absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

CIENCIA > EL OJO GIGANTE DE VENUS

ADN y las palabras
  ADN y la emociones  
  Agua, un líquido singular  
  Asperatus, la nueva nube  
  Ayham Doyuk  
  Biología numérica  
  Biología de la creencia  
  Cambio tecnológico  
  Campo akásico  
  Campo mórfico  
  Carbón y el Diluvio  
  Carta científico libre  
  Células y biofotones  
  Cimática  
  Creación humana  
  Darwin, las ideas...  
  Darwinismo y sociedad  
  Eclipse y sus efectos  
  Efecto Casimir  
  Elementos monoatómicos  
  Energía Libre  
  Energía Motriz y Neumát.  
  Energía Punto Cero  
  Engaño del evolucionismo  
  Espiral  
  Explosiones solares  
  Física del aplauso  
  Física Hiperdimensional  
  Física Hiperdimensional 2  
  Fotosíntesis cuántica  
  Fotosíntesis Humana  
  Genoma Humano  
  Giga Selenita  
  Giordano Bruno  
  Gran Colisionador de...  
  Gran Colisionador 2  
  Grieta campo magnético  
  Halos Polonio  
  Hexágono Saturno.  
  Hipótesis Némesis  
  Matemáticas extrañas  
  Matemáticas vorticiales  
  Materia Oscura  
  Máxima actividad solar  
  Nube interestelar  
  Octava cósmica  
  Orgón  
  Origen lenguaje  
  Origen petróleo  
  Panespermia  
  Péndulo de Foucault  
  Pensamiento Holográfico  
  Percepción extrasensorial  
  Principio Antrópico  
  Principio Antrópico 2  
  Proporciones Universo  
  Qué sabemos?  
  Rayos Gamma y la vida  
  Razón Áurea  
  Realidad  
  Ritmos circadianos  
  Sincronicidad  
  Supernova  
  Tecnorealismo  
  Teoría Sintérgica  
  Teoría Sintérgica 2  
  TOE de Garrett Lisi  
  TOE de Garrett Lisi 2  
  Tierra y Polos  
  Ojo de Venus  
  Universo Eléctrico  
  Virus en la evolución  
Vivimos en un holograma

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo



Noticia:

Hot Discovery: Dark Vortex on Venus

 


 

El ojo gigante de Venus se muestra cambiante

Jeremy Hsu


Polo sur de Venus capturado por VIRTIS el 12 de abril de 2006 en el Venus Express

Un “ojo de huracán” cambia de forma sin descanso en cuestión de días en el polo sur de Venus, de acuerdo con observaciones de la nave Venus Express.

El núcleo del gigantesco vórtice brilla con fuerza en el infrarrojo térmico, lo que sugiere que gases atmosféricos turbulentos están siendo aspirados y calentando la región.

“En pocas palabras, el enorme vórtice es similar a lo que verías en tu bañera una vez que has quitado el tapón”, dijo Giuseppe Piccioni, científico de Venus Express en Roma, Italia.

El estudio de este fenómeno apareció por primera vez en el ejemplar de noviembre de 2007 de la revista Nature. Los científicos publicaron nuevas imágenes de la tormenta esta semana.

El vórtice de 2000 kilómetros de ancho puede desplazarse en 24 horas de la forma de un ojo a la de un reloj de arena, y otras veces parecer oval. Toda la estructura recuerda al ojo de un huracán en cambio rápido visto desde la Tierra, con algunas diferencias.

“La principal diferencia es que el vórtice venusiano está invertido con respecto a los huracanes de la Tierra, lo que significa que el flujo del aire del huracán es abajo-arriba [el aire entra en el huracán por al parte de abajo de la tormenta y sube] mientras que en el venusiano es de arriba a abajo”, dijo Piccioni a SPACE.com.

El vórtice de Venus también difiere de los huracanes de la Tierra debido a su monstruosa escala planetaria, y que probablemente es permanente, de acuerdo con Piccioni.

Aún es un misterio cómo se formó inicialmente el vórtice. Los gases atmosféricos fluyen dinámicamente en distintas direcciones y a distintas altitudes.

“Una explicación es que los gases atmosféricos calentados por el Sol en el ecuador, se elevan y se mueven hacia el polo”, dijo Colin Wilson, científico de Venus Express en la Universidad de Oxford, Gran Bretaña. “En las regiones polares, convergen y se hunden de nuevo. Cuando los gases se mueven hacia los polos, son rechazados hacia los lados debido a la rotación del planeta”.

Los científicos han observado durante mucho tiempo las excéntricas características del clima de Venus. El “ojo del huracán” fue descubierto en 1974 por la nave Mariner 10. Una estructura similar existe en el polo norte del planeta, observada por la misión Pioneer Venus en 1979.


 
 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB