absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

CIENCIA > PANSPERMIA

ADN y las palabras
  ADN y la emociones  
  Agua, un líquido singular  
  Asperatus, la nueva nube  
  Ayham Doyuk  
  Biología numérica  
  Biología de la creencia  
  Cambio tecnológico  
  Campo akásico  
  Campo mórfico  
  Carbón y el Diluvio  
  Carta científico libre  
  Células y biofotones  
  Cimática  
  Creación humana  
  Darwin, las ideas...  
  Darwinismo y sociedad  
  Eclipse y sus efectos  
  Efecto Casimir  
  Elementos monoatómicos  
  Energía Libre  
  Energía Motriz y Neumát.  
  Energía Punto Cero  
  Engaño del evolucionismo  
  Espiral  
  Explosiones solares  
  Física del aplauso  
  Física Hiperdimensional  
  Física Hiperdimensional 2  
  Fotosíntesis cuántica  
  Fotosíntesis Humana  
  Genoma Humano  
  Giga Selenita  
  Giordano Bruno  
  Gran Colisionador de...  
  Gran Colisionador 2  
  Grieta campo magnético  
  Halos Polonio  
  Hexágono Saturno.  
  Hipótesis Némesis  
  Matemáticas extrañas  
  Matemáticas vorticiales  
  Materia Oscura  
  Máxima actividad solar  
  Nube interestelar  
  Octava cósmica  
  Orgón  
  Origen lenguaje  
  Origen petróleo  
  Panespermia  
  Péndulo de Foucault  
  Pensamiento Holográfico  
  Percepción extrasensorial  
  Principio Antrópico  
  Principio Antrópico 2  
  Proporciones Universo  
  Qué sabemos?  
  Rayos Gamma y la vida  
  Razón Áurea  
  Realidad  
  Ritmos circadianos  
  Sincronicidad  
  Supernova  
  Tecnorealismo  
  Teoría Sintérgica  
  Teoría Sintérgica 2  
  TOE de Garrett Lisi  
  TOE de Garrett Lisi 2  
  Tierra y Polos  
  Ojo de Venus  
  Universo Eléctrico  
  Virus en la evolución  
Vivimos en un holograma

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo

Artículo relacionado:

Partículas fantasma


Panspermia

En los años 70 se encontraron evidencias de la existencia de moléculas orgánicas en el polvo interestelar. Hasta ese momento los astrónomos pensaban que la materia orgánica no podría mantenerse en el espacio. Ahora se sabe que el polvo interestelar y cometario es orgánico en una proporción bastante alta, ya que se han encontrado polímeros aromáticos muy complejos y polímeros del carbono.
Actualmente hay argumentos que apoyan la idea de que la vida procede del exterior. La principal fuerza de este argumento es que los microorganismos, como las bacterias o sus esporas, son increíblemente resistentes a los procesos de destrucción que se dan en el espacio, pueden sobrevivir al frío más intenso, a casi 0 º Kelvin. Sin embargo, hay argumentos críticos contra la Panspermia, como el que contempla que la radiación mataría cualquier microorganismo. De todas formas, la situación que se da en la Tierra (y en cualquier laboratorio terrestre) es distinta a la que se da en el espacio. Se ha encontrado en una mina de sal de Nuevo México (Estados Unidos) una bacteria que tiene del orden de 250 millones de años, este organismo estuvo expuesto a la radioactividad natural del fondo de radiación de la Tierra durante un período de tiempo enorme, pero aún así se la pudo reactivar. Este hallazgo apoya la teoría de la Panspermia.
Hace 25 años nadie se planteaba que la Panspermia pudiera ser cierta, pero actualmente esta más aceptada y hay más científicos que trabajan en esa línea. Lo que es á sucediendo ahora es similar a lo que sucedió en tiempos de Galileo, cuando se cambió la posición de la Tierra, sacándola del centro físico del Universo, y lo que estamos viendo ahora es la reubicación de la Tierra del centro biológico del Universo: no somos el centro de la vida.
La vida de la que es amos hablando se basa en el carbono, y es suficientemente complicada, intrincada y maravillosa. Podríamos pensar en una vida basada en el silicio, que es similar al carbono y puede tener muchos compuestos, aunque podemos pensar que el carbono puede formar más enzimas, catalizadores, etc. Hace 65 millones de años, toda la vida de la Tierra estaba basada únicamente en el carbono y, de repente, después de la extinción de los dinosaurios, aparecieron un tipo de algas diatómeicas con silicio, aunque el carbono seguía es ando en los sistemas principales como el ADN, pero tenían estructuras que dependían de polímeros del silicio. Sabemos que es a extinción está conectada a la llegada de un gran cometa y, probablemente, con el cometa llegó esta nueva vida. Parece, por tanto, que los cometas tendrían una relación directa con la vida en la Tierra, y pueden ser contenedores y transportadores de vida.
Los proyectos dirigidos a la búsqueda de vida en otros planetas están en primera línea de actualidad. No parece ilógico pensar que es probable que otros planetas y satélites del Sistema Solar, puedan haber sido colonizados por microorganismos. Es probable que en cualquier lugar en el que la vida pueda sobrevivir, habrá vida como mínimo microbiana.


 
 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB