absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

OTROS TEMAS > DEL HABLA A LA ESCRITURA

Antropología, Historia...
  Arte  
  Ciencia  
  Ecología  
  Salud  
  Mística  
  Otros temas  
Proyectos

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 


Del habla a la escritura

Actualmente en el mundo se hablan cerca de 6.500 lenguas. Las estadísticas demuestran que cada 2 semanas desaparece una. Especialmente aquellas lenguas cultas como el árabe, el inglés, el francés, el español, el portugués y el ruso arrastran a las lenguas locales minoritarias a la extinción, por lo que se prevé que apenas la mitad sobrevivirá a este siglo.

Inglés
El inglés de la tecnología de la información y de los negocios internacionales es la lengua de comunicación del comercio mundial.
Es el idioma oficial en 45 estados, con 322 milliones de hablantes nativos; 500 millones lo hablan como segunda lengua.
Desde Australia hasta Zimbabwe, se han desarrollado diversas variedades, de las que el inglés estadounidense y el británico son las fundamentales.
Las traducciones en las que se combinan los idiomas más exóticos se realizan a menudo a partir del inglés.

Alemán
El alemán solía ser la lengua de comunicación en Europa del este, hasta que fuera sustituido por el ruso. Los 98 millones de hablantes nativos viven en Alemania, Austria y Suiza.

Español
El español es la lengua oficial en 20 estados, con 332 millones de hablantes nativos y con diversas variedades, que pueden resultar muy diferentes.
Tras el inglés, es el idioma más importante del comercio mundial.

Francés
El francés es la lengua oficial en 30 estados, con 72 millones de hablantes nativos; tras el inglés, es el idioma más importante en el ámbito de la investigación y la diplomacia.

Portugués
El portugués es la lengua oficial en 6 estados, con 177 millones de hablantes y representa un 3,2% de la comunicación en la economía mundial, y un 2,5% en internet

Japonés
El japonés cuenta con 125 millones de hablantes nativos. Japón, puesto que es la segunda economía más grande de la Tierra, tiene una enorme trascendencia para el comercio mundial

Chino
Para más de mil millones de personas el chino es su lengua materna y hay dos variedades escritas en uso: el chino estándar de la República Popular y la versión tradicional de Taiwán

Árabe
El árabe es la lengua oficial en 20 estados, con 200 millones de hablantes nativos, y tiene una escritura muy estandarizada (árabe estándar).

Ruso
El ruso ha sustituido al alemán como lengua de comunicación en Europa del este y, con 170 millones de hablantes, se ha extendido hasta el Lejano Oriente.

Italiano
En el mundo existen 65 millones de italo-hablantes, de los cuales cerca de un tercio dispone de acceso a internet, lo que constituye casi un 4%, cifra que también representa su participación en la economía mundial.

Polaco
Una de las lenguas europeas más complicadas es el polaco. De alrededor de 40 millones de polacos, casi un 10% dispone de acceso a internet.

Neerlandés
De alrededor de 24 millones de nativos, el neerlandés se habla en los Países Bajos, Bélgica (flamenco) y en Sudáfrica (africaans), y casi la mitad dispone de acceso a internet.

Sueco
Hay 10 millones de suecos, de los que más de la mitad dispone de acceso a internet.

Danés
De unos 5 millones de daneses más de la mitad cuentan con acceso a internet.

Coreano
Entre Corea del Norte y Corea del Sur hay 75 millones de personas que hablan coreano, de los cuales 25 millones habitan en el norte y no juegan ningún papel ni en internet ni en la economía mundial, sin embargo, en Corea del Sur, que tiene una participación del 2% en la economía mundial, casi una de cada dos personas tiene acceso a internet.

Tailandés
De 65 millones de personas, 2,5 millones tienen acceso a internet, y la participación de Tailandia en la economía mundial alcanza el 1%.

Vietnamita
Casi 70 millones de personas hablan vietnamita, y su participación en la economía mundial y en internet aún no puede medirse.

Hindi
Hay 180 millones de personas que hablan hindi, cuya escritura se basa en el alfabeto devangari. En la India, se utiliza principalmente el inglés, tanto en la economía como en internet.

Bengalí
Hay 190 millones de personas que hablan bengalí, cuya escritura recibe el mismo nombre, tanto en la India como en Bangladesh; en la economía como en internet se utiliza el inglés como lengua de comunicación.

A lo largo de la historia se han conocido unas 660 lenguas escritas. Sin embargo, hoy en día, el número de hablantes de las 100 lenguas principales asciende a más del 90% de la población mundial. Ahora bien, en Papua-Nueva Guinea, junto al popular y generalizado pidgin (lengua de contacto), se hablan 742 dialectos regionales.

La ventaja del hombre moderno frente al Neandertal en su lucha por la supervivencia consistía básicamente en su uso diferenciado de la lengua, que le permitía establecer estructuras sociales, que iban más allá de la convivencia dentro de la tribu.

Ahora bien, la extinción del Neandertal vino determinada principalmente por una alimentación incompleta, que constaba exclusivamente de carne, no así por su restringida capacidad para comunicarse. Debido a los cambios climáticos, esta dieta se tornó drásticamente inferior a una dieta equilibrada.

Pronto mejoraron los progresos en la comunicación dentro de la tribu, por lo que se comenzó a buscar un contacto con las fuerzas del más allá, por encima de la comunicación entre las personas. Así, en relación con las oraciones y los ritos, aparecieron las primeras pinturas rupestres en cuevas, en las que el punto de vista estético parecía jugar un papel poco importante.

Las descripciones naturalistas atravesaron un proceso de abstracción. Basándose en símbolos pictográficos, en los que se reconocía con facilidad el sentido de la imagen, se desarrollaron signos que representaban sencillamente los sonidos aislados de la lengua.

Los datos más antiguos que se tienen de la escritura se encontraron en los Balcanes, en las cercanías de Belgrado, y no en Mesopotamia, como suele pensarse.
Hace 8000 años, los hombres de la cultura Vinca comenzaron a desarrollar el primer sistema de escritura conocido, que servía exclusivamente para propósitos sagrados. Durante más de 2000 años se utilizaron husos, estatuas de arcilla y tablillas de ofrenda con inscripciones para interceder en nombre de los muertos y así ponderarlos ante la "Gran Madre".

A mediados del 4000 a.C. pastores nómadas indoeuropeos invadieron Europa desde el Este, y acabaron con la cultura europea antigua en la zona del Danubio. La estructura social de dichos nómadas se distinguía por ser patriarcal, en contraposición a la de los europeos antiguos.Sin embargo, la tradición de la escritura no desapareció totalmente.

Alrededor del 3200 a.C. surgió inesperadamente una nueva cultura en las Ciclades, que adoptó nuevas formas de las tradiciones europeas antiguas, y que perduró más de 1000 años. Más tarde, en el conjunto de signos del sistema de escritura lineal A de la creta minoica, se encontraron muchas similitudes con los signos empleados en la Europa antigua. En Chipre se creó una última rama de la escritura silábica cretense, que se utilizó hasta el Helenismo. Entonces concluyó una escritura tradicional, que había durado 5000 años. Nunca se descubrirá con absoluta certeza la base lingüística sobre la que se creó la escritura lineal de la cultura Vinca, pero se supone que la escritura silábica cretense influenció el desarrollo de la escritura alfabética en el Oriente Próximo.


Muchos consideran que las escrituras cuneiforme, jeroglífica e hindú, de las primeras altas culturas, fueron los primeros sistemas de escritura. Al menos todos coinciden en que su formación fue motivada igualmente por la religión.

El desarrollo de la escritura cuneiforme en sus principios estaba bien documentado, desde los signos suméricos antiguos hasta los signos de la escritura cuneiforme. Incluso hoy en día, sin previo conocimiento, el significado de los caracteres se entiende con facilidad debido a su marcada denotación y a su descripción naturalística. Durante esta etapa, las ciudades-estado teocráticas desarrollaron las formas tempranas de la burocracia, creando amplias listas de inventario para los templos de sus divinidades.

En la última etapa del desarrollo, los signos de la escritura cuneiforme reproducían simplemente el sonido de la sílaba y sirvieron como base para la escritura en otras lenguas. Así, el acadio se convirtió en la lengua de la comunicación intercultural de la época y se encontró, en gran cantidad, en forma de documentos en los archivos egipcios. Así, en las ruinas de Mesopotamia el número de tablillas de arcilla se cuentan por millones.

Los jeroglíficos, cuya descripción gráfica resulta aún impresionante, tomaron el mismo camino: de la logografía a la fonografía. La única diferencia estriba en que no derivó en una escritura silábica, sino en una escritura segmentada, que reproducía únicamente la estructura de las consonantes y que derivó en las formas cursivas de las escrituras hierática y demótica.
Lo único que se conoce de la escritura hindú, a parte de su conjunto de signos, es que fue víctima de la invasión indoeuropea, al igual que otras lenguas.

En la Edad de Bronce Final, a mediados del 2000 a.C., en el cruce de las rutas comerciales entre Siria y Palestina, apareció el alfabeto semita del norte, que se basaba en los sistemas de escritura de la zona.

Al mismo tiempo, en China comenzó a desarrollarse un tipo de escritura, que mantiene su continuidad hasta nuestros días. Es un sistema de escritura logográfico, que alcanza los 5000 caracteres, que surgió de las "inscripciones enigmáticas" y ha permanecido inalterable hasta hoy.

Tras los levantamientos al final de la Edad de Bronce, la lengua y escritura aramea sustituyó al acadio y a su escritura cuneiforme, y se convirtió en la lengua de comunicación en el Oriente Próximo. El arameo sirvió de base para que se crearan diferentes variantes del alfabeto en las zonas arábicas e hindúes. Los fenicios extendieron esta nueva técnica por el Mediterráneo, hecho que aprovecharon los griegos para crear el primer alfabeto completo, que incluía signos para las vocales. La colonización griega y fenicia fomentó el establecimiento de la escritura alfabética en el Mediterráneo occidental.

Así surgieron muchas variantes de la escritura alfabética, aunque fue el latín la que más se extendió, debido al creciente poder militar y comercial de Roma. Finalmente, la expansión global del cristianismo completó el establecimiento del alfabeto como la base de la escritura para lenguas tan diversas como el maorí, el quechua, el swahili, el lapón y muchas más. El uso del latín como lengua científica ha perdurado como tal hasta nuestros días. Este hecho ha llevado a que en todas las lenguas europeas se introdujeran préstamos del latín en todos los ámbitos de la lengua, llegando incluso a predominar en algunas áreas.

Desde la construcción de la Torre de Babel, la traducción y la interpretación se convirtieron en una de las profesiones más estimadas de la antigüedad. Sin ir más lejos, la "Piedra Roseta" fue el trabajo de una "agencia de traducción" del año 196 a.C. Champollion fue capaz de descifrar los jeroglíficos egipcios gracias a los textos demótico y griego hallados en dicha Piedra. Por lo tanto, ha sido uno de los descubrimientos más importantes hasta la fecha en la historia de la arqueología.

Las demandas que la ciencia y la economía han impuesto a las lenguas modernas han llevado a que, junto a diferentes lenguajes coloquiales y literarios, surgiera una gran cantidad de "idiomas expertos" (lenguaje especializado). Por norma general, estos lenguajes técnicos los entienden únicamente aquellas personas que trabajan en el mismo campo o profesión, y los aprovechan para establecer unos límites con respecto al resto de la sociedad. Esta dinámica llevó a todas las lenguas a crear una especie de "servicios internos de traducción". Así, por ejemplo, encontramos las ciencias populares, donde el lenguaje científico se ha tenido que adaptar a un nivel más asequible para el hablante común. Actualmente, los lenguajes científicos especializados se sirven principalmente de morfemas del latín y del griego antiguo para su composición. Hoy en día, el "inglés internacional de los negocios y de la tecnología de la información" se ha convertido en la lengua de comunicación de la globalización, que, como nueva lengua universal, puede equiparase al latín de hace 2000 años.

El desarrollo de las lenguas es ahora más dinámico que nunca. Los medios innovadores generan nuevas formas de comunicación; crean incluso nuevos lenguajes, tales como los lenguajes de programación. La era digital es capaz de adaptar técnicas de comunicación arcaicas a aplicaciones modernas. De ahí proviene la omnipresencia otorgada a las marcas comerciales, derivadas de las marcas de alfarero utilizadas en la época más temprana de la creación de la escritura. Una gran parte de la juventud actual ha acogido este método con gran aceptación. Así, en cortos mensajes de texto (sms) se vuelven a utilizar técnicas pictográficas antiguas renovadas... por lo menos hasta que nos escayolen los pulgares... ;-)

 

 
 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB