absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

CIENCIA > LOS RAYOS GAMMA Y LA VIDA

ADN y las palabras
  ADN y la emociones  
  Agua, un líquido singular  
  Asperatus, la nueva nube  
  Ayham Doyuk  
  Biología numérica  
  Biología de la creencia  
  Cambio tecnológico  
  Campo akásico  
  Campo mórfico  
  Carbón y el Diluvio  
  Carta científico libre  
  Células y biofotones  
  Cimática  
  Creación humana  
  Darwin, las ideas...  
  Darwinismo y sociedad  
  Eclipse y sus efectos  
  Efecto Casimir  
  Elementos monoatómicos  
  Energía Libre  
  Energía Motriz y Neumát.  
  Energía Punto Cero  
  Engaño del evolucionismo  
  Espiral  
  Explosiones solares  
  Física del aplauso  
  Física Hiperdimensional  
  Física Hiperdimensional 2  
  Fotosíntesis cuántica  
  Fotosíntesis Humana  
  Genoma Humano  
  Giga Selenita  
  Giordano Bruno  
  Gran Colisionador de...  
  Gran Colisionador 2  
  Grieta campo magnético  
  Halos Polonio  
  Hexágono Saturno.  
  Hipótesis Némesis  
  Matemáticas extrañas  
  Matemáticas vorticiales  
  Materia Oscura  
  Máxima actividad solar  
  Nube interestelar  
  Octava cósmica  
  Orgón  
  Origen lenguaje  
  Origen petróleo  
  Panespermia  
  Péndulo de Foucault  
  Pensamiento Holográfico  
  Percepción extrasensorial  
  Principio Antrópico  
  Principio Antrópico 2  
  Proporciones Universo  
  Qué sabemos?  
  Rayos Gamma y la vida  
  Razón Áurea  
  Realidad  
  Ritmos circadianos  
  Sincronicidad  
  Supernova  
  Tecnorealismo  
  Teoría Sintérgica  
  Teoría Sintérgica 2  
  TOE de Garrett Lisi  
  TOE de Garrett Lisi 2  
  Tierra y Polos  
  Ojo de Venus  
  Universo Eléctrico  
  Virus en la evolución  
Vivimos en un holograma


Artíiculo original :

starviewer

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo


Los Rayos gamma son esenciales para el origen de la vida en el Universo

por starviewer

Diversos estudios recientes, destacan la importancia de los Rayos Gamma en el estudio del origen de la vida en la Tierra. Sin la radiación gamma procedente de las tormentas solares y de otros eventos estelares, la vida en la Tierra no hubiera podido existir.

De todos los estudios detallamos el realizado por Krill Zybin del Instituto PN Lebedev en Moscú, que ya sugirió en 2002 que la ionización atmosférica producida por los rayos cósmicos juega un papel fundamental en el origen y desarrollo evolutivo de la vida en la Tierra. Los estudios de Zybin han sido verificados por ulteriores observaciones realizadas por el Instituto Lebedev , a través del Tien-Shan Mountain Cosmic Ray Station, en diversos proyectos dirigidos por Gurevich y otros investigadores.

El fenómeno de la variación de series históricas de los Rayos gamma y por tanto de las tormentas solares y otras fuentes de radiación cósmica diferentes del Sol, tales como las Supernovas, reviste un especial interés en la explicación del origen de la vida en la Tierra. Los modelos actuales de simulación y análisis siguen las pautas fijadas por los experimentos iniciados por Stanley Miller y Harold Urey en los que la mezcla de determinadas sustancias químicas tales como el agua, metano, amonio, etc… constituyen una denominada “sopa” prebiótica, que en contacto con la radiación gamma puede constituir el origen de los aminoácidos y de determinados “bloques básicos de vida” como la formación del ARN e incluso del ADN a nivel molecular.

En la misma línea las variaciones en la intensidad de las tormentas solares y en la composición de la radiación electromagnética altamente ionizante, Erlykin y Wolfendale en 2001, exponen que los grandes cambios evolutivos en la tierra han sido coincidentes con la variación en la intensidad de los rayos cósmicos y la proximidad de supernovas, así como otros eventos estelares, por lo que la vida y los Rayos Gamma están íntimamente relacionados.

La figura siguiente muestra cómo los procesos evolutivos de la vida coinciden con momentos de alta densidad de radiación gamma procedente de eventos cósmicos. Tanto en el origen como en su posterior evolución existe la anterior relación causa-efecto.

Posteriores estudios determinarán las claves de la relación causal entre rayos gamma y vida en el planeta, pero para la comunidad científica actual, ya hace tiempo que quedó clara la relación denominada Ionogenomática , es decir, la relación entre las bases moleculares de la vida, el ADN y la ionización de los rayos gamma.

Naturalmente, un exceso constante de radiación gamma es perjudicial para la vida, como también lo es un déficit de esta radiación. La ionosfera se encarga de regular los procesos rectores de distribución de la radiación cósmica en la superficie, de manera que esa regulación sea benigna para la vida en el planeta. De no ser así, la vida ya se habría extinguido hace millones de años en el planeta, o tal vez no hubiera nunca llegado a originarse.

Bibliografía complementaria:

1.-A D Erlykin and A W Wolfendale 2001 J. Phys. G. 27 959.

2.-J D Haigh 1996 Science 272 981.

3.-E P Ney 1959 Nature 183 451.

4.-T Sloan and A W Wolfendale 2008 Env. Res. Lett. 3 024001.

5.-H Svensmark 2007 Astron. & Geophys. 48 1.18.

6.-M Voiculescu, I G Usoskin and K Mursala 2006 Geophys. Res. Lett. 33 L21802.

 

 

 
 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB