absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

SALUD > NO HAY COLESTEROL MALO

22 formas de Yoga
  25 alimentos anticáncer  
  Agua Diamantina  
  Alimentos inteligentes  
  Alimentos y Gunas  
  Aspartame  
  Cáncer y desintoxicación  
  Chakras, Glándulas ...  
  Cocinar con microondas  
  Continuum Concept  
  Espirales Energéticas  
  Ejercicios visión  
  Fosfenismo  
  Función 3er ojo  
  Juramento de Hipócrates  
  Kambó  
  Kombucha  
  Kundalini Yoga  
  Kohol  
  La linaza  
  Luna y Salud  
  Macrobiótica  
  Manifiesto maternidad  
  Matricidio  
  Medicina China  
  Metales pesados  
  El misterio del agua  
  Margarina  
  Mudras  
  Neem  
  Odent  
  Oro blanco  
  Orquideas  
  La Pineal  
  Saber respirar  
  Serotonina  
  Sexualidad infantil  
Terapia Cráneo-Sacral

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo


Texto original:

revista-ariel.org


No Hay Tal Cosa como 'Colesterol Malo',
Poniendo el Mito a Reposar

Dr. Ron Rosedale habla de los mitos más comunes del colesterol, y expone los engaños y las falsas ideas que a la mayoría de las personas le han sido contadas. (Entrevista con el Dr. Mercola).

http://preventdisease.com/home/tips87.shtml

(Original en Inglés. Traducido al español por Revista ARIEL)

Tal vez uno de los mayores mitos de la salud que se propagan por la cultura occidental y, ciertamente, en los Estados Unidos, es la correlación entre la elevación del colesterol y las enfermedades cardiovasculares (ECV). Desafortunadamente, a pesar de decenas de estudios, el colesterol no se ha demostrado que causa realmente ECV. Por el contrario, el colesterol es vital para nuestra supervivencia, y tratando de bajarlo artificialmente puede tener efectos perjudiciales, sobre todo a medida que envejecemos.

El colesterol parece ser una de esas cosas que infunde miedo en los corazones de muchos, por así decirlo. Nos hemos convertido en obsesionados con el consumo de alimentos bajos en colesterol y grasa. Pregunte a cualquiera, y ellos le pueden decir sus niveles de colesterol.

Lo que es seguro es que el 'poco conocimiento' que los medios de comunicación a menudo imparten significa que muchas personas asumen que el colesterol es simplemente algo "malo". Alternativamente, un buen número de nosotros puede haber oído los términos colesterol "bueno" y colesterol "malo" de boca en boca sin saber mucho acerca de lo que esto significa realmente. De hecho, es una apuesta bastante segura de que si le preguntas a cualquier persona en la calle por su respuesta instintiva, si se le pregunta sobre el colesterol, probablemente dirían que simplemente tenemos que 'reducirlo'.

El “noddy-science" ofrecido por los hombres de marketing a un público generalmenteingenuo científicamente, ha llevado a muchas personas a creer que debemos reemplazar ciertas opciones de comidas con productos especialmente desarrollados, que pueden ayudar a "reducir el colesterol". Naturalmente, esto tiene un precio, y requiere que las personas puedan permitirse pagar tal vez cuatro o cinco veces lo que un producto "típico normal" podría costar. Pero, ¿Es justificada esta aparente "absoluta necesidad” por luchar por la reducción de nuestro colesterol? Y, en efecto, ¿Es saludable?

Para cualquiera que haya tenido el diagnóstico oficial de "colesterol alto" en su torrente sanguíneo, pueden incluso haberse embarcado en un programa de intervención medica. De hecho, es muy probable que se hayan sumado a las legiones de largo plazo de los pill poppers que ya están llenando los bolsillos de los gigantes farmacéuticos con fines de lucro.

Pero vamos a tomarnos un momento, ahora, para revisar algunos de los hechos y falacias sobre la sustancia tan denostada:Colesterol.

El colesterol es necesario para producir hormonas. Sin él no podríamos producir el estrógeno, la progesterona o la testosterona. Es de vital importancia para el funcionamiento de las sinapsis nerviosas y proporciona la integridad estructural de las membranas de nuestras células. El colesterol es utilizado por la piel para ayudar a prevenir la evaporación de agua y para hacer impermeable a nuestra piel. La vitamina D se sintetiza a partir del colesterol. Y la bilis, que se utiliza para la digestión de las grasas, se compone principalmente de colesterol. El hígado produce alrededor del 90 por ciento del colesterol en nuestros cuerpos; sólo el 10 por ciento proviene de la dieta. Si comemos demasiado colesterol, el hígado disminuye la producción de colesterol.


El colesterol es un lípido de origen natural. Esto significa que es un tipo de grasa o aceite y de hecho es un componente esencial en la creación y el mantenimiento de las membranas de las células de todos los tejidos corporales. Así que esto solo significa que necesitamos colesterol para sobrevivir! La mayor parte del colesterol que se encuentra en nuestro cuerpo es en realidad fabricado de forma natural dentro de nuestras propias células. Sin embargo, también hay una contribución adicional que obtenemos de fuentes "nutricionales" externas - los alimentos que consumimos. En una típica dieta que proporciona alrededor de 400 mg de colesterol por día a partir de las fuentes de alimentos, alrededor de la mitad a dos tercios de esta cantidad se absorbe realmente por el proceso de la digestión. El cuerpo normalmente secreta alrededor de un gramo (1000 mg) de colesterol por día en la bilis a través de los conductos, y aproximadamente tres quintas partes de este es luego reabsorbido.

Donde nuestros tejidos u órganos son un complejo particularmente denso de células, que tienen estrechamente empacadas membranas celulares, habrá naturalmente los niveles más altos de colesterol. Los órganos principales que necesitan, y que contienen, estos montos más altos de colesterol son el hígado, el cerebro y la médula espinal - ninguno de los cuales trabajaría bien si reducimos demasiado el colesterol!

En efecto, el colesterol juega un papel esencial en el sano desarrollo y mantenimiento de las paredes celulares. También es un factor crítico en la síntesis de hormonas esteroides , que son un factor clave en nuestro desarrollo físico natural.

Siendo un lípido, el colesterol es soluble en la grasa, pero no es soluble en la sangre. Sin embargo, necesita ser transportado alrededor del cuerpo a los lugares donde puede ser utilizado. Es por ello que, a fin de ser movido alrededor, debe 'asociarse' con ciertas lipoproteínas que cuentan con una (por lo tanto " transportables por la sangre') capa de proteínas solubles en agua. Hay dos tipos principales de lipoproteínas que transportan el colesterol por todo el cuerpo: las de baja densidad y las de alta densidad. La función celular esencial del colesterol requiere que cantidades suficientes sean fabricadas por subsistemas especializados (u orgánulos) dentro de las células del cuerpo que se llama el retículo endoplasmático . Alternativamente, el colesterol que necesitamos debe proceder de nuestra dieta. Durante el proceso de "digestión y asimilación” de los alimentos, es la lipoproteína de baja densidad (LDL) la que transporta el colesterol de la dieta desde el hígado a las varias partes del cuerpo.

Cuando hay colesterol suficiente para las necesidades celulares, el otro mecanismo clave de transporte de este increíble "sistema logístico” - lipoproteína de alta densidad (HDL) - puede tomar el colesterol de nuevo al hígado desde donde cualquier exceso innecesario puede ser procesado para su excreción.

El “noddy-science" de los llamados fabricantes de “alimentos funcionales” nos quieren hacer creer que hay una cosa tal como el colesterol "malo" y colesterol "bueno". Esto es, de hecho, totalmente falso. El colesterol en sí, que sea transportado por las LDL o HDL, es exactamente el mismo. El colesterol es simplemente un ingrediente necesario que se requiere para ser entregado regularmente alrededor del cuerpo para el eficiente desarrollo sano, el mantenimiento y el funcionamiento de nuestras células. La diferencia está en los 'transportadores' (laslipoproteínas HDL y LDL) y ambos tipos son esenciales para la logística de la entrega al cuerpo humano para trabajar con eficacia.

Problemas pueden ocurrir, sin embargo, cuando las partículas de LDL son al mismo tiempo menoresy su capacidad de carga mayor que el transporte potencial de HDL disponible. Esto puede llevar a que sea 'entregado' más colesterol alrededor del cuerpo con menos recursos para devolver el exceso de capacidad en el hígado.

El LDL puede variar en su estructura y ocurrir en partículas de diferentes tamaños. Se trata de los tamaños pequeños de partículas de LDL que fácilmente pueden llegar a ser 'atrapadas' en las arterias de los proteoglicanos, lo cual es, en sí, una especie de "relleno" que se encuentra entre las células en todos los animales y el cuerpo humano. Esto puede causar que el colesterol LDL llevea contribuir a la formación de depósitos de grasa llamados "placas" (un proceso conocido como la aterogénesis). A medida que estos depósitos se acumulan, restringen el ancho y la flexibilidad de las arterias. Esto provoca un aumento de la presión arterial y también puede conducir a otros problemas cardiovasculares como ataques al corazón o derrames cerebrales.

El LDL en sí, en consecuencia, a veces se le conoce como "colesterol malo", pero ahora se puede apreciar el hecho de que esto es simplemente incorrecto. De hecho LDL, HDL y el colesterol son esenciales para nuestra salud. Sin embargo, parece que se ha hecho común que los seres humanos tienen una preponderancia a las "poco saludables" pequeñas partículas de LDL, que pueden llegar a ser un precursor de la enfermedad cardíaca y arterial, debido a los mecanismos descritos. Es aparentemente saludable tener un menor número de partículas de LDL más grandes que llevan la misma cantidad de colesterol que lo que podrían transportar un gran número de pequeñas partículas de LDL, pero por alguna razón esto es menos común. Esta es un área interesante que requiere más investigación.

Cuando el LDL queda retenido por las glicol-proteínas en las arterias quedasujeto a ser oxidado por "radicales libres". Esto es cuando el proceso puede convertirse en amenaza para la salud. Por lo tanto, se ha sugerido que el aumento de la cantidad de antioxidantes en nuestra dieta podría efectivamente 'limpiar' los radicales libres, y por consiguiente reducir esta oxidación perjudicial. Aunque la idea de consumir alimentos ricos en antioxidantes, o incluso el uso de suplementos, es ahora ampliamente promovida, la evidencia científica sobre su eficacia aún queda pendiente de ser plenamente establecida.

Otro punto a considerar es la presencia de sustancias llamadas «lípidos de muy baja densidad” o VLDL (very-low-density-lipids), también conocidos como triglicéridos. VLDL se convierte en LDL en el torrente sanguíneo y por lo tanto contribuye a un aumento de los niveles de LDL y para posteriores potenciales problemas de salud relacionados con el colesterol. Es por esto que los triglicéridos se miden por lo general cuando se lleva a cabo una prueba de colesterol de la sangre.

La producción de VLDL en el hígado - lo que equivale a una combinación de colesterol y baja densidad de apolipoproteína - se ve agravada por la ingesta de fructosa. La fructosa es el tipo de azúcar que se encuentra en muchas frutas, que también es un componente de la sacarosa y el jarabe de maíz de alta fructosa, ingrediente alimentario ampliamente utilizado. Esto implica que cualquier persona cuyo LDL o con niveles de triglicéridos demasiado elevados deberían reducir esos bocadillos azucarados, e incluso en las frutas más dulces cargadas de fructosa; no simplemente reducir su ingesta de alimentos grasos!

La vitamina B3, también conocida como niacina, por otro lado, en realidad disminuye la cantidad de VLDL, y por lo tanto también LDL. Además, la niacina ayuda a estimular la producción de HDL útil, la lipoproteína que transporta el exceso de colesterol de nuevo al hígado para su excreción. Sin embargo, de acuerdo con la mejor tradición de consumir "todo con moderación", actualmente recomendada para el consumo diario de niacina, el límite superior es 35 mg, ya que puede tener efectos tóxicos en cantidades mayores. Aun así, los profesionales médicos han procedido a recetar niacina en dosis de hasta 2 g, hasta tres veces al día, para el tratamiento de las personas con niveles de colesterol en sangre peligrosamente altos. Naturalmente, usted nunca debe auto medicarse con altas dosis de niacina sin tomar consejo médico apropiado.

La niacina en la dieta normalmente se obtiene a partir de alimentos con alto contenido de proteínas, incluyendo el hígado y otras carnes, así como cantidades significativas se encuentran en ciertas nueces y granos enteros.

Sin embargo, uno de los tipos de moda de las drogas farmacéuticas de los últimos tiempos, introducidas para tratar el aparente aumento de la incidencia de los niveles altos de colesterol, sobre todo en Occidente, son las estatinas. Lo más probable es que usted tiene un amigo o un pariente que toma estos medicamentos inútiles (Lipitor, Mevecor, Crestor, etc) para reducir el colesterol. Las estatinas son los fármacos número uno en ventas en el mundo. Ellas trabajan interfiriendo con la función del hígado y la reducción de la producción de LDL. Pero las estatinas son una innovación cuestionable en al menos un par de casos. En primer lugar no carecen de efectos secundarios: pueden, por ejemplo, conducir a la descomposición de material musculoso importante, que en última instancia puede afectar a los riñones e incluso causar insuficiencia renal aguda.

Las estatinas también parecen reducir los niveles naturales del cuerpo como el de la vitamina, agente de protección celular conocido como Co-enzima Q10. Esta benzoquinona juega un papel importante en la liberación de energía celular, particularmente en las zonas que trabajan duro como los pulmones, el hígado y el corazón. CoQ10 (como se llama a veces) también se ha demostrado que protege el cerebro contra la degeneración neurológica. Pero tal vez, lo más interesante, con respecto al colesterol, CoQ10 también actúa como un antioxidante, particularmente activo en la protección del sistema contra la oxidación por LDL y los problemas potenciales asociados con este, como se describió anteriormente. Así, mientras que las estatinas podrían proporcionar una reducción en el LDL per se, también pueden ser la causa de más problemas en el largo plazo. Naturalmente, como ocurre con muchos medicamentos modernos, por lo general tienen que ser tomados por largo tiempo por parte de cualquier persona a la que les haya sido prescrito.

Lo que es particularmente preocupante de las estatinas es, quizás, el hecho de que pueden ser vistas como una "solución rápida" para el insano LDL alto, y por consiguiente los niveles de colesterol en el cuerpo. Necesita que se tomen durante un largo periodo –lo que los hace muy rentables para los fabricantes de medicamentos. Pero también pueden ser recetados sin el mensaje gravoso de que a fin de hacer frente a cualquier problema de colesterol "naturalmente", la víctima tiene que cambiar su estilo de vida y la dieta. Las estatinas pueden parecer una opción fácil, pero de hecho puede ser simplemente el comienzo de un proceso en el que "el saldo de la salud negativa" simplemente se retrasó y no se desactivó activamente! Esto no quiere decir que en casos extremos de colesterol en la sangre, o la hipercolesterolemia, puede no ser una función útil para la terapia con estatinas cuando las estrategias naturales fallan o no resultan eficaces, o viables.

A decir verdad, ya modo de resumen, el colesterol es una importante y esencial sustancia que necesitamos para la salud a nivel celular. Lo más probable es que cualquier desequilibrio en nuestro sistema de transporte de colesterol se reduce a los malos hábitos alimenticios y de ejercicio por largo tiempo. Asegurar que consumimos algunos alimentos adicionales antioxidantes, junto con la inclusión de alimentos ricos en niacina, bien podría ser de beneficio. Pero es tal vez lo más importante reconocer que los niveles deliberados y continuados de la actividad y el consumo de una dieta saludable es una solución mejor quelas que ofrecen drogas rápidas y cuestionables, si alguna vez se diagnostican con niveles de colesterol y triglicéridos que puedan plantear problemas .

 


 
 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   salvagene[en]yahoo.esSOBRE ESTA WEB