absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

ECOLOGÍA > ENERGÍAS ENGAÑOSAS

Agricultura natural
  AlGore sentenciado  
  Arado de oro  
  Biocentrismo  
  Biosensibilidad Ambiental  
  Biopirarería  
  Boomerang Monsanto  
  Cabaña lavvo  
  Cambio ahora  
  Carta desde el futuro  
  Carta de Seattle  
  Chakras de la Tierra  
  Conferencia Mollison  
  La cuestión de género  
  Decrecimiento  
  Desaparecen abejas  
  Domos  
  Ecoaldeas urb y rur  
  Ecosofía  
  Ecohabitat  
  Energías engañosas  
  Enfriamiento global  
  Enlaces  
  Espíritu de la Tierra  
  Ensayos trangénicos 2010  
  Fukuoka  
  Filro de agua de banana  
  Geobiología  
  Geografía Sagrada  
  Geoingeniería  
  El hombre que plantó...  
  Lámparas bajo consumo  
  Lavvo  
  Los idealistas nosotros  
  El insecto asesino  
  Insectos y radiaciones  
  Maíz transgénico  
  Miedo al Clima  
  Monsanto no funciona  
  Movimiento Ambientalista  
  Okupación Rural  
  Presunto Calentamiento  
  Rayos cósmicos y clima  
  Resonancia Schumann  
  Ruido submarino  
  Sarayaku  
  Sexta extinción  
  Simplemente agua  
  Superadobe  
  Sustancias peligrosas  
  La sexta extinción  
  Tecnología EM  
  Teoría Gaia  
Viktor Schauberger

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 


Artículo extraido íntegro de:

lailuminacion.com

Energías engañosas

El hombre adquirió la “enfermedad de la energía”: se apega a ella como el ebrio se apega al vino. Depende de la energía en su totalidad, la consume vorazmente sin compasión por el medio ambiente, presiente que se le va a agotar y trata de engañarse infantilmente con todo el que le prometa solucionar su problema mostrándole pajaritos de oro.

No existe página Web que se respete que no anuncie sustitutos de la energía del petróleo, no importa de donde provengan. Las millonarias visitas comprueban la aparición de esa enfermedad cuyo síntoma es esa sed inextinguible de energía que se esta grabando hasta en nuestros genes.

¿Por qué aparecen tantos sustitutos del petróleo sin que ninguno logre frenar su consumo que aumenta cada día más y más? La respuesta es porque ninguna de las energías alternativas, ni todas juntas, van a poder reemplazar el petróleo. Ningún experto mundial niega el hecho de que el crudo se acaba para siempre en este siglo, lo que discuten es la fecha.

Hablaremos de las energías lógicas como el hidrogeno, las algas, eólica, atómica, solar, biodiesel y de las energías ridículas como propuestas por ilusos especialmente para que las mastiquen los tontos.

LA ENERGÍA ES LO DE MENOS

Primero hablarnos de la crisis petrolera y después de la crisis energética: son dos cosas totalmente diferentes y que la mayoría de personas confunde.

El petróleo, el crudo u oro negro, para su formación la Naturaleza requirió millones de años y el resultado fue un liquido espeso que permitía la más variada combinación de estructuras químicas que dieron como resultado todos los materiales sintéticos que utiliza la industria y el comercio, en los cuales se fundamenta la economía del mundo actual:

Nos volvimos no 99 sino 100% dependientes DE LOS DERIVADOS del petróleo más que de su energía:

Cepillos de dientes, pitillos, vasos y platos desechables, envases plásticos, zapatos, correas, champús, jabones, cremas de belleza, barnices para las uñas, ropa con fibras sintéticas, todos los electrodomésticos están hechos en su mayor parte de subproductos del petróleo, todas las bolsas plásticas no se pueden fabricar si no con derivados del petróleo.

También los televisores, todas las pinturas para las casas, las tejas plásticas, los recipiente para la basura, para las llantas de los vehículo en sus neumáticos, tableros sistema eléctrico. Papeles y cintas autoadhesivas, herramientas eléctricas, equipos de sonido cámaras fotográficas y un millón de artículos más.

Parece increíble que las medicinas dependen del petróleo tanto en sus componentes como en sus empaques. La inocente aspirina no se escapa a su dependencia. Los quirófanos están rodeados de aparatos, guantes, mangueras, tubos, cintas adhesivas, camas y cuanto material desechable y otros elementos que se volvieron absolutamente indispensables; al punto de que al terminarse el petróleo la Medicina retrocederá centurias.

Los juguetes, el biberón del bebe y, en el día de las brujas las mascaras, los disfraces y hasta el papel de los confites son de petróleo. No se escapa el arbolito de navidad ni sus brillantes bolitas. Ni los implantes de silicona para agrandar el busto, ni los condones se pueden hacer sin el petróleo.

¡Que horror esta dependencia tan insuperable y definitiva! cualquiera puede definir que sin el petróleo esta gloriosa civilización sucumbirá por su propio peso el día que le falte el crudo.

¿PODRÁN SEGUIR EXISTIENDO LAS COMPUTADORAS?

R/. Por supuesto que sí, hasta que se agote el petróleo barato: para producir un gramo de microchip se requiere consumir 630 gramos de materiales fósiles; una sola memoria de 2 megabyte gasta en su construcción 2 kilos de material fósil, y la construcción de una computadora requiere 10 veces su peso en derivados del petróleo— todo esto entre la energía y los materiales sintéticos.

Las computadoras, aunque parezca raro, necesitan de mucha energía y materiales de alta pureza en su fabricación. La energía necesaria para construir 10 PC igualaría a la energía que gastaría un automóvil en su construcción.

Con ningún material que no provenga del petróleo se puede hacer una computadora o un teléfono celular, o un televisor de plasma, juego digital o CD; ni una impresora digital, ni siquiera la tinta que ésta usa. Si el petróleo se agota desaparecerá la informática, las comunicaciones satelitales y la enredada telaraña de la internet.

El cultivo de las algas, el biodiesel, la energía eólica, las plantas nucleares de las cuales nos hablan como soluciones mágicas a la crisis, juntándolas todas y por más que las combinemos no seriamos capaces de hacer un cepillo de dientes ni un vasito desechable.

Como nos estamos dando cuenta y con razón dijimos que “la energía es lo de menos”. El petróleo lo fabricó la naturaleza y el hombre lo roba a la tierra ya hecho y listo para extraer de él tanto la riqueza de materiales como la energía… nos damos perfectamente cuenta que son dos cosas independientes: energía y materiales.

El colapso mundial no se va a presentar tanto por el problema de la energía sino por el derrumbe económico por falta de materia la prima que ofrece únicamente el petróleo y de la cual dependen enteramente las industrias y el comercio del mundo, y para las cuales no se ha encontrado ningún sustituto.

La gente está creyendo que con solucionar en una ínfima parte el problema de la energía ya el problema esta solucionado. Y digo ínfima parte porque el petróleo ha brotado a mares de la tierra y el hombre se ensañó en malgastarlo a un ritmo inalcanzable por ninguna fuente productora de energías limpias como las que hasta ahora se han propuesto, algunas de ellas con argumentos infantiles que cautivan a los ingenuos y a los no expertos.

Cuando piensen en otras energías, ya que el problema verdadero —que son la s materias primas requeridas por la industria— no lo pueden solucionar y por eso no lo tienen en cuenta, piensen en la mega-cantidad de combustible que necesitarán producir en formas antieconómicas comparadas con el mar de petróleo que la tierra lo ha proporcionado prácticamente gratis y la estimuló para que se saturara:

Existen en el mundo MILLONES DE BOCAS ALIMENTADAS CON ABUNDANTE PETRÓLEO

Numero de ciudades 60.000
Barcos de pesca 1.200.000
Yates y lanchas de recreo 7.300.000
Barcos gigantes 87.000
Aviones + de 100 pasajeros 26.000
Aviones privados 187.000
Locomotoras diesel 95.000
Camiones, tracto mulas 6.900.000
Auto buses 5.000.000
Automóviles 22.000.000
¡Demasiadas y voraces bocas que alimentar diariamente!

Un solo avión jumbo devora 30 toneladas de combustible (dos pisinas) en un solo viaje y un barco requiere hasta 200 toneladas. Cuando alguien pronostica soluciones que nos hable de mega-cantidades. Esto lo digo porque los ingenuos no tienen ni la menor idea del las proporciones.

LA ENERGÍA ATÓMICA

Hace medio siglo que creíamos que la energía nuclear iba a salvar al mundo y hoy es necesario salvar al mundo de la energía nuclear:

Cada vez se dan pruebas de las peligrosas e impredecibles consecuencias que dejan los residuos radioactivos que continúan emitiendo rayos mortales por miles de años y van a parar al fondo oceánico: mataremos el mar con radioactividad. Los peces no protestan porque se mueren y no hablan… alguien tiene que decir algo.

Ya estalló una planta nuclear, la de Chernóbil, y causó horribles muertes de personas que morían lentamente debido a las quemaduras. Posteriormente nacieron niños deformes y monstruos humanos debido a la alteración genética que produce la radiactividad.

Las muertes causadas por contaminación y los destrozos superan en mucho a la primera bomba atómica lanzada sobre Hiroshima porque la nube radioactiva se extendió por el planeta y no se sabe cuantas muertes por cáncer ha causado… y aún seguirá causando.

Otras dos plantas han estado a punto de estallar y los ingenieros no se ponen de acuerdo en dónde van a depositar los desechos y cómo los van a transportar. Es obvio que cuando construyen una central atómica, como esta no ha funcionado aun, la radiactividad de sus elementos iníciales es manejable; pero cuando ya ha funcionado por años quienes la vayan a desbaratar deben prepararse para morir quemados.

Ocurrió en Chernóbil que los jóvenes pilotos que soportaron la radiación cuando intentaban dominar la situación hoy no existen o están deformados. ¿Quién va a desbaratar esos dragones que vomitan radioactividad cuando se les agote la vida útil?

No hay respuestas pero bien sé que no lo van a hacer precisamente aquellos sedientos de energía y poder que las defienden… consideran ellos que hay obreros cuyas vidas son desechables. El plutonio continuará emitiendo rayos mortales durante 24.000 años.

La industria atómica reconoce que las centrales nucleares no pueden sustituir al carbón, al petróleo ni al gas natural.

Actualmente operan viejas centrales nucleares que deben ser reemplazadas; se sabe de dos de ellas han presentado agrietamientos con posibilidades de convertirse en hongos catastróficos. En EEUU el cáncer mata a 1.500.000 personas al año y culpan únicamente al roto de ozono.

Mientras todas las plantas nucleares están produciendo cientos de toneladas del mortífero plutonio suficientes para producir cientos de bombas atómicas, y no saben que hacer con él. El terrorismo está tras ese material sobrante, es lo único que necesitan: el tamaño de una zanahoria en plutonio basta para destruir una ciudad.

LA ENERGÍA NUCLEAR NO ES LA SOLUCIÓN

No obstante muchos políticos enfermos, sedientos de oro pero ciegos en ecología, quieren llenar el mundo de centrales nucleares, algunas compañías de electricidad las están abandonando porque no se atreven a correr riesgos a mediano plazo; algunas de ellas han sido abandonadas en plena construcción.

Se han dado cuenta que no proporciona energía barata y la responsabilidad es enorme. En la actualidad la energía nuclear representa el 5% con 400 centrales en uso. Se requerirían entonces 8.000 reactores nucleares más para satisfacer el derroche de electricidad actual que crecerá al doble en los próximos años; sumarían 16.ooo hornos atómicos ¡que fantasía tan peligrosa!

Cuando la crisis petrolera estalle, el único recurso sería construir miles de plantas nucleares a unos costos que ningún país podría soportar. Lo caótico es que una central atómica requiere 10 años en su construcción y no sería posible hacerlo en plena crisis. Son indispensables cantidades incalculables de petróleo para mover camiones, grúas, barcos, transportar obreros y preparar terrenos durante una década que dura la construcción.

EL CARBÓN NO ES LA SOLUCIÓN

¿Para qué se necesita tanta electricidad? R/. Simplemente para derrocharla: Observemos un centro comercial o supermercado gigante de aquellos que abundan en las ciudades: miles de luminarias de 1000 vatios cada una y otras miles de lámparas fluorescentes se requieren para igualar a la luz del día, ¡maravilloso!

Sin embargo lo hacen durante todo el día y a pleno sol porque los mega derrochadores arquitectos e ingenieros modernos odian la luz natural y prefieren la artificial costosa y contaminante; les parece más elegante atestar el sitio con miles de bombillas consumidoras que tienen que estar reemplazando, derroche infame que la ecología tiene que soportar.

Si una persona se diera cuenta de la cantidad tan abrumadora de carbón que consume una termoeléctrica para iluminar un centro comercial en tan solo una hora, y a pleno día, le causaría asombro y pesar. Hablo de gente que tiene conciencia planetaria... muy pocos.

Si los centros comerciales se vieran obligados a tener plantas a carbón en sus mismas instalaciones el calor y la contaminación alejarían a sus clientes. Como el trabajo se hace lejos y la contaminación se diluye en la atmósfera de todo el planeta, ojos que no ven… derroche que no termina.

Vimos que el carbón no sirve para el transporte, menos para elevar aviones y mucho menos para reemplazar la abundancia de materiales sintéticos, nutritivos, medicinales y químicos que se obtienen del petróleo, y que son los únicos que pueden sostener la corta era del consumismo desenfrenado.

El carbón libera al aire más dióxido de carbono por unidad de energía que la gasolina y además contamina la atmósfera con azufre y óxidos de nitrógeno causando la lluvia ácida que todo lo corroe. El agua que tomamos es ácida y nos roba calcio de los huesos.

Aunque existen reservas carboníferas que se calculan en cientos de años, su explotación también terminará inclusive antes de la escasez del petróleo porque cuando el crudo suba abruptamente de preci0 —situación inminente e imparable— la extracción del negro carbón será 10 veces más costosa.

Y bienvenida esa automática consecuencia porque, de no ser así, con el derroche del mundo rodando sobre la quema del carbón, el lento pero definitivo calentamiento global se convertirá en un drástico y horrible infierno planetario.

EL “INFINITO” GAS NATURAL

¿Qué pasará con el océano de gas natural que nos proponemos quemar a mares? Según los expertos existen reservas de gas para cientos de años pero, según esos mismos expertos, la extracción y distribución del gas natural naturalmente colapsará cuando se agote el petróleo.

Es obvio que el gas puede mover un auto, pero sólo de petróleo pueden fabricar sus neumáticos, sus llantas, sus mangueras, su pintura, el equipo de sonido, el acumulador, su sistema eléctrico y demás elementos sintéticos que usa la industria del automóvil.

De hecho, se esta pensando solamente en la energía del gas como el reemplazo del petróleo no siendo posible mediante el gas producir abonos para el campo, ni insecticidas ni otros elementos de empaque para producir cosechas en abundancia. Tampoco con el gas se podrá fabricar ningún artículo de los millones que se venden en los almacenes y de los cuales dependemos en un 100%.

Algunos solucionan el problema creyendo que el transporte es todo lo que necesitamos. Qué cosas se van a transportar con el gas si prácticamente todos los artículos que se fabrican dependen del petróleo barato.

EL GAS NO ES VELOZ

La verdadera economía del mundo se mantiene gracias a la rapidez y a la facilidad que brindan los aviones cuando transportan mercancías delicadas, encomiendas importantes y pasajeros por toda la faz de la tierra, en viajes de placer y de negocios.

La aviación es el motor principal que mantiene en lo alto el mundo de las finanzas originando dinero sin límites, ¡que bien! …lastima que los únicos que han logrado hacer volar un avión con pipetas de gas son los terroristas.

Es mejor acabar de una vez con las cómodas y tranquilizantes expectativas —pero falsas—, que encontrarnos de repente en el filo de un precipicio siendo empujados por la desesperación. Si algo se nos viene encima un grito a tiempo es positivo.

LOS PANELES SOLARES

Se necesitan materias provenientes del petróleo para hacer un panel solar, con solo metales y tierra no se puede hacer. Actualmente, con el petróleo barato, un metro de celdas tiene el costo de un televisor y se requiere unos 10 metros de paneles para alimentar un electrodoméstico.

Si el precio del petróleo se duplica —como en secreto lo están considerando los gobiernos—, olvídense los optimistas mal informados que se iniciará la construcción masiva de paneles solares.

Se necesitarían 40. 000 metros de paneles para reemplazar la energía que distribuye una sola gasolinera por día. Como sabemos que en Estados Unidos existen 17.000 gasolineras deducimos que no debemos continuar pensando, ni por un segundo, en que la energía solar pueda sostener a un mundo que se enseñó a vivir del derroche energético.

Aquí podemos comenzar a preguntarnos: ¿qué vamos a hacer sin energía o, mejor, qué van a hacer quienes no pueden vivir sin derrocharla?

PODRÁ ABASTECERNOS LA ENERGÍA DEL VIENTO

Para reemplazar en energía a un pozo de 12 mil barriles por día se necesitarían 10.000 gigantescos aerogeneradores modernos. La energía que proporcionan no es estable y ha de almacenarse en millones de acumuladores o baterías cuyo material y mantenimiento depende estrictamente de petróleo.

Hagamos hincapié en que mediante las energías alternativas están tratando en vano de reemplazar únicamente la energía y no los materiales que brinda el petróleo lo cual es lo que más debería preocuparnos.

Las únicas materias primas que salen del gas y del carbón son la contaminación, los gases tóxicos y el humo en abundancia.

BIOCOMBUSTIBLES: ETANOL Y BIODIESEL

Una alternativa es etanol es su primo el metanol, también conocido como alcohol metilico o alcohol de madera, llamado así porque inicialmente se producía destilando este material.

Este combustible produce bastante energía, como demuestra el hecho de haberse utilizado en competiciones en Estados Unidos y que también lo utilizaban los aviones de combate alemanes de la II Guerra Mundial para conseguir aportes de energía extra durante cortos periodos de tiempo. O sea que el invento es viejo.

El problema con este combustible es doble. Por una parte es altamente tóxico y puede llegar a producir desde mareos hasta la muerte, pasando por la ceguera, ya que destruye el nervio óptico. Por otra parte, el metanol es altamente corrosivo con el aluminio y con las juntas plásticas o de caucho

Los ignorantes los llaman combustibles “ecológicos”. El etanol consume 6 unidades de energía para producir una sola unidad, lo cual iría generando un déficit. Si sembramos maíz para alimentar un carro con energía orgánica se necesitarían 11 acres de tierra, igual cantidad de terreno abonado con el que podrían alimentarse siete personas.

Sembrar los campos para que los automóviles coman en un mundo donde 2.000.000.000 de personas se acuestan con hambre es una idea que asombra. El oxido nitroso es 206 veces más peligroso que el CO2 y, de utilizarse en cantidad, matará a miles de personas. El etanol del maíz causa más efecto invernadero que la gasolina.

Sin embargo, como ocurre con la energía nuclear, pero en mucho menor escala, los agro combustibles tienen también inconvenientes que pueden llegar a cambiar la vida futura de la sociedad al propagar los monocultivos en desmedro de la producción para la alimentación humana.

Cuando se utiliza hidrógeno puro o cualquier otro combustible que permita obtener gas rico en hidrógeno. El problema es que hacer esto es sumamente costoso y que implementarlo puede durar entre 15 o 20 años.

Sin embargo existen compañías que están pensando convertir toda África en una huerta para enriquecerse con el biodiesel. ¿Y la hambruna qué?, no importa. Aquellos que no conocen el hambre consumirán dichos combustibles “ecológicos”. Mientras tanto nosotros temblamos cuando los desalmados proponen macabras soluciones.

LOS SUPERCONDUCTORES

Como en el caso del hidrogeno en el automóvil, los súper-conductores no constituyen una energía sino que sirven para transportarla en una forma efectiva. Sin embargo, para enfriar los superconductores se necesita más energía de la que pretenden ahorrar.

La gente se engaña creyendo con estos anuncios que la ciencia y la tecnología van a inventar algo. El que no sabe es como el que no ve. El máximo invento a que tienen que llegar es el ahorro urgente y drástico mediante una toma de conciencia… muy difícil.

LA DESPOLIMERIZACIÓN TÉRMICA, LA NANOTECNOLOGÍA SOLAR, LOS PANELES SOLARES ESPACIALES…

… y otras clases de energías de ciencia ficción para entretener a los lectores sedientos de fantasías tecnológicas que, aunque posibles físicamente, imposibles e imprácticas desde el punto de vista real, y más en un mundo que se superpobló de repente.

Todas las energías alternativas son dependientes del petróleo y se pueden catalogar más bien como derivados más del crudo; de todas formas colapsarán unas antes que otras después de que colapse el petróleo. Esto no quiere decir que dejen de existir sino que no se van a poder utilizar.

Algunos países como Egipto están invirtiendo ahora en la energía del viento y bien lo hacen porque para realizar las obras se requiere petróleo barato en cantidad y están lo aprovechando ahora que pueden. Son costosos: un generador de 2 MW contiene 150 toneladas de acero y cobre y gran cantidad de fibra de carbono muy contaminante. Se requieren vientos constantes de 25 Km. por hora. No en todas partes son viables y su rendimiento es ínfimo para satisfacer el derroche actual así nos llenemos de ellos.

Cuando se trepen los precios no alcanzarán los costos para fabricar los aerogeneradores y la fuerza del aire servirá únicamente para alimentar las trombas apocalípticas que el calentamiento global está incubando.

Gracias al petróleo, cual genio al solo toque de la lámpara petrolífera maravillosa proporcionaba al hombre no sólo toda la energía barata que necesitara, sino cuanto material variado y económico el hombre le pedía.

Las otras clases de energía, 0 la combinación de todas, palidecen como cocuyos ante el sol; y, en vez de aportar nuevos elementos para la industria, como lo hace el crudo, el carbón produce cenizas y humo, las centrales atómicas emanan mortífera radioactividad y el biodiesel acaba con los campos y daña la atmosfera.

Por tanto dejemos de engañarnos y tomemos conciencia de que el mundo pronto se quedará sin energía, en los momentos en que más la necesita para satisfacer el derroche de ocho mil millones de personas que se enseñaron a depender en un 100% del petróleo cuya explotación ya se le ve el fin.

Cada vez que descubren un nuevo pozo o levantan una nueva refinería la anuncian al mundo con bombos y platillos para demostrar que no hay preocupación: lo único que hacen es estimular el derroche.

El petróleo se acaba por A, B o C y no existe energía alternativa que reemplace su poder y su capacidad de brindar casi todos los materiales con los cuales la industria y el comercio levantan su economía. Entre más petróleo anuncien más crecerá la humanidad, el consumo se duplicará y el problema se multiplicará cuando todos se queden sin nada.

ENERGÍAS TAN ENGAÑOSAS COMO FALSAS DE HIDRÓGENO, CERO CONTAMINACIÓN

Constituye una falacia para entretener a un mundo de incautos ávidos de milagros tecnológicos. Aunque la construcción ya empezó nunca llegará a reemplazar ni el .0001% de los automóviles que circulan actualmente.

La celda de hidrogeno es costosa y no disminuirá de precio porque el platino que se requiere es muy escaso, y las reservas mundiales de platino darían para muy pocos vehículos en relación a los que hay.

La ventaja es que su funcionamiento no contamina el aire pero el conductor no tiene permiso para chocarse porque hay peligros latentes que no se han resuelto aun: un impacto con un carro tanque de combustible sería fatal.

El hidrogeno se produce mediante un proceso sencillo que se llama electrólisis, pero gasta el doble de energía eléctrica el producirlo: la cantidad de energía que recibe el motor para iniciar su se reduce a la mitad.

Se requerirían 10.000 centrales nucleares para producir el hidrogeno exclusivamente para los vehículos. ¡Impensable! Téngase presente que el hidrogeno no constituye en este caso una energía sino se utiliza como un trasportador energía desde la planta donde se produce hasta entregarla al vehículo que la transforma, con el consiguiente doble derroche.

Las fuentes actuales de producción capaces de generar suficiente hidrógeno para abastecer automóviles tienen origen fósil, como son los hidrocarburos, el carbón o el gas natural, con lo que hoy por hoy resulta más práctico recurrir al petróleo.

O sea que los actuales carros de hidrógeno que están funcionando consumen más petróleo que los coches normales y esto no lo ve la gente. No contaminan en las vías pero contaminan el doble donde están produciendo el hidrogeno… es un acto de insolente hipocresía.

La verdad es que el hidrogeno no es una fuente de energía y no se consigue puro en la naturaleza: se encuentra combinado con el oxigeno en forma de agua. Como vimos se requiere inyectarle el doble de energía para que después rinda la mitad.

¿Por qué sacan a relucir tan imposibles soluciones? Constituye un show que presentan los gobernantes para tranquilizar a las masas y poder continuar sin traba con sus gobiernos consumistas.

Los gringos, quienes no han querido firmar ningún tratado de restricciones contaminantes, con hacer circular estos vehículos el mundo creerá que ya se están preocupando por fabricar carros cero contaminación; al presidente lo creerán santo. Por tal motivo ha ofrecido amablemente enormes sumas de dinero a los investigadores.

Si las compañías que están produciendo vehículos que funcionan con hidrógeno no recibieran las fuertes sumas de dinero por parte de los gobiernos para que ofrezcan caramelos al público, no los producirían. El que conduzca un carro propulsado por hidrogeno estará contaminando el doble… un ecologista al revés.

Los carros a hidrogeno contaminan el doble en la planta que produce el combustible. Por tanto se trata de un show muy bien orquestado… y con payasos y todo.

Las propiedades del hidrogeno, el proceso de la hidrólisis y las celdas fueron descubiertas hace más de 100 años, para que no vayan a decir que se trata de la moderna y milagrosa tecnología actual la que nos va a salvar.

ENERGÍAS RIDÍCULAS ESPECIALES PARA TONTOS E IBÉCILES

Se denomina "Neodimio" y genera 2.500 vatios. Saldría 150 dólares y permitiría abastecer de electricidad a una casa indefinidamente.

Un científico de Mar del Plata inventó un sistema magnético que produce energía sin costo, ya que no utiliza combustible alguno, una tecnología que tendría un costo de solamente 150 dólares y permitiría que una vivienda sea abastecida de electricidad indefinidamente.

"al no utilizar ningún combustible, prácticamente no tiene mantenimiento y casi no contamina", según puntualizó el investigador. El sistema utiliza un tipo de imán artificial denominado "Neodimio", cuyo magnetismo es de 24.000 gauss (Unidad de inducción magnética), que podría generar una fuerza eléctrica de 2.500 vatios.

El generador utiliza un principio similar al de los trenes magnéticos, aunque en éstos el magnetismo es generado en forma eléctrica, mientras que el de Torbay usa la fuerza de atracción del imán en reposo, por lo que el costo de generación de energía es nulo.

El invento, que patentó en el país en agosto de 2004 y con registro internacional en trámite, se llama "Trasgenerador Magnético" y funciona "aprovechando la propiedad magnética de rechazo de polos iguales y la desviación de líneas de fuerza magnética", dijo el investigador.

"Un complejo sistema mecánico transforma esa energía magnética encerrada en los imanes permanentes en fuerza motriz, eléctrica o calórica, estable y 100 por ciento ecológica", aseguró. Torbay explicó que el generador "duraría 5 mil años, que es el lapso estimado durante el cual un imán en reposo conserva su magnetismo.

El anterior invento contradice todas las leyes físicas de la Naturaleza. Contradice la Teoría de la Relatividad que nos enseña que la energía no se crea de la nada. (En otras palabras: Tanto por nada no puede ser cierto)

Los imanes permanentes no producen energía; es necesario hacer mover un generador con otra energía para que desprendan electrones de un alambre. En su demostración en público este invento para idiotas lógicamente no funcionó y los presentadores de la Web tuvieron que disculparse ante el público por haberlos ilusionado con tremenda farsa.

ENERGÍAS PARA ILUSOS Y PARA PERSONAS DE POCO CEREBRO

Que existen, existen: pero no son obvias: del Helio 3 dicen que tiene toda la pinta, por su nombre, de ser algo importante, y sin embargo es un elemento muy simple, aunque bien extraño de conseguir en esa "forma" (el Helio 4 es el común). Por tanto hay que ir a la Luna por él.

Se necesitaría construir enormes plantas en otro planeta: Si pensamos en el solo combustible que quema un cohete, y los costos súper millonarios que cuesta colocar un hombre en la Luna, no sabríamos cuanto podría costar ese combustible hasta traerlo a la Tierra.

Los que proponen tan descabelladas ideas —por lo imprácticas— no se contentan con engañar a la gente en la Tierra sino que se la llevan para la Luna para engañarla allá.

ENERGÍAS CON TECNOLOGÍAS INSIPIENTES

Las famosas algas

Por tecnologías insipientes quiere decir descubrimientos que aun están en embrión y se requieren largos años y mucha inversión antes de que sean viables. Cuando nos hablan de las ventajas de estas energías observen que lo hacen con palabras como “podría producir”, “reemplazaría” o, “podíamos obtener”, “tendríamos” etc.

Los informes sobre las algas comienzan asegurando que se obtener 125, 000 litros por hectárea cuadrada, y que en un terreno no muy extenso puede reemplazar la energía actual del petróleo. ¡Ya empezaron mal porque tanto y tan bueno no puede ser real! (Vuelvo a insistir que al petróleo no lo reemplaza ninguna otra fuente de energía.)

La única energía que se obtiene gratis es la del petróleo que brota de la tierra siendo ya energía disponible, y con relativamente muy poca transformación no sólo es energética sino que aporta y sirve para producir prácticamente todos los objetos que se encuentran en los supermercados.

Las demás energías hay que crearlas partiendo de otras formas de energías. Inclusive la energía del sol hay que capturarla mediante costosos paneles solares, y la energía del viento requiere de enormes aerogeneradores que incluyen grandes presupuestos, y con todas ellas juntas no producen ningún material importante para sostener la industria actual, base de la economía mundial.

Ya sabemos que cuando el petróleo trepe sus precios la economía global entrará en colapso no importa si han desarrollado otras energías por limpias que éstas sean.

Volviendo al tema de las algas, se trata de una salida inteligente que no está exenta de problemas que se deben solucionar eficazmente… de lo contrario sucumbiría.

Tenemos que el petróleo no hay que cultivarlo y las algas sí, para después sintetizar o “refinar” su energía. Además son muy delicadas y están sometidas —como cualquier ser vivo— a enfermedades que podrían arruinar toda una producción como ocurre en el resto de cultivos y se requiere mucho mantenimiento y costo. Quienes nos presentan un panorama tan alentador sobre las algas u otras fuentes de energía no nos hablan de los riesgos y costos reales que se presentan:

Las algas de crecimiento rápido no son buenas para el efecto. Las que sirven son las de crecimiento lento que son especies capaces de proporcionar una alta producción de aceite, más del 50% sobre su materia seca, y no se deben dejar contaminar con las invasoras de crecimiento rápido, cosa que constituye un riesgo.

Se deben construir canales largos pero de poca profundidad para que penetre la luz solar, y es necesario hacer circular el agua permanentemente utilizando motores de energía eléctrica u otros. Se debe proporcionar en forma continua grandes cantidades de CO2 y nutrientes mientras se hace circular abundante agua.

Estos canales no se deben construir en campo abierto porque con seguridad las algas pueden contaminarse; además es necesario controlar la temperatura para no arriesgar la muerte de las algas en un cambio brusco del clima. Para acelerar el crecimiento ha que extender los horarios de luz mediante lámparas artificiales que consumen gran cantidad de energía.

Como se ve, la energía de las algas exige un gran costo, mucho trabajo y se requiere un esfuerzo inmenso esfuerzo de investigación, especialmente en el campo de la biotecnología, y un desarrollo que garantice el éxito de esta nueva tecnologías antes de cantar victoria.

La melanina

Es obvio que de la melanina se pude obtener energía —y de muchas sustancias que se encuentran en la naturaleza también—. La explicación científica es correcta pero las fallas radican cuando se enfrentan a las magnitudes de consumo que necesita el mundo de derroche incontrolado.

Para encender un led de 50 mili-vatios se requieren 5 litros de melanina. A esta escala, para encender una sola bombilla para el alumbrado público que consume 1ooo vatios (El equivalente a 20.000 leds), se necesitarían 100.000 litros de melanina.

Para cubrir el consumo de la iluminación navideña en sólo España, que fue estimado en 30 millones de kilovatios, se requerirían la escalofriante suma de trescientos mil millones de litros de melanina o sea un mar de este precioso elemento, y sólo para complacer el capricho de las luces navideñas en un solo país.

Lo anterior no es para desanimar a la gente sino para felicitar y animar a los investigadores para que encuentren soluciones viables a los inconvenientes que presentan sus invenciones. El tiempo que se requiere para encontrar sustitutos del petróleo se agota aceleradamente.

Muchas de las formulas para obtener energía se encuentra en viejos libros de física y hoy nos las presentan como nuevas y futuristas. También se puede obtener energía y prender un led conectando dos alambres de metal diferente a las patas de una rana —no es un chiste: está demostrado en los libros de física, química, y electrónica—; pero se necesitarían montañas de ranas para hacer funcionar una licuadora… por eso se salvaron las ranas.

Del limón o de la naranja también se puede generar electricidad directamente para encender bombillitos tipo leds, y con mayor rendimiento que con la melanina la cual es difícil de obtener. La mayoría de las personas se deslumbran con las energías futuristas ya investigadas en el pasado, porque no han leído un buen libro de ciencia en su vida. Tampoco saben de matemáticas y por ello no tienen idea de las proporciones ni de las magnitudes a la hora de entender los fenómenos de la energía… por eso se les puede desorientar tan fácilmente.

LOS RIDÍCULOS SOFISMAS ENERGÉTICOS DE DISTRACCIÓN MASIVA

Las potencias mundiales quieren mantener hipnotizado al mundo prometiendo falsas soluciones, y se valen de demostraciones que engañan a la mayoría; pero, cualquier persona inteligente que analice el asunto con juicio, se dará cuenta de los sofismas de distracción tan ridículos con que enredan a la masa cándida y torpe:

Nos dimos cuenta sobre el carro de hidrógeno “cero contaminación” pero que contamina el doble, y el mundo cree que los multimillonarios quienes los pueden comprar están haciendo algo por la ecología. ¡Que show también montado!

Observemos el siguiente sofisma de distracción: sabemos que los grandes centros comerciales consumen un frondoso árbol por hora cada centro convertido en el papel que venden cajas servilletas, pañales desechables. Además, por el derroche energético al utilizar millares de potentes lámparas durante todo el día, han sido blanco de las críticas, que con sobrada razón, les hacen los ambientalistas.

Una famosa y gigantesca tienda instaló una red de costosísimos paneles solares para demostrar sus santas intenciones ecológicas y conseguir más ventas.

Pero si usted le pone cerebro al asunto verá el engaño: los paneles solares están hechos de materiales extraídos del petróleo y requiere cumuladores para almacenar la energía que al desecharlos producen la peor contaminación por plomo y ácidos que producen enfermedades respiratorias e intoxicaciones mortales y cáncer. (La contaminación por el plomo de las baterías para automóviles y las pilas son la peor que existe para la salud.)


Nada es eterno y estas costosísimas instalaciones necesitan mantenimiento teniéndose que remplazar algún día y desechar los elementos fuertemente contaminantes de que fueron hechas. Piensen que el maga-costo económico y ecológico es enorme y se hubiera podido evitar todo esto simplemente instalando materiales trasparentes en el techo para que iluminaran todo el día el centro en su interior.

Los arquitectos de la actual civilización del derroche ilimitado —de energías no renovables— odian la luz y la energía del sol y prefieren encender millares de luminarias a pleno día… Que absurdo, que ridículo, no hay palabras para expresar tamaña estupidez. A las personas que piensan no se les engaña con el ridículo derroche de tecnología presentado en ese centro comercial para encender bobillas a pleno día. Hicieron lo mismo que hizo el tonto que se inventó una linterna solar… que solo funciona de día.

Sin embargo, los ingenuos ecologistas —que no entienden de energías— se les engañan fácilmente y acuden a esa tienda pensando que están apoyando la ecología mundial… que tristeza.

Otro sofisma de distracción lo están presentando en las autopistas principales para que los millones conductores que transitan, quemando combustible durante cientos ya hasta miles de millas, crean que el país esta haciendo algo por la ecología:

Como se puede apreciar, consiste en modernos molinos de viento que generan energía eléctrica. ¡Que belleza! ¿Cuánta energía puede rendir este súper-tecnológico generador? Pues mucho menos de lo que gasta un solo automóvil pequeño de los millones de camiones autobuses y limosinas ultra derrochadoras que circulan permanentemente por ahí. ¿Entonces para qué los hacen?

Simplemente como sofisma de distracción para hacerle creer al mundo que las superpotencias están haciendo algo por la ecología, y la moderna tecnología —sin la menor gota de conciencia planetaria—, va a salvar al mundo de la crisis que se avecina.

He aquí otra patraña para despistar: una sola lámpara ecológica en medio de una metrópoli consumista y contaminante —un grano de arena en un inmenso desierto para decirle al mundo que están haciendo algo por la ecología—.

CONCLUSIÓN

Podríamos continuar destapando la farsa de las nuevas energías, ya que el afán desesperado con que el mundo busca nuevas alternativas demuestra claramente que la gente presiente que algo grave se avecina.

Lo importante es conocer la cruda realidad y no tapar los ojos y cubrir la conciencia con pañitos de agua tibia porque, si el mundo continúa dejándose conducir por ciegos, todos caeremos en el hoyo.

Se que aquellos que viven en la comodidad fruto del el derroche feroz son los primeros que criticarán este informe y lanzarán sarcasmos y juicios precipitados… es lo que saben hacer. Pero no podrán demostrar con principios científicos que estén fundamentados en la física, la química o en la electrónica, y que demuestren que otras energías puedan satisfacer su descontrolado derroche en cantidad y potencia como lo hace el petróleo.

El crudo, cual genio de la Lámpara maravillosa, aún les proporciona todos los elementos que utiliza la industria y el comercio actual, para llenar de cuanto artículo innecesario demande la sociedad consumista que está acabando con el Planeta. De paso diremos que si China detiene su comercio, la economía del mundo se derrumbará: y si no lo detiene, la ecología del planeta colapsará… bien sabemos que China no se detendrá.

El presente es un informe en el cual le estoy gritando desesperado al mundo, y no trato de introducir miedo sino de sembrar conciencia. Lejos de ser un informe negativo, por el contrario, es el más positivo que se ha escrito porque les esta diciendo a todos que ¡despierten!, que dejen de soñar con energías ilusorias… la solución no esta por ese lado. El tiempo se agota aceleradamente y hacen muy mal aquellos que lo pierden dejándose engañar.

Los países desarrollados se mofan de que protegen y quieren a los niños ¡mentira!: los están criando para la guerra.

¿EXISTIRÁ, ACASO, UNA SOLUCIÓN VERDADERA?

Sí, afortunadamente, pero es única además de ser la mejor, la más fácil, duradera y segura.

No puede existir otra forma porque existimos en el planeta la friolera de ocho mil millones de seres humanos compitiendo por todos los recursos no renovables y, según los expertos, la Tierra no puede sostener a ninguno más en estas condiciones. En tanto la súper población continúa creciendo desorbitadamente con dirección al abismo.

¿Cómo se corrige este rumbo caótico?

Por lo menos no será arrancándole más energías a la madre Tierra para terminar de acabar con el mundo. Únicamente será mediante un cambio drástico de conciencia planetaria, donde los hombres acojan un sistema racional de vida.

Existe una salida verdadera que soluciona el 99% de la energía, no para un futuro sino inmediatamente cuando se comience a aplicar. No es otro anuncio de de energías engañosas o imprácticas. La solución no contradice las leyes físicas y todos la podemos aplicar desde hoy.

.

 

 
 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB