absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

CIENCIA > LOS ELEMENTOS MONOATÓMICOS

ADN y las palabras
  ADN y la emociones  
  Agua, un líquido singular  
  Asperatus, la nueva nube  
  Ayham Doyuk  
  Biología numérica  
  Biología de la creencia  
  Cambio tecnológico  
  Campo akásico  
  Campo mórfico  
  Carbón y el Diluvio  
  Carta científico libre  
  Células y biofotones  
  Cimática  
  Creación humana  
  Darwin, las ideas...  
  Darwinismo y sociedad  
  Eclipse y sus efectos  
  Efecto Casimir  
  Elementos monoatómicos  
  Energía Libre  
  Energía Motriz y Neumát.  
  Energía Punto Cero  
  Engaño del evolucionismo  
  Espiral  
  Explosiones solares  
  Física del aplauso  
  Física Hiperdimensional  
  Física Hiperdimensional 2  
  Fotosíntesis cuántica  
  Fotosíntesis Humana  
  Genoma Humano  
  Giga Selenita  
  Giordano Bruno  
  Gran Colisionador de...  
  Gran Colisionador 2  
  Grieta campo magnético  
  Halos Polonio  
  Hexágono Saturno.  
  Hipótesis Némesis  
  Matemáticas extrañas  
  Matemáticas vorticiales  
  Materia Oscura  
  Máxima actividad solar  
  Nube interestelar  
  Octava cósmica  
  Orgón  
  Origen lenguaje  
  Origen petróleo  
  Panespermia  
  Péndulo de Foucault  
  Pensamiento Holográfico  
  Percepción extrasensorial  
  Principio Antrópico  
  Principio Antrópico 2  
  Proporciones Universo  
  Qué sabemos?  
  Rayos Gamma y la vida  
  Razón Áurea  
  Realidad  
  Ritmos circadianos  
  Sincronicidad  
  Supernova  
  Tecnorealismo  
  Teoría Sintérgica  
  Teoría Sintérgica 2  
  TOE de Garrett Lisi  
  TOE de Garrett Lisi 2  
  Tierra y Polos  
  Ojo de Venus  
  Universo Eléctrico  
  Virus en la evolución  
Vivimos en un holograma

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo
Links relacionados:
Oro Blanco (Ormus)

Visitas ahora:


.

Los elementos monoatómicos

La Ciencia clásica nos enseña que hay tres estados en la materia: sólido, líquido y gaseoso (y lo último: plasma, BEC´s (Bose-Einstein condensates) y cristales líquidos ). Algunos sólidos cristalizan en forma de estructura con celdillas, llamados metales. Lo que la ciencia clásica no enseña, es que hay otro estado de la materia llamado “monoatómico”. Estos materiales monoatómicos tienen propiedades cerámicas.

Los Físicos Nucleares descubrieron en 1989, que los átomos de algunos elementos existían en microscópicos racimos. Estos, son grupos minúsculos de entre doscientos a varios cientos de átomos. Si tenemos menos átomos que el anterior número crítico, dichos átomos se desagregarán en átomos monoatómicos con unas propiedades cerámicas. La mayoría de elementos de transición del grupo de los metales preciosos (véase el centro de la tabla periódica), muestran un estado monoatómico. Los elementos monoatómicos, no están sujetos a su posición por electrones compartidos con los núcleos más cercanos; como en la clásica estructura de celdillas. El número crítico de átomos para el Rodio es 9 y para el Oro es 2.

El significado de esto es que si tenemos 2 o más átomos de Oro en una estructura de racimo, tendrá características metálicas. De igual manera, si tenemos 9 o menos átomos de Rodio en una estructura de racimo, ésta se desagregará espontáneamente para convertirse en un grupo monoatómico de átomos. Usted se puede preguntar el porqué se mantiene un estado de equilibrio hasta cierto nivel de deformación y a continuación, pasa a otro estado distinto. Esta es la pregunta que se hacen los físicos nucleares.

Se ha observado que los electrones de valencia de los elementos monoatómicos, no están disponibles para las reacciones químicas. Esto quiere decir que estos elementos, son químicamente inertes y tienen muchas de las propiedades físicas de los materiales cerámicos. Debido a que los electrones de valencia no están disponibles, no es posible usar las técnicas analíticas normales para identificar los elementos monoatómicos.

Después de leer por encima la documentación, un observador comentó que había algo que no era del todo cierto. El dijo: “ Aquí hay una especie de sombra química que aún trabaja con los elementos monoatómicos”. Hudson habla de lo mismo en los cambios de color que ocurren en estos elementos al igual que en su forma metálica. Para entendernos mejor, se podría pensar que aún se producen reacciones químicas pero en una tasa mucho más pequeña. En otras palabras, un proceso químico que se produce en pocos días con la química de los metales, puede tardar meses o años usando esta sombra química . Por motivos de consistencia, llamaremos a esto sombra química o alquímia.

Lo que este observador apuntó, puede ser verdad pero no explica el mecanismo físico que trabaja aquí. ¿Están disponibles o no las valencias en caso de reacción química, de estos elementos monoatómicos?

Estamos hablando de descubrimientos muy recientes con plena repercusión para la comunidad científica, que aún no ha encontrado una explicación satisfactoria. Por eso no podemos encontrar textos sobre el tema.

En general, un elemento metálico es físicamente estable y también un buen conductor relativamente, tanto para el calor como para la electricidad, o sea químicamente activo (oxidación y corrosión). Por el contrario, los átomos monoatómicos del mismo elemento se comportan como elementos cerámicos, que generalmente son pobres conductores del calor y la electricidad, siendo químicamente inertes. Además, según Hudson, sus elementos monoatómicos exhiben características de superconductores a temperatura ambiente.

Científicos rusos del Instituto de Minerología, Geobiología y Cristalografía de Minerales Raros en Kiev, hacen referencia explícita en sus textos, a que las estructuras atómicas de racimo son metales en la Naturaleza y esos mismos átomos en estado monoatómico pasan a ser cerámicos. Sin embargo, el Dr. Kogan no dice que todo lo que Hudson explica sea científicamente válido. Podría ser interesante, si se pudiera obtener una teoría o crítica al trabajo de Hudson desde este Instituto.

Se ha observado la existencia de monoatómicos en todos los elementos del centro de la tabla periódica. Estos elementos son los que tienen “medio-llenas” las bandas de valencia. Ya que los elementos monoatómicos no están apoyados en rígidas estructuras de racimos, sus características físicas difieren bastante de los que están alojados en racimos. De este modo, es la estructura que forman los átomos la que define las características físicas del elemento, y no sólo el número de neutrones y protones de su núcleo como antes se creía. Si no tenemos una estructura en racimo, no tenemos un metal; sin embargo los átomos son los mismos en los dos estados de la materia.

Esto implica que en el universo existe un estado oculto de la materia, totalmente nuevo. Este nuevo estado está formado por los elementos monoatómicos, los cuales eran desconocidos en esta nueva fase de la materia. Estos elementos han permanecido ocultos tanto tiempo, porque son inertes e indetectables para las técnicas analíticas normales.


 
 
2005-2014   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB