cotidiana. Aquí cada uno es como es realmente, porque no recibe ningún juicio. El juicio no existe en el Closlieu. A cada uno se le acepta tal y como es. Es una cosa importante. Otro tema es que la Formulación nace en el Closlieu y que es, por lo tanto, la consecuencia de las condiciones del Closlieu. Es una manifestación original que permite expresar lo que no podríamos expresar de otra manera y permite la autorrealizacion de uno mismo.

Jamás digo lo que tienen que hacer. He leído libros que fueron escritos entre los años 1880 y 1920 de autores que hablaban del dibujo libre entre los niños y los niños pintaban según un tema que les ofrecían los adultos. Hay gente que sigue pensando que el niño sigue siendo libre incluso cuando le imponen un tema, por eso no me extraña que me hagas esa pregunta. En el Closlieu no se le prescribe absolutamente nada al niño.

No hay nada que interpretar. Si partimos de la base que no hay ningún mensaje en la Formulación no puede haber ni un receptor ni una interpretacion.

No se puede crear ese lugar en casa. Puede que el niño dibuje en casa, y está muy bien, pero no se puede comparar con el juego de pintar que se da en el Closlieu. Pero es muy importante que los padres conozcan la Formulación para no imponer cosas a los niños y no ponerles dificultades y para no creerse lo que se dice en los libros sobre dibujos de niños, que al fin y al cabo los interpretan.

Yo no diría que son países desfavorecidos, sino económicamente diferentes. He conocido poblaciones no escolarizadas en el marco de mi investigacion sobre la Formulación. He querido saber si en una sociedad que es diferente a la nuestra el trazo es distinto, diferente. Pero es exactamente igual, y es lo que me permite afirmar que la Formulación es un código universal, independientemente de la cultura. Es importante saberlo.

No, acuden solamente para jugar. No conozco a personas particulares. No conozco, por ejemplo, a personas con algún tipo de discapacidad. Para mí son nociones que no existen. Cada persona es capaz.

No, no es un refugio. No es como un monasterio al que nos retiraríamos de la vida. Es un lugar de regeneración. Acudimos allí para jugar durante hora y media, cada semana, y sabemos que volveremos siempre, si fuera posible durante toda la vida, pero al menos durante un año.

«El Closlieu no es un refugio, es un lugar para la regeneración»

Mi función es animar al niño a que lo haga, facilitar el trazo. Yo no soy ni el intermediario ni el receptor, soy el que desencadena ese proceso. Se dice muchas veces que cuando una persona pierde la memoria, o sufre de demencia senil, es como volviera a su infancia. No sé si ha pensado aplicar la Formulación con personas que están en esa situación.

 
 
 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB