absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

ECOLOGÍA > MRF

Agricultura natural
  AlGore sentenciado  
  Arado de oro  
  Biocentrismo  
  Biosensibilidad Ambiental  
  Biopirarería  
  Boomerang Monsanto  
  Cabaña lavvo  
  Cambio ahora  
  Carta desde el futuro  
  Carta de Seattle  
  Chakras de la Tierra  
  Conferencia Mollison  
  La cuestión de género  
  Decrecimiento  
  Desaparecen abejas  
  Domos  
  Ecoaldeas urb y rur  
  Ecosofía  
  Ecohabitat  
  Energías engañosas  
  Enfriamiento global  
  Enlaces  
  Espíritu de la Tierra  
  Ensayos trangénicos 2010  
  Fukuoka  
  Filro de agua de banana  
  Geobiología  
  Geografía Sagrada  
  Geoingeniería  
  El hombre que plantó...  
  Lámparas bajo consumo  
  Lavvo  
  Los idealistas nosotros  
  El insecto asesino  
  Insectos y radiaciones  
  Maíz transgénico  
  Miedo al Clima  
  Monsanto no funciona  
  Movimiento Ambientalista  
  Okupación Rural  
  Presunto Calentamiento  
  Rayos cósmicos y clima  
  Resonancia Schumann  
  Ruido submarino  
  Sarayaku  
  Sexta extinción  
  Simplemente agua  
  Superadobe  
  Sustancias peligrosas  
  La sexta extinción  
  Tecnología EM  
  Teoría Gaia  
Viktor Schauberger

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 

MRF

Las Maderas Rameales Fragmentadas

Las Maderas Rameales Fragmentadas (también se pueden encontrar en la literatura en español bajo el nombre de Astillas Verdes) permiten cultivar sintrabajar el suelo, sin abonos, y sin riego (o muy poco). Usando ramas recién picadas y esparcidas rápidamente al suelo, una pedofauna y una pedoflora muy diversas van a instalarse y a reproducir los mismos mecanismos que en un bosque, el cual es autosuficiente. Las maderas rameales fragmentadas (MRF) actúan como agradantes (enoposición a degradantes). Tienen la capacidad de empezar el proceso depedogénesis. La pedogénesis es la creación de suelo. Es el proceso dinámicode creación del humus.Hay que entender que las MRF no son un abono, más bien son todo locontrario de lo que es un compost. La idea es crear un suelo de bosque: enrealidad el proceso de compostaje nunca se realiza de manera espontánea enun bosque. El procesamiento de la materia orgánica en un bosque se hace deuna forma totalmente distinta. En un compost son las bacterias las que jueganel papel más importante (proceso de mineralización), por el contrario, en elbosque, como en las MRF, son los hongos los que juegan el papel másimportante (proceso de humificación). En un bosque, la materia orgánica no sepone en pilas y el suelo del bosque no sube a temperaturas de 80 grados comopuede ocurrir en una pila de compost. Más bien, la mayoría de los que utilizanMRF hablan de desperdicio de energía, si ponen a compostar las MRF. Sinembargo, a algunos que utilizan MRF les gusta hacer un pre-compostaje de lasMRF a baja temperatura (40 grados) y por un periodo corto de 3 meses, con elfin de inocular microorganismos y de acelerar el proceso en el primer año.

Un poco de historia

Las maderas rameales fragmentadas (MRF), como técnica agronómica, nacióhace unos 30 años en Québec (región francófona de Canadá).En los años 70, el Québec enfrentó una crisis social, económica, y ambiental.El viceministro de la agricultura y del bosque, Edgar Guay, buscabaalternativas. Un poco por casualidad y un poco por intuición, decidió hacer pruebas con desechos de la industria silvícola.

En julio de 1978, se hace una prueba con desechos de madera de árboleshojosos, en una finca que produce cereal y que tiene carencia de materiaorgánica. Se puso la madera fragmentada como cobertura del suelo. En unmes el suelo se oscureció y el cereal se desarrolló normalmente. La vida volvióal suelo y se formaron agregados, el suelo se estructuró y se suavizó. Aprincipios de septiembre los análisis notaron un suelo recuperado, que pasó deun pH ácido hasta uno casi neutro, y sobre todo una proporción de materiaorgánica que había pasado ¡del 3% al 6%! Además, sin que hubiera caído niuna sola gota de lluvia de junio hasta septiembre.En 1979, dos nuevas pruebas dieron como resultado cosechas fabulosas enfresas y en papas. Se lanzan entonces investigaciones y en 1982 Guay y unprofesor de la Universidad de Laval, Gilles Lemieux, crean un grupo deinvestigación.El gobierno canadiense puso una patente sobre el procedimiento, pero Guayexigió que la patente fuera utilizable por todos, gratuitamente y sin distinción.Hoy, esta patente ya ha vencido.Durante los años que siguieron, Lemieux multiplicó las pruebas bajo todo tipode clima (Québec, República Dominicana, Senegal, Costa de Marfil, Ucrania),pero por falta de recursos muchas pruebas no llegaron hasta el final. Sinembargo, siempre los resultados obtenidos fueron: cosechas más abundantes,de mejor calidad, economía de agua. En Senegal las MRF resolvieron elproblema de nemátodos en los tomatales, en una región donde esta plaga esun problema muy serio.Podríamos pensar que las investigaciones iban a multiplicarse, pero fue alcontrario lo que ocurrió. Lemieux nunca logró convencer a la FAO, al BancoMundial, al IFOAM (Fundación Internacional de Movimientos de AgriculturaOrgánica), para colectar los fondos necesarios. Más bien, la mayoría de loscientíficos se burlaron de las MRF, y la investigación no se mantuvo enQuébec.Ahora Lemieux está pensionado y el grupo de investigación ya no está activo.Pero las MRF llegaron a ser conocidas (Bélgica, Francia, Alemania,Madagascar…), y ahora se divulgan más que todo de forma popular (sinembargo, algunos agrónomos están investigándolas sobre todo en Bélgica y enFrancia).

¿Cómo funciona?

Con el tiempo las investigaciones han afinado la técnica de las MRF. El términoMRF, Maderas Rameales Fragmentadas, designa ramas picadas o trituradas(fragmentadas) en pedacitos de unos 2 o 3 centímetros de largo. Hay queextenderlas directamente en el campo sin almacenarlas (para evitar queempiece un proceso de compostaje), Integrar esa cobertura a los 5 – 10primeros centímetros del suelo. Luego, dejar que se desarrollen los hongos sintocar más el suelo.Las ramas que se usan proceden de ramitas de un diámetro inferior a 7cm., deárboles hojosos (angiospermas) (los árboles resinosos (gimnospermas) puedenser tolerados en mezcla hasta 20%). Se recomienda utilizar, cuando es posible,mezclas de varias especies de árboles hojosos (no una sola especie), eincluso, cuando esto es posible, se recomienda utilizar especies de árbolesclimácicos. Los árboles climácicos son las especies que llegan naturalmente deúltimo en el ciclo del bosque (los que se encuentran en los bosques primarios,pero obviamente ¡eso no significa ir a cortar árboles en los últimos bosquesprimarios!). Las especies climácicas son interesantes, sobre todo por sus altasconcentraciones en taninos. Sin embargo, no hay que focalizarse en este puntoporque la técnica funciona muy bien con casi todo tipo de árboles hojosos. Loque si se recomienda evitar, son algunos árboles como los eucaliptos, por tener compuestos nocivos para la pedofauna y los demás vegetales.Las ramas (o árboles muy jóvenes) que se usan como MRF son las partes másricas en elementos del árbol. Allí se encuentran 75% de los minerales, de losaminoácidos, de las proteínas y de los catalizadores.No se recomienda utilizar (o en muy pocas proporciones) ramas muertassecas, porque ellas van a tener tendencia a chupar el agua del suelo en vez demantenerlo húmedo. Además, las ramas muertas están empobrecidas ennutrimentos.Por extensión, el término MRF designa también los métodos culturalesagrícolas innovadores, que por la introducción del material fragmentado en lacapa superficial del suelo, crean un suelo tipo bosque. Las MRF favorecen lapedogénesis, el proceso que crea el humus.

Su utilización se considera como esencial en agricultura orgánica, enagricultura de conservación y en la lucha contra la desertificación de los suelos.Esta técnica es utilizable para todas formas de cultivo: huertas familiares,hortelanos, agricultura, plantación de barreras vivas, silvicultura, arboricultura,reforestación, etc.¡Ojo! Ningún tipo de palma y ningún tipo de bambú (monocotiledones) debenser utilizados en esta técnica, pues por ser árboles que no tienen el mismo tipode lignina no tendrían los resultados esperados.

Las Maderas Rameales contienen ligninas, celulosas y hemicelulosas,numerosas proteínas, todos los aminoácidos, casi todos los tipos de azúcares yalmidones, y polisacáridos intermediarios. Contienen también numerosossistemas enzimáticos, de hormonas, y sobre todo de polifenoles, aceitesesenciales, terpenos, taninos y otros..., asociados, en diferentes grados, atodos los nutrimentos necesarios a la síntesis y a la regulación de la vida. Entre todos estos productos, muchos son muy frágiles como las enzimas, losaminoácidos, y varios tipos de proteínas. Otros productos van a ser fuentesenergéticas inmediatas como las celulosas y las hemicelulosas, seguidas por los azúcares.Queda la lignina, molécula tridimensional, una de las máscomplicadas que la naturaleza ha edificado, que va a ser una fuente energéticaimportante, pero de difícil acceso, porque esta energía está contenida en ciclosaromáticos que pocos seres vivos están en capacidad de degradar. Entreestos, contamos con protozoarios y bacterias, pero los más importantes son loshongos del grupo de los basidiomicetes.Los basidiomicetes (Basidiomycota) constituyen una división de los Hongos,caracterizada por esporas formadas en la extremidad de célulasespecializadas, los basidos. Estos hongos necesitan aire y humedad parasobrevivir. No pueden sobrevivir en un suelo desnudo (sin cobertura o mulch),ni tampoco en profundidad.

Importancia

Los leñosos crean más humus y de mejor calidad que las herbaceas. Estedescubrimiento hecho en Québec es la fuente de un cambio completo deparadigma en las ciencias del suelo y en la agricultura.La pareja lignina/micelio es el punto de partida de una sucesión de ciclosinteractivos ligando pedofauna, pedoflora y minerales. Esta « cadena trófica »es la pedogénesis de los suelos forestales.En un bosque, los micelios despolimerizan la lignina de las raíces y radicelasque mueren. El micelio es un conjunto de filamentos, más o menos ramificados,formando la parte vegetativa de un hongo. Se encuentra en el suelo. La lignina(madera joven) de las ramas terminales es idéntica a las de las radicelas.Fragmentándola, favorecemos dos cosas, primero la multiplicación de losmicelios y segundo el manejo de los cultivos (es muy incómodo trabajar sitenemos ramas enteras en el suelo).La degradación de la lignina de las MRF permite que la temperatura quedeestable y con un promedio aceptable, que el PH se mantenga neutro, y que lahumedad sea constante. No se ocupa ni regar ni fertilizar más. Además, elhecho de que el suelo tenga una cobertura ayuda a luchar contra la erosión delmismo.El mejoramiento de la estructura de un suelo se logra con la presencia de losbasidiomicetes. Estos son los principales microorganismos capaces de digerir la lignina de la madera, reciclando y ayudando a los vegetales a absorber yasimilar el agua y las sustancias nutritivas en formación, en el suelo. Ellos sonel punto de partida de la cadena trófica, junto con las bacterias, y seguidos por los insectos. Generadores de antibióticos naturales, los basidiomicetesprotegen los cultivos de parásitos y enfermedades. Además, tienen unainfluencia importante en la conservación y la distribución del aguabiológicamente activa.

Estimulación de los organismos del suelo.

Con esta técnica, las poblaciones de hongos serán las más estimuladas,seguidas por numerosos organismos de la pedofauna, comomicroartrópodos y lombrices.A partir de la estimulación de los hongos, se va a iniciar una red trófica. Sehabla de red trófica, en vez de cadena alimenticia, con el fin de ilustrar mejor la complejidad de las interacciones entre los diferentes habitantesdel ecosistema.En un suelo donde los hongos son estimulados, sus depredadores van adesarrollarse en las mismas proporciones (colemboles y ácarosfungívoros). Esos artrópodos van a ser comidos por otros animalescarnívoros (arañas, ácaros carnívoros, insectos, etc.). Además, esosmicroartrópodos, junto con otros animales del suelo como las cochinillas,las escolopendras o lombrices, van a participar a la trituración de lospedazos de madera, permitiendo un mejor ataque de los hongosbasidiomicetes.Otro aspecto interesante de estos artrópodos fungívoros reside en susexcreciones fecales: éstas se encuentran invadidas por una densidad muyfuerte de bacterias, que van a mineralizarlas y llevar así, nitrógeno alsuelo, de la misma manera que cuando llevamos boñiga. La grandiferencia reside en que, en este caso, la “boñiga” de colemboles y ácaroses procesada en el suelo y por el suelo mismo, y no por una lecheríavecina.Las bacterias van a ser comidas por protozoarios, los cuales a su vez, seráncomidos ellos mismos, entre otros por las lombrices.Posteriormente, las lombrices van a ser presas de todo tipo de depredadores,entre los cuales se encuentran numerosos auxiliares de cultivos. Al encontrarseestas lombrices de manera permanente, durante todo el año, los depredadoresestarán entonces, listos en cualquier momento, en el caso de un ataque deplagas.En general, bastan algunos meses para devolverle la vida a un suelo y¡multiplicar la pedofauna por 500!

Aumenta la taza de materia orgánica (agradación).

El aumento del porcentaje de humus parece ser el mayor interés de estatécnica. Las MRF permiten el incremento del humus de 1% en menos de 10años, en comparación, podemos decir que se necesitan 50 años para obtener un resultado similar usando compost, y 80 años con boñiga.

Mejora la estructura del suelo, sin labranza.

Las primeras consecuencias visibles de las estimulaciones biológica ybioquímica, conciernen la estructura del suelo. Si el suelo se encuentra muycompactado al principio, pronto se descompacta. Los agregados del suelo songeneralmente más grandes y más estables. La presencia de lombrices permite,por sus redes de galerías, mejorar la aeración del suelo. De esta forma, losorganismos del suelo son quienes se encargan de la labranza del suelo.

Efecto antierosivo.

La estructura de un suelo con MRF permite una mejor circulación del aire y delagua. El suelo está entonces, más oxigenado y se facilita la infiltración delagua, lo que implica una reducción de las arroyadas, y por ello, de la erosión.Por otra parte, las MRF en cobertura del suelo, tienen un efecto antierosivoimportante.

Disminución del carbono en la atmósfera.

La técnica de MRF participa en la fijación del CO2 en el suelo. Se estima que25 000 metros cúbicos de MRF retienen 20 000 toneladas de CO2, y que, por el contrario, si esta cantidad de MRF fuera quemada, eso implicaría unaliberación en la atmósfera, de 62 000 toneladas de CO2.Este carbono es fijado por la fauna del suelo y por la transformación de lalignina. Señalemos que la labranza (el trabajo de suelo) libera también carbonoen la atmósfera, estimulando la mineralización del humus, y que las MRF noocupan labranza (trabajar el suelo).

Grandes reservas de agua sin necesidad de regar (o muy poco).

En la finca hortelana de uno de los pioneros franceses de las MRF, JackyDupety, no hubo ningún riego durante el verano 2005 en una región con muypoca precipitación en esa temporada.
Las investigaciones en África hablan de una reducción del riego del 50%. Unainvestigación en Burkina Faso logró dividir por 16 el volumen de riego en laseras con MRF, en comparación con las eras testigo.

Se mejoran las reservas en agua del suelo al reestructurarse el mismo. Laactividad biológica, y más que todo, la actividad de los hongos, permite unaregulación de la humedad, entonces el suelo nunca está seco ni saturado. Estefactor es el que permite el efecto más espectacular de las MRF: la resistenciade los cultivos a periodos de sequía. En caso de lluvias abundantes, las MRFtambién son favorables, porque el suelo nunca está saturado, debido a laestructura aireada que facilita fuertes infiltraciones de agua.

Existen varias explicaciones sobre este fenómeno de regulación del agua:

-La madera tiene la capacidad de mantener en sus fibras una parte delagua del suelo y de restituirla poco a poco, cuando el suelo se reseca.

-Cuando se pone las MRF como cobertura, obviamente actúan comoprotectoras físicas del suelo, limitando la evaporación.

-El humus, creado por la transformación de esa madera, actúa como unaesponja que puede contener hasta 20 veces su propio peso en agua.

-Los hongos micorrizianos son conocidos por ayudar al anfitrión vegetal atener más resistencia a las sequías.

-La vida del suelo, y más que todo, los hongos, tienen la capacidad deregularizar el contenido en agua del suelo y de distribuirla sólo por canales biológicos. Para el profesor Lemieux, esta vida biológica tendríauna importancia fundamental en los procesos iniciados por las MRF.

-La fauna genera líquidos (cadáveres, excreciones, orines, transpiración,etc.)

 

Aunque aún faltan explicaciones científicas, los resultados nos demuestranque, aunque pegue un sol fuerte, los cultivos no se marchitan.Se debe precisar que la limitación del riego incrementa la calidad gustativa y lacalidad biológica de los productos, evita el lixiviado de los nutrimentos solublesdel suelo, y permite sembrar de nuevo en terrenos abandonados por causa desequía prolongada, o en terrenos con dificultad de abastecimiento en agua. No hay que olvidar que el problema del agua es uno de los problemas másimportantes de hoy y mañana, junto con la degradación cada vez mayor de lossuelos.

Modificación del pH (pues llevan mucho calcio) y mejor conductividad y asimilaciones químicas.

La química del suelo se ve también modificada por las MRF. Con la cantidad decalcio que llevan las MRF, la acidez se corrige. El pH tiende hacia laneutralidad. Algunos nutrimentos resultan más asimilables, como fueobservado en algunos estudios (Francia, Ucrania). Esto se observó tambiénpara la asimilación del magnesio y del manganeso.

Plantas más fuertes y sanas, cosechas de mejor calidad.

Algunas investigaciones demuestran mejor calidad de las cosechas conuna mejor tasa de proteínas y una mejor tasa de materia seca (loque implica mejor conservación).
Se da también una mejor resistencia a las heladas y una aumentación delperiodo vegetativo (Québec).
A su vez, la duración de vida puede alargarse (Québec). El sistema radicalde las plantas esta más desarrollado (Ucrania y Québec).
Las propiedades organolépticas (olor y sabor) y nutricionales de loscultivos se ven mejoradas de manera muy significativa.
Control de plagas, menos parásitos o patógenos (nemátodos,hongos, pulgones, etc.) sin tratamientos.

Las investigaciones (LAVAL-QUEBEC-LEMIEUX), permitieron destacar lapresencia de antibióticos usados por las plantas, generados por la pedofauna.Se revela, en esas investigaciones, la ausencia de algunas enfermedades ydepredaciones existentes en las eras-testigo, así como la escasez de otrosataques de plagas.

Además, cuando vemos los resultados de una investigación realizada enUcrania, durante 16 meses, en la cual se reporta que las muestras de suelo delas eras con MRF llevaban 172 especies de hongos, podemos imaginar que,con tanta diversidad, se opera un control biológico natural.

Esto con mayor razón, cuando el estudio revela la presencia de varios hongospatógenos, que se encuentran también junto a hongos como Trichodermakoningii, Trichoderma viride, Trichoderma harzianum 402, Cladosporiumherbarum, Cladosporium macrocarpum, entre otros (todos conocidos por susefectos benéficos en el control biológico de patógenos). Así, Ya no nos parecetan sorprendente que los cultivos con MRF sean menos susceptibles al ataquede plagas.

Mejor control de “malezas” sin herbicidas ni labranza.

Las observaciones al respeto son a veces contradictorias. Pero aunque enalgunos casos den resultados espectaculares en cuanto al control demalezas, no todos los resultados indican un mejor control. Sin embargo,después de que el suelo se reestructura, las hierbas son más fáciles dearrancar manualmente.

Incremento de los rendimientos, efecto en la productividad (entre200 y 1000% más).

Hay un incremento en cantidad como en calidad, en todos los cultivosinvestigados y en todas partes del mundo (los rendimientos mas fuertes, 500%hasta 1000% en relación con la era-testigo, siendo en zonas tropicales). Loscanadienses obtienen entre 200% y 300% en los cultivos de fresas. Lasinvestigaciones, sobre todo en Ucrania (1996-97), en el centeno, indicanincrementos significativos del número de granos (+45%), del peso de ellos, dela materia seca (+17,5%), del nitrógeno, etc. En República Dominicana laproductividad es de + 18% en un cultivo de maíz en relación con el maíz de laera testigo. En Bélgica hubo una productividad de +72% sobre un cultivo dealfalfa.

Pero de manera general, hay que entender que este incremento de laproductividad refleja la resolución de un problema de fondo, como el control dealgún parásito, y no un efecto directo sobre el desarrollo de los cultivos.

Menos trabajo

No hay labranza del suelo, una mucho menor necesidad de desherbar y deregar, así como la eliminación casi total de los tratamientos para controlar plagas.

Permite preservar el medioambiente

El nitrógeno, al ser fijado por los hongos, no se lava del suelo. También permitefijar el carbono en el suelo.

Estimulación de la regeneración forestal.

Las MRF permiten una mejor germinación de las semillas de árboles,acelerando la regeneración.Por otro lado, las MRF previenen los incendios forestales que pueden ocurrir después de un corte de árboles.

Utilización de residuos forestales,valorización de lo que esconsiderado muchas veces como un desecho.
Los residuos de trabajos forestales o de poda, hasta ahora sin interés, a vecesmolestos, muchas veces quemados, depositados en basureros; se conviertenen materia prima de gran interés.Esta búsqueda de materia primaria para las MRF, va de la mano con el interéscada vez mayor por las barreras vivas, su potencial biológico, su necesidadpara proteger del viento, de la erosión, preservar el agua y la biodiversidad.

Las MRF se aplican a todas las zonas del mundo.

El árbol funciona de la misma manera bajo todas las latitudes. En todos los casos el árbol restituye sus ramas y sus hojas al suelo para mantener la fertilidad del medio. Este es un proceso universal de reciclaje interno. Aunque la metodología tenga variaciones, la técnica es reproducible en todo el planeta.

Ventajas sociales, económicas y humanas (autosuficiencia).

Las MRF permiten disminuir los insumos externos (agua, abonos, tratamientos,etc.) y por tanto, aumentar la ganancia sobre los productos.Los productores tienen reconocimientos por producir de manera sana, sinimpacto sobre el medioambiente.Además, esta nueva técnica es simple, evidente, y gratuita, lo que permite suacceso a las poblaciones marginales y pobres que son muchas veces, las másafectadas por las condiciones ambientales en el mundo.

Nuevas perspectivas científicas y agronómicas.

El interés cada vez más grande por la agricultura local, natural y de bajosinsumos, la posibilidad de investigaciones sobre recuperación de suelosy sobre los antibióticos naturales, etc., son otras aplicaciones posiblesde las MRF.Las MRF nos plantean aún, un gran número de interrogantes, sin embargo,algunas pistas han sido abiertas en cuanto a los principios fundamentales delciclo de la vida. Las MRF son un campo de investigación abierto donde casitodo está por descubrir.Las cifras y los resultados presentados, no serían tan creíbles si no fueranafirmados y confirmados por 30 años de investigaciones (Universidad de Laval-Quebec, Pr.Lemieux), (Cta Wallonia-Bélgica, Benoit Noel).

Inconvenientes:Abastecimiento y fragmentación.

Uno de los problemas más importantes de las MRF es el abastecimiento enmateria prima. ¿Dónde conseguir las ramas? A veces no están disponibleen la finca o en el terreno, sobre todo cuando se trata de huertasfamiliares con poco terreno. Además, puede ser difícil el tener acceso auna máquina para fragmentar las ramas. Si se tiene que comprar talmáquina o alquilarla, incluyendo el combustible que gasta, esto puedegenerar costos elevados.Una opción es recuperar las ramas de poda de los árboles de calles públicas,de los parques, o de los vecinos. Quizás, con suerte, se encuentrenempresas que fragmenten el material para que ocupe menos campo enlos camiones. Y como todavía no se sabe que estas ramas valen oro, lagente está muy dispuesta a regalarlas, felices de deshacerse de esos“desechos incómodos”.


Sin embargo, aunque la fragmentación es ideal, pues facilita el ataque delhongo y el manejo de los cultivos, está técnica se puede hacer sinfragmentación. En países o zonas como en África, en la India o enRepública Dominicana, los productores tienen otros métodos. En vez defragmentar las ramas, hacen haces (rollitos) de ramitas (cortando lasramas con un machete) y las colocan en los costados de las eras y entrelas líneas de cultivos. El proceso de degradación de la lignina va a ser más lento y las ramas pueden incomodar un poquito el manejo de cultivos(en realidad ni tanto), pero los resultados van a ser los mismos, aunquetomen más tiempo.

Calidad de las MRF.

Como se trata de material vivo, que tiene que estar fresco, se deben tomar algunas precauciones y su utilización tiene que ser rápida. Por otra parte,si el material fragmentado es recuperado de una empresa de poda,muchas veces estará mezclado con hierbas, troncos, coníferas, basura…lo que afecta su calidad.Hay que averiguar también cuándo fue cortado o fragmentado el material, si noha sido almacenado en pilas por mucho tiempo, etc.
Compactación del suelo cuando se usa maquinaria para esparcirlas.
El uso repetido de maquinaria pesada puede generar una compactación delsuelo, lo que puede generar a su vez, una degradación de aquel.Debemos vigilar entonces, las condiciones de intervención; por ejemplo,el terreno tendría que estar bien seco.

Hambre de nitrógeno (de 1 a 3 meses).

En cuanto al cultivo es muy importante saber que, en los primeros meses,vamos a tener una deficiencia de nitrógeno en el suelo.Se habla de hambre de nitrógeno, esto para ilustrar la necesidad de nitrógenoque tiene la materia orgánica en descomposición. En realidad, paracaricaturizar, podríamos decir que las moléculas carbonadas contenidas en lamateria orgánica no son muy asimilables tales y como son, para la microfaunadel suelo. Para lograr la degradación de las moléculas carbonadas de las MRFhasta convertirse en humus, la microfauna también utiliza el nitrógeno. Lamicrofauna acapara entonces el nitrógeno más fácil de obtener, eso es aquelpresente en el suelo, lo que implica que dicho nitrógeno no queda disponiblepara las plantas cultivadas. El hambre de nitrógeno puede ser combatido, enparte, con la incorporación de abonos (orgánicos o no). Es importante señalar que esta hambre de nitrógeno es temporal (de 1 a 3 meses). Una vez lamicrofauna establecida, el nitrógeno contenido en las MRF va a ser liberadopoco a poco en el suelo.

Por eso, no se recomienda sembrar cultivos que vayan a ocupar nitrógeno delsuelo durante esta fase de “hambre de nitrógeno”. De esta forma, vamos a privilegiar la siembra de abonos verdes (mostaza, alfalfa, etc.) o de fabaceae,que utilizan el nitrógeno del aire (frijol, vainica, gandul, cuba, etc.).Otra opción sería dejar que pase esta “hambre de nitrógeno” antes desembrar. Otras personas hacen un precompostaje de las MRF, teniendocuidado de que la temperatura no sobrepase los 40 grados. Se puede tambiénhacer un aporte de compost o lombricompost.Otra alternativa, consiste en aplicar extractos de plantas ricos en nitrógenoscomo los de ortiga (Urtica dioica) o los de consuelda (Symphitum officinalis), poniendo atención que la dosis de fertilizante corresponda a unkilo de nitrógeno por metro cúbico de MRF. No se recomienda el uso defertilizantes químicos.El desarrollo de los hongos estimula a su vez, el de sus principalesdepredadores: los microartrópodos fungivoros (collemboles y ácaros) que sonlos principales representantes de la mesofauna del suelo. Dicha depredaciónsólo ocurre cuando los hongos, y la madera que consumieron, son lo bastantericos en proteínas. Esta depredación estimula la actividad de los hongos sobrela lignina, activando el desarrollo de nuevo micelio. Además las excreciones deesos microartrópodos van a permitir el desarrollo de comunidades bacterianasque van a mineralizar el nitrógeno contenido en dichas excreciones. En estaetapa es en la cual se produce la liberación, muy progresiva, del nitrógenoacaparado anteriormente.

A veces una fauna no deseada (babosas, mamíferos, etc.)
La pedofauna que se desarrolla, atrae depredadores grandes que puedenperjudicar a los cultivos (armadillo, chancho de montes, etc.). Si estasdepredaciones ocurren, tendríamos que tomar medidas adecuadas paraproteger los cultivos (cercas, repelentes, etc.). Recordemos que esosanimales tienen un papel muy importante en la vida de los bosques, quela mayoría están en peligro y por eso no tenemos que cazarlos).Por otra parte, las MRF pueden crear un medio favorable a las babosas. Sinembargo, hay muchas soluciones para controlarlas (ver anexo).

Producción de las MRF

Entre más pequeño es el diámetro de la rama, mejor será el efecto en el suelo(no se deben usar ramas con diámetro superior a 7cm), pero más fuerte serátambién, el “hambre de nitrógeno”. Lo ideal es que las ramas seanfragmentadas durante el periodo de dormancia (descanso vegetativo) de losárboles, un poco antes de que la savia empiece a activarse de nuevo(febrero/marzo en zonas templadas del hemisferio norte, aunque algunosprefieren fragmentar al principio del invierno). En zonas tropicales serecomienda el final de la temporada seca como la época más efectiva. Sinembargo, muchos están de acuerdo en que el mejor momento para esparcir lasMRF es cuando las tenemos listas. (Las MRF son un campo de investigacionespermanente, a ustedes de hacer pruebas).

En zonas templadas se busca el periodo de dormancia porque la lignina enformacion esta mas facilente atacable por los hongos y las bacterias que lalignina adulta o madura. Esas ramas contienen una materia nitrogenadaindispensable al desarrollo de esas bacterias y hongos.

En zonas tropicales, se recomienda hacer la fragmentación al final de latemporada seca. Se recomienda echar también las hojas.

Nota: es unarecomendación ideal, pero obviamente el mejor momento para echar MRF enel campo es cuando podemos, o sea cuando tenemos la materia primadisponible, esto no va a perjudicar los resultados.Estas ramas pueden proceder de podas de sus árboles ornamentales, frutaleso maderables, o de la poda de las barreras vivas.Esas ramas y ramitas tienen que ser fragmentadas (en astillas de 2 o 3cm,puesto que más pequeñas, tendrían un efecto perjudicial, pues el material sepuede compactar) con una máquina trituradora, con el fin de facilitar el ataquede la lignina por los hongos, ya que la corteza de esas ramas las protegecontra los insectos y microorganismos, por un germen de cutícula. Lafragmentacion expone la madera al ataque de hongos y bacterias.

Se puede tambien fragmentar las ramas con machete. Algunas pruebas enÁfrica dieron buenos resultados. Sin embargo, esa técnica es más laboriosa,aunque se puede, en este caso, dejar pedazos más grandes en vez de astillas.Pero hay que recordar que entre más grandes sean los pedacitos, más difícilserá cultivar y más difícil (o más lento) va a ser el ataque de los hongos. Eneste caso, se pueden colocar haces de ramitas entre los surcos de cultivos.

Utilización
1. Esparcir cada 3 años (a veces menos, a veces más) una capa de 1 a3cm de MRF frescas (10cm en cobertura para árboles), lo quecorresponde a entre 150 y 200 metros cúbicos de MRF por hectárea. Serecomienda no usar más de 20% de coníferas.
2. Incorporar el material a los 5-15 primeros centímetros del suelo(dependiendo del tipo de suelo), el proceso tiene que ser aeróbico. Unaherramienta como la gancha se revela adecuada para el trabajo deincorporación.
3. Con la primera aplicación de MRF se puede efectuar un aporte denitrógeno, pero sólo el primer año (compost), con el fin de reducir elimpacto del « hambre de nitrógeno ». También se puede inocular unpoquito de hojarasca de bosque si el suelo está muy dañado.
4. Sembrar y no perturbar más el suelo.

Los años siguientes, se agrega una capita (1cm) encima de la anterior. La ideaes nunca dejar los hongos sin materia prima. Se puede agregar en todo elsuelo (en los pasillos también).

Con las MRF, podemos observar las tres capas características de un suelo vivoy fértil:

1. En la superficie, la capa de MRF de más o menos un centímetro.
2. La capa en descomposición, que está llena de filamentos blancos(los micelios de los hongos basidiomicetes).
3. El suelo está negro y tiene un olor muy agradable.

 

 

 

 


 
 
2005-2017   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB