absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

ANTROPOLOGÍA E HISTORIA > CÓDICE DRESDE

2012
  África antes 3er mundo  
  Akhenaton  
  Alfabeto líbico  
  Alfabeto universal  
  Arqueología inexplicable  
  Biblioteca de Alejandría  
  Calaveras de cristal  
  Calaveras deformes
 
  Calendario maya  
  Casa en Mari  
  Civilización islámica
 
  Códice de Dresde  
  Conquista programada  
  Dioses de Sirio  
  Disco del príncipe Sabu  
  Los Dropa  
  Egiptología Simbólica  
  Enuma Elish  
  Esferas de Costa Rica  
  Eslabones perdidos  
  Esvástica  
  Filosofía Africana  
  Fundamentalismos  
  Gigantes en Iberia  
  Gigantes en Índia  
  Gobekli Tepe  
  Horus vs. Jesús  
  Hopis vs. Sumerios  
  Hutus y Tutsis  
  Kaaba en la Meca  
  Katchinas  
  Laberinto de el Faiyum  
  Laberinto egipcio hallado  
  LABERINTO  
  Laberintos en León  
  Lengua más antigua de...
 
  Libro de Oera linda  
  Líneas de Nazca  
  Marduk, señor dE...  
  Manuscrito Voynich  
  May Day o Beltaine
 
  Mecanismo Antikythera  
  Mega en Cuba  
  México  
  Mucho más antiguos  
  No somos los primeros  
  Origenes del Qigong  
  Pájaro de Sakkara  
  Periodo Presumerio  
  Petroglifos  
  Piedras de Ica  
  Piedras sagradas  
  Pirámides bosnias  
  Pirámides chinas  
  Piri Reis  
  Plomos del Sacromonte  
  Religión del canibalismo  
  Religiones: la llave  
  Risus paschalis  
  Ruinas en el océano  
  Rutas del Sahara  
  Shiva Lingam  
  Sucio dinero  
  Tassili  
  Tiempo Celeste  
  Terrorismo  
Vimanas

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 


 

Códice de Dresde, un documento maya para predecir eclipses

(Notimex) El Códice de Dresden incluye una tabla elaborada por los mayas para la predicción de eclipses, que da muestra de sus notables avances en el conocimiento astronómico, señaló Jesús Galindo Trejo, miembro del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM.

En su artículo "La astronomía prehispánica en México", publicado en la revista Ciencia, órgano de difusión de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), expuso que el calendario mesoamericano, resultado de la práctica astronómica prehispánica que estuvo vigente por casi tres milenios, tenía dos cuentas.

Una de ellas constaba de 365 días divididos en 18 periodos de 20 días, más cinco adicionales, por otro lado, se encontraba la cuenta ritual de 260 días, organizada en 20 trecenas, detalló.

Afirmó que uno de los fenómenos astronómicos ampliamente estudiado por los pueblos prehispánicos con ayuda de su calendario fue el de los eclipses.

"La brillantez y regularidad del Sol era un reflejo de un orden cósmico estable y continuo; los eclipses, al opacar al astro rey, rompían con este orden y regularidad, por lo que eran considerados un mal augurio sobre el mundo", detalló el físico y matemático.

Por ello, dijo, entender cuándo sucedería un eclipse se convirtió en tema de profundo análisis para los sacerdotes-astrónomos mayas.

En tres de los códices mayas que aún se conservan se pueden apreciar representaciones de eclipses, en particular el Códice de Dresden, que posee varias cuentas vinculadas claramente con eclipses.

Afirmó que la tabla como la que contiene el Códice de Dresden debió haber sido resultado de una cuidadosa y paciente labor de observación, porque al relacionar las fechas del calendario ritual, se encontró que dichas cuentas corresponden con 69 eclipses solares reales, 18 de los cuales se pudieron observar en tierra maya.

Jesús Galindo aclaró que aunque la tabla predecía los eclipses, no daba la certeza de que éstos fueran visibles en tierra maya, también indicó que los errores en las cuentas mayas nunca eran mayores a un día completo.

Los códices mayas
son libros escritos antes de la conquista y muestran algunos rasgos de la civilización maya. en su escritura se emplean "jeroglíficos" mayas. Los códices han sido nombrados tomando como referencia la ciudad en la que se localizan. El códice de Dresde es considerado el más importante. Los Mayas desarrollaron su papel, relativamente en una era temprana, hay pruebas arqueológicas del uso de cortezas desde inicios del V siglo DC. Los Mayas lo llamaban huun y "tempranamente en su historia los Mayas produjeron una clase de manto de la parte interna de la corteza de ciertos árboles, principalmente del Higo salvaje o Amate, (Ficus Glabrata) y del Matapalo, otro ficus. A partir de ésta y con cal ellos formaban papel, cuando ocurrió, lo desconocemos. El papel inventado por los Mayas, era superior en textura, durabilidad y plasticidad al papiro Egipcio", (Sandstrom and Sandstrom, Traditional Papermaking).

El Códice de Dresde
está guardado en la Sächsische Landesbibliothek (SLUB), la biblioteca estatal en Dresde, Alemania. Es el más elaborado de los códices. Es un calendario mostrando qué dioses influyen en cada día. Explica detalles del calendario maya y el sistema numérico maya. El códice está escrito en una larga hoja de papel que está doblado de forma que se crean 39 páginas, escritas en ambos lados. Probablemente fue escrito por escribas mayas justo antes de la conquista española. De alguna manera llegó a Europa y fue vendido a la librería real de la corte de Sajonia en Dresde, en 1739. En las páginas 46 a 50 incluye un calendario de Venus, lo que muestra que los mayas tenían un calendario más complejo asociado con ideas ceremoniales. En cada una de estas páginas se encuentran cuatro columnas, cada una con treinta de los signos utilizados en el calendario de 260 días llamado "tzolkin". Cada uno de los signos representa el día en el tzolkin en donde ha comenzado una posición particular de uno de los cinco períodos de Venus que complementan ocho años de 365 días. Las cuatro columnas de cada página en particular representan a Venus en su posición como la conjunción superior, la estrella de la mañana, la conjunción inferior, y la estrella de la tarde. En la parte inferior de cada página se muestra en números mayas el número de días de cada período.

 

 
 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB