absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

OTROS TEMAS > PENSAMIENTO > GIBRAN

Antropología, Historia...
  Arte  
  Ciencia  
  Ecología  
  Salud  
  Mística  
  Otros temas  
Proyectos

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 


Otras citas y frases:

Citas
George Bernard Shaw
Albert Einstein

Frases celebres de Khalil Gibran

(1883-1931)
Poeta, filósofo y artista, nacido en el Líbano.
Su poesía se ha traducido a más de veinte idiomas y sus dibujos y pinturas se han expuesto en las grandes capitales del mundo.

 

Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes.

En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente.

Para entender el corazón y la mente de una persona, no te fijes en lo que ha hecho no te fijes en lo que ha logrado sino en lo que aspira a hacer.

No busques al amigo para matar las horas, sino búscale con horas para vivir.

La más bella palabra en labios de un hombre es la palabra madre, y la llamada más dulce: madre mía.

Debe haber algo extrañamente sagrado en la sal: está en nuestras lágrimas y en el Mar.

Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.

Bueno es dar cuando nos piden; pero mejor es dar sin que nos pidan, como buenos entendedores.

Los hombres que no perdonan a las mujeres sus pequeños defectos jamás disfrutarán de sus grandes virtudes.

No progresas mejorando lo que ya esta hecho, sino esforzándote por lograr lo que aun queda por hacer.

El amor es siempre tímido ante la belleza, al paso que la belleza anda siempre detrás del amor."

Los dones que provienen de la justicia son superiores a los que se originan en la caridad.

El ruiseñor se niega anidar en la jaula, para que la esclavitud no sea el destino de su cría.

Yo os digo que la alegría y la tristeza son inseparables.

Del hablador he aprendido a callar; del intolerante, a ser indulgente, y del malévolo a tratar a los demás con amabilidad. Y por curioso que parezca, no siento ninguna gratitud hacia esos maestros.

Puedes olvidar a aquél con el que has reído pero no a aquél con el que has llorado.

Cuando la tristeza funde a dos corazones, ni la gloria ni la felicidad será capaz de destruir esa unión.

Las lágrimas son un fuego que purifica el amor, haciéndolo nítido y hermoso por una eternidad.

 
 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB