absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

OTROS TEMAS > ¿DESESCOLARIZACIÓN?

Antropología, Historia...
  Arte  
  Ciencia  
  Ecología  
  Salud  
  Mística  
  Otros temas  
Proyectos

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 



 

¿Está Creciendo el Movimiento de Descolarización y de No-Escolarización?

por Kate Hammer
de PreventDisease

Un pequeño pero creciente movimiento conocido como des-escolarización, enseñanza en el hogar, no-escolarización, y educación en casa, lejos del molde de la demagogia de la Biblia que ha llegado a dominar la imagen moderna, está regresando a sus raíces progresivas de la posguerra de la enseñanza-en-el-hogar.

La no-escolarización saca a los niños de las escuelas, pero, a diferencia de muchos de los enfoques de la enseñanza en el hogar, esta no importa el salón de clases al hogar. Elimina por completo los desórdenes educativos tales como planes de estudio y calificaciones.

Los defensores de la desescolarización sostienen que el aprendizaje de un niño debe ser impulsado por la curiosidad y no dictado por profesores y libros de texto, y que obligar a los niños a que se adhieran a los planes de estudio anula su inclinación natural para explorar y hacer preguntas.

Para los niños, la pauta típica de desescolarización es de alrededor de 1 mes por cada año de escuela, aunque en realidad, la mayoría de los padres tienen mucha más desescolarización que hacer que sus hijos.

Los niños no escolarizados pueden organizar su conocimiento en formas libres y mejores. Nunca necesitan sentir que están yendo a través del aprendizaje, o pasar el punto que puedan comenzar algo nuevo.

Cada cosa que descubren puede ser útil eventualmente. Si les ayudamos dándoles siempre oportunidades cambiantes de ver, oír, oler, saborear, sentir, moverse y hablar, lo que saben excederá en amplitud y profundidad lo que cualquier currículo de cualquier escuela habría cubierto. No va a ser el mismo conjunto de materiales - será más claro y más grande, pero diferente.

Para un extraño, la no-escolarización puede sonar como 'tofu pedagógico': un sustituto idealista sin forma de la educación. Pero hay un creciente consenso de que los defensores de la desescolarización podrían estar en lo cierto.

Sus ideales han estado infiltrándose silenciosamente en la educación pública.

"Una familia de no-escolarización se ve como a vida familia viviendo la vida... pasando el rato del fin de semana", dice la madre Pam Laricchia, una ex ingeniero nuclear que vive en Orangeville, Ontario.

"Pero hay un montón de aprendizaje ocurriendo cuando usted se toma el tiempo para mirar desde el punto de vista de los niños."

Los que aprenden en casa y hacen la educación en el hogar en particular - son por naturaleza difíciles de contar. Pero los observadores dicen que, gracias en parte a las redes sociales y el florecimiento de los recursos de Internet, su movimiento está creciendo.

Una muestra es que decenas de familias de no-escolarización convergerán cerca de la casa de la Sra. Laricchia este fin de semana para la quinta Conferencia Anual de des-escolarización de Toronto. Otra es que desde 2002, los des-escolarizadores han tenido su propia publicación, su Revista 'Aprendiendo a Vivir'. (Más recientemente, se ha metamorfoseado en LifeLearningMagazine.com)

Mientras tanto, las juntas escolares y los ministerios de educación están adoptando el aprendizaje experiencial.


Hubo un tiempo en que los estudiantes eran entrenados y fuertemente examinados en memoria mecánica, tal como nombres y fechas de los soberanos británicos. Pero la investigación sugiere que esta es una forma temporal, limitada de aprendizaje: Los niños ganan más cuando pueden hacer preguntas y el aprendizaje está ligado a la emoción.

El cambio en el pensamiento ha sido lento, pero sale a la superficie en la expansión de los programas de cooperación de la escuela secundaria, o el énfasis en el juego en el nuevo plan de estudios de kindergarten de día completo que Ontario puso en marcha esta semana.

Algunos niños prosperan en el aula y otros no lo hacen y, a pesar de las mejores intenciones, el sistema los clasifica en ganadores y perdedores.

Iniciativas recientes por los ministerios de educación y los consejos escolares para reducir el tamaño de las tasas de deserción escolar, promueven escuelas alternativas y la mejora del jardín de infantes son todos fundamentalmente esfuerzos por reducir la clasificación.

La idea subyacente de falta de escolarización es que todos los niños son ganadores.

Un Movimiento de Liberación por el Amor al Aprendizaje

El tomo fundacional para el des-colarizador es el libro 'Cómo Fallan los Niños - How Children Fail', el primer libro que un profesor estadounidense llamado John Holt publicó en 1964.

El escritor sugirió que los niños inteligentes luchan,

"Porque tienen miedo, están aburridos, y confundidos."

"Tienen miedo, por encima de todo, de fracasar, de decepcionar o desagradar a los muchos adultos ansiosos alrededor de ellos, cuyas esperanzas y expectativas para ellos cuelgan sobre sus cabezas como una nube sin límites."

El Sr. Holt apoya su tesis con las observaciones de una especie de 'diario de aula' que mantuvo a lo largo de la década de 1950 y 60.

Llega a la conclusión de que,

"Un niño que está aprendiendo de forma natural, siguiendo su curiosidad que lo guía, añadiendo a su modelo mental de la realidad lo que él necesita y aquello para lo que puede encontrar un lugar, y rechazando sin miedo o culpa aquello que no necesita, está creciendo - en conocimiento , en el amor por el aprendizaje, y en la capacidad de aprender".

La idea pone mucha fe en los niños, en su interés innato en el aprendizaje y en su inteligencia.

También restaura la fe en los padres, devolviendo algo de control sobre el crecimiento de sus hijos que entregaron a los educadores y políticos hace más de un siglo.

Esta fue la filosofía detrás de la escolarización en casa, cuando surgió en la década de 1960 y 70 como una manera para que los niños aprendan del mundo que les rodea. Luego, en las últimas décadas, la escolarización en casa fue abrazada por la derecha cristiana, que la vio como una manera de que los niños pudieran estar protegidos del mundo secular.

Luego, el Internet galvanizó a los desescolarizadores. Les proporcionó a los padres una red de apoyo para buscar alternativas, e hizo mucho más fácil satisfacer los caprichos de la curiosidad de un niño.

¿Por qué el cielo es azul? Búscalo en Google... ¿Cómo se hace un volcán de bicarbonato de soda? Pregunta a YouTube...

Este tipo de aprendizaje experiencial se adapta a niños y alumnos concretos, en particular, aquellos que,

"están configurados a fallar en el sistema escolar ordinario", según Ron Hansen, profesor de la Universidad de Western Ontario.

Él dice que el sistema escolar favorece a los alumnos de pensamiento abstracto, la mitad de la población a quienes les resulta fácil pensar en símbolos y signos, para quien la obra escrita es algo natural.

Los alumnos de pensamiento concreto,

"Necesitan acción, ellos necesitan proyectos, necesitan ser táctiles, así como necesitan usar sus ojos y sus oídos."

Aunque el Sr. Hansen cree que la no-escolarización podría no funcionar en todos los hogares, él piensa que su énfasis en el aprendizaje experiencial es loable y tiene un par de cosas para enseñar a la educación pública.

Hay una objeción obvia, y familiar para los que aprenden en casa:

¿Algún niño que pasa todo el día con sus padres y que vive por los caprichos de su propia curiosidad tiene alguna esperanza de ser algo más que un idiota?

Aunque los niños no escolarizados tienden a tener muy desarrollado el pensamiento crítico y habilidades para resolver problemas, algunos tienen dificultades para socializar con grandes grupos de niños, de acuerdo con Paige Fisher, un instructor en educación en la Universidad de la Isla de Vancouver, que ha observado a los niños no escolarizados.

Otra preocupación más específica sobre la no-escolarización es si la educación de los niños está formada por sus propios intereses, o únicamente por los intereses de sus padres, probablemente habrá huecos.

"Los niños individuales podrían ser felices, pero no es claro si esto los convertirá en adultos autónomos o favorece a una mejor comunidad", Christopher Lubienski, profesor asociado en la Universidad de Illinois, escribe por e-mail.

El aprendizaje estructurado, con dirección externa,

"Puede obligar a la gente a experimentar cosas que ellos no experimentarían de otro modo, y muy a menudo encuentran nuevos intereses ... que también podrían tener algún valor social más amplio."

 

Bajarse del autobús, pero no desconectado del todo de la Red

Esta semana, mientras la mayoría de los niños besaban sus padres despidiéndose y subieron a los autobuses escolares amarillos, un grupo de familias de escolarización en casa se reunieron en un parque en el extremo oeste de Toronto para una bienvenida a un partido de No-Escolarización.

Representaban una justa sección transversal de la comunidad de escolarización en casa de la ciudad, y la mayor parte se colocarían en algún lugar en el espectro de no-escolarización.

Generalmente blancos y bien educados, los partidarios de la no-escolarización eran la clase de padres de clase media-media a superior que no sueñan con una casa en Rosedale o que sus hijos se gradúen de la escuela de medicina.

No encajaban en otros estereotipos, excepto que todos eran capaces de quedarse en casa al menos a tiempo parcial. Y sabían la vida diaria de sus hijos en un detalle que hacía que el padre promedio pareciera negligente.

Se quedaron en grupos, discutiendo eventos actuales y sus hijos, que corrían alrededor de las mesas de picnic en enjambres de grupos de edades mixtas. La vista era un poco irritante para los ojos acostumbrados a los tradicionales patios escolares, donde los niños tienden a estar con sus compañeros de clase.

Carlo Ricci, profesor asociado en la Nippissing University, mecía a su hija más joven, Karina, de 5 años y educada en casa, en un columpio. Su hija mayor, Annabel, 7, asiste al 2º grado.

Se había dado cuenta poco a poco las diferencias que hicieron que una chica prefiriera la no-escolarización mientras que la otra era atraída al salón de clases.

"[Annabel] es como una estrella de cine cuando ella va a la escuela. Ella recibe una gran cantidad de elogios ", dijo.

Karina es más tímida. La hija de 10 años de edad de John Day, Brenda, nunca ha visto el interior de un salón de clases.

Sin embargo, precisó,

"Yo diría que somos parcialmente no-escolarizadores."

El Sr. Day, un ingeniero que tiene títulos de posgrado de Oxford, el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y Stanford, deja que los intereses de su hija impulsen la mayor parte de su aprendizaje.

Eso podría significar escribir al seri de ficción Artemis Fowl, ver el programa de ciencia pop 'Cazadores de Mitos' o un viaje al Centro de Ciencias de Ontario.

"Es increíble", dijo Brenda, una pre-adolescente larguirucha, con el pelo blanqueado por el sol. "Paso más tiempo fuera y veo a mis amigos todos los días."

Sin embargo, el Sr. Day añadió:

"Creo que potencialmente uno de los problemas con los niños no escolarizados es que no han sido preparados con lo básico."

Así que en la parte superior de su aprendizaje autodirigido, Brenda sigue un plan de estudios de matemáticas y resuelve problemas en los libros de trabajo de los grados.

Las muchas Escuelas de No-Escolarización

Hay otras facciones dentro del movimiento, desde los radicales desescolarizadores, que se extienden más allá de la filosofía de la educación para la paternidad, a los que rechazan el término completo de no-escolarización.

Algunos no-escolarizadores harán referencia al libro ocasional de ejercicios para las clases de matemáticas. Otros nunca tendrán en cuenta un número fuera un velocímetro o un recibo de comestibles.

Algunos son veganos, mientras que los no-escolarizadores que dejan que sus niños coman más liberalmente se refieren discretamente a ellos como la Granola Gestapo.

"Hay de todo, desde gente muy anclada a tierra a gente profesional muy educada", dice Judy Arnall, una autora con sede en Calgary que ha des-escolarizado a sus cinco hijos. Ella está en el teléfono desde Terranova, donde ella está dejando a su hijo de 18 años de edad, en la Universidad Memorial.

"Creo que la única cosa en la que todos están de acuerdo es que queremos fomentar en nuestros niños el amor por el aprendizaje que es intrínseco."

" La no- escolarización es un reconocimiento de que las escuelas y la educación son de muchas maneras contradictorios, que hay una tensión implícita entre ellos ", dice Jason Price, profesor asistente en la Universidad de Victoria."

La educación es acerca de la producción de más democracia, la producción de la paz, la producción de la felicidad mientras que la escolaridad es a menudo la producción de la competitividad de la economía mundial".

En Orangeville este fin de semana, en fogatas y cenas, los des-escolarizadores discutirán maneras de apoyar el aprendizaje de sus hijos en la Conferencia de No-Escolarización de Toronto, de la Sra. Laricchia.

A lo largo del día, los oradores invitados abordarán dilemas tales como las formas en que los niños aprenden matemáticas sin un libro de texto y cómo hacer la transición de sus niños fuera del sistema escolar regular. - una especie de proceso de desintoxicación- psicológica conocida como desescolarización

Cuando la conferencia termine, la Sra Laricchia volverá a colaborar en la construcción de un negocio en línea con su hijo, Michael, de 13 años.

Su hija, Lissy, de 16, es una fotógrafa que fue invitada recientemente a participar en un show en Nueva York. El hijo mayor, José, ha cumplido 18 años y ya no está siendo activamente des-escolarizado.

Su madre felizmente admite que el cambio no ha tenido prácticamente ningún efecto en su vida día a día.

 


 
 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB