absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

MÍSTICA > TAUROMAQUIA, UN ARTE QUE HA INVOLUCIONADO

3 escalones
4 Acuerdos Toltecas
5 etapas Hombre
7 Leyes Sincronicidad
7 principios Herméticos
9 revelaciones
10 errores espíritu
11 principios de Gandhi
ABC ilumincaión de Osho
Amor incondicional
Atma Puja
La conexión Sufi
Danza del Corazón Único
Medicina Corazón Único
Egregor
El buen jinete
El efecto Isaías
El efecto Maharishi
El Eneagrama
El secreto
Flor de la Vida
Kailash
Koans de Einstein
Koans Zen
Krishnamurti
La Regla del Amor
Madre y la Materia
Mandamientos Guerrero
La meditación por Wilber
Meditación y Cerebro
Mensaje de los Hopi
Moldavita
El Movimiento Espírita
Niños índigo
El Número 7
Los Números
Origenes de Daoren
Poder contra Fuerza
Tauromaquia
Vajra
Wu-Wei

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 


ORIGEN:

Revista
Sabiduría del Ser n·2

del
Instituto Cultural Quetzalcoatl de Antropología Psicoanalítica

 

Tauromaquia, un arte que ha involucionado

Es incuestionable que nuestro celebérrimo e indestructible Circo Taurino, en el fondo no es sino una supervivencia ancestral antiquísima de aquella fiesta de sacrificio Atlante, cuya descripción se encuentra todavía en muchos libros arcaicos secretos.
Son en realidad muchas las leyendas existentes en el mundo sobre aquellos toros sueltos en el Templo de Neptuno, animales a los que no se les rendía brutalmente como hoy, con picas y espadas, sino con lazos y otras artes ingeniosas de clásica Tauromaquia. Vencida ya en el ruedo sacro la simbólica bestia, era inmolada en honor de los Dioses Santos de la Atlántida, quienes, cual el propio Neptuno, habían involucionado desde el estado Solar primitivo, hasta convertirse en gentes de tipo Lunar. El clásico Arte Taurómaco es ciertamente algo Iniciático y relacionado con el Culto Misterioso de la Vaca Sagrada...
Ved; el ruedo Atlante del Templo de Neptuno y el actual, ciertamente no son sino un Zodíaco Viviente, en el que constelado se sienta el honorable público. El Iniciador o Hierofante es el Maestro, los banderilleros de a pie, son los Compañeros. Los picadores, a su vez, los Aprendices. Por ello estos últimos van sobre el caballo, es decir, con todo el lastre encima de su no domado cuerpo, que suele caer muerto en la Dura Brega.
Los Compañeros, al poner las banderillas o bastos ya empiezan a sentirse superiores a la
fiera, al Ego Animal; es decir, que son ya a manera del Arjuna del «Bhagavad Gita», los perseguidores del Enemigo Secreto, mientras el Maestro, con la capa de su Jerarquía o sea con el dominio de Maya y empuñando con su diestra la Espada Flamígera de la Voluntad, resulta a la manera del Dios Krishna de aquel viejo poema, no el perseguidor, sino el matador del Yo, de la Bestia, horripilante monstruo bramador que también viese en el Kameloc o Kamaloka el propio rey Arthurs, jefe supremo de los insignes Caballeros de la Mesa Redonda.
Es pues, la resplandeciente Tauromaquia Atlante, un Arte Regio profundamente significativo, por cuanto nos enseña a través de su brillante simbolismo, la Dura Brega que debe conducirnos hasta la Disolución del Yo.(Bibl. Las 3 Montañas)
Animal viene de la palabra Anima (Alma). Con sólo quitarle la letra «L» a la palabra animal queda la palabra Anima o Alma. El animal es un Anima. El Anima del animal es el ELEMENTAL inocente y bello. El torero que asesina a la infeliz bestia comete un crimen horrible contra la Gran Fraternidad Universal.
(Samael Aun Weor. Libro Endocrinología y Criminología)


 

 
 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB