absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

OTROS TEMAS > ESTADOS MODIFICADOS DE CONCIENCIA Y ENTEÓGENOS > CARTOGRAFÍA PSICOACTIVA

Antropología, Historia...
  Arte  
  Ciencia  
  Ecología  
  Salud  
  Mística  
  Otros temas  
Proyectos

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 


Texto original:
mind-surf.net

Cartografía de la experiencia psicoactiva


La ausencia dentro de nuestros esquemas intelectuales, de una explicación metafísica de la experiencia visionaria, y la inexistencia de una metodología consecuente de interpretación impide el discernimiento entre experincias que pueden ser, y de hecho son, de naturaleza muy diversa, con toda una gama de posibles variaciones que van desde el delirio esquizofrénico hasta la visión puramente espiritual, coartando, además el estudio de las posibilidades cognitivas inherentes a una faceta de imaginación que nada tiene que ver con lo que comúnmente se denomina "fantasía".

Agustín Tobajas: "El relato visionario"

 

Preámbulo
¿A dónde vamos mientras duran los efectos de un psicoactivo de características visionarias? ¿A dónde viaja nuestra conciencia? ¿Hay realmente diferentes espacios, planos, dimensiones o niveles a los cuales viajar? ¿Qué significa lo que vemos en tales circunstancias? ¿Realmente lo vemos? ¿Hasta qué punto intervienen en el tipo de visiones (o en la ausencia de las mismas) el bagaje de imágenes que alberga el inconciente del usuario, su imaginación, su fantasía, su historia personal, sus creencias, el estado de su anatomía sutil? ¿Realmente podemos entrar en contacto con otras entidades o inteligencias? ¿Son de carácter espiritual, extraterrestre, o acaso nos comunicamos con otras partes de nuestra propia mente? ¿Existe la posibilidad de dirigir el viaje a voluntad hacia los espacios a los que queremos ir o hacia las inteligencias que deseamos contactar? ¿Cómo se hace? ¿Cuál es la diferencia entre una experiencia mística con sustancias psicoactivas y otra sin ellas?

Esta es la clase de preguntas que me he planteado desde que comencé a utilizar psicoactivos de tipo visionario. Después de investigar teórica y empíricamente durante algo así como diez años, tengo algunas hipótesis y certezas temporales que deseo compartir en este espacio.

En primer lugar presento una síntesis de los trabajos de otros investigadores a los que he tenido acceso y posteriormente ofrezco un resumen de mis experiencias personales antes de exponer mis hipótesis. Espero que algo de esto pueda orientarte en tus propias experiencias y/o cuestionamientos y que contribuya a la creación de un lenguaje, una hermenéutica y unos parámetros comunes para que en el futuro próximo podamos referirnos a este tipo de experiencias con mayor claridad, sin temor ni estigmatismo alguno.


MAPA DE LILLY

John Lilly fue un pionero en la comunicación con delfines y en la investigación cerebral. A principios de la década de los cincuenta inventó el tanque de aislamiento sensorial y entre 1964 y 1966 realizó algunos de los más interesantes experimentos con LSD antes de la prohibición internacional. Su trabajo contribuyó a alentar el interés mundial en los delfines y las ballenas y sus experimentos con el tanque y la LSD dieron pie a la película Altered States (Estados alterados).

Fue autor de doce libros y diversos ensayos que incluyen las teorías de las realidades internas, el modelo hardware/software de la mente/cerebro, así como un modelo de comunicación entre la especie humana y los delfines.

A través de las páginas de su libro más conocido, En el centro del ciclón (7), Lilly hace un recuento de las primeras investigaciones que realizó con LSD y aboga por el uso controlado de drogas psiquedélicas y cualquier otro medio para la exploración interior:

Yo creo firmemente que la experiencia de estados superiores de conciencia es necesaria pra la supervivencia de la especie humana. Si cada uno de nosotros puede experimentar al menos los niveles inferiores de satori, habrá todavía una esperanza de que no haremos estallar el planeta, ni eliminaremos de otro modo la vida que conocemos. Si todas las personas del planeta y en particular las que ejercen el poder en los órdenes establecidos, pueden alcanzar con regularidad altos niveles o estados, el mundo sería regido con alegría y eficiencia relativamente simple. Problemas tales como la contaminación, la destrucción de otras especies, la superproducción, el mal uso de los recursos naturales, la superpoblación, el hambre, la enfermedad y la guerra, serían resueltos por la aplicación racional de medios realizables.

Los estados superiores de conciencia y los medios de alcanzarlos son un factor esconómico más valioso de lo que se puede corrientemente imaginar. Una empresa que anime a su dirección y a sus trabajadores a alcanzar básicos y más altos niveles de conciencia, mostrará, en pocos meses, eficacia, armonía y productividad crecientes, una política mejorada y unas relaciones públicas mejores. Si una corporación puede lograr la "unidad de grupo", se convierte en una nueva clase de entidad de establishment que rebasa sus anteriores límites. (7)

Tras su primera edición muchos de sus colegas lo tacharon de haberse vuelto loco por hablar valiente y abiertamente del contacto que pudo establecer con sus guías internos, sus experiencias telepáticas, extra corporales y otras más que, rompiendo los rígidos moldes de la ciencia y su exigencia de comprobaciones "objetivamente" reproducibles, lo dejaron marginado del campo de la "investigación seria" por algún tiempo.

Ahora que la ciencia se está flexibilizando y ensanchando sus miras hacia lo que antes eran cotos privados de la teología, el esoterismo y la religión, Lilly está de vuelta y ya comienzan a circular de nuevo los resultados de los primeros experimentos que realizó con la ayuda de la LSD como los de metaprogramación positiva inducida bajo sus efectos (ver más al respecto en LSD).

Otra aportación de especial relevancia para esta sección de Las drogas tal cual... son sus tablas de los estados de la conciencia humana o niveles de le energía mental que van del –24 al +24 en una curva donde el –3 y el +3 son los niveles más bajo y más alto respectivamente. He aquí la traducción de un resumen de Patrice Van Eersel:

Los niveles de energía interna

Para empezar, es necesario imaginar el estado de total neutralidad emocional, cuando simplemente estás presente en el mundo, atento, con la mente clara. Este es el estado en que deberíamos estar cuando nos encontramos en sociedad, cuando nos comunicamos con otra gente, cuando enseñamos o cuando aprendemos.. De acuerdo a John Lilly, es en este estado, y sólo en este estado, que podemos reprogramar nuestra "biocomputadora".
A este estado neutral de conciencia hacemos que corresponda el punto central de una sinuosa curva, al cual otorgamos (arbitrariamente) el valor de "48". El lado más alto (en la derecha), se dirige hacia arriba hasta el "infinito positivo", y el otro lado hacia abajo hasta el "infinito negativo". Donde quiera que estés, sea cual sea tu grado de evolución y tu estado anímico del momento, tu estado interno está constantemente incluido en esta larga S.

48
Centro de neutralidad alrededor del cual generalmente nos estamos moviendo, casi siempre variando un poco, ya sea hacia arriba o hacia abajo.
+24
El estado "profesional", en el que podemos dejarnos en "piloto automático" para realizar tareas (al volante de un auto por ejemplo, cuando manejamos con mano firme y nos permitimos pensar en otras cosas).

-24
Imagínate que estás enfermo, con náuseas. O que tu jefe, quien difícilmente te contrató, duda de ti. O que te ha dejado tu amor. Pero aún así tienes que ir a trabajar. Entonces estás en un "estado negativo básico" en el que todavía puedes actuar, pero malamente. Todavía puedes bailar ¡pero con qué trabajos!
+12
El éxtasis, el estado de gracia. Ya no estás completamente en la Tierra, ¡y aún así el mundo te parece hermoso! Todo brilla. Estás locamente enamorado, en un estado cósmico de amor donde ya no bailas sino que "eres bailado", la música literalmente toma tu cuerpo.
-12
El horror. Sin lugar a dudas no vas a trabajar, ni a conducir. Sólo estás sufriendo. El mundo se te aparece a través de una niebla espesa y atemorizante. Dudas de haber sabido bailar alguna vez. Más aún, ¿qué significa esa palabra? Este estado es sencillamente negatividad extrema.
+ 6
El estado de Buddha. Tu ser es reducido a un punto de intensa conciencia, estás viajando a través de universos, llevado por una innombrable energía de amor. Este es el nivel de realidad que conocen algunos que han experimentado ECM (experiencias cercanas a la muerte).
- 6
Este punto de conciencia empieza enteramente en el infierno, en el reino de la soledad total y la absurdidad.
+ 3 / - 3
Últimos niveles conocidos de la escala del Ser, desafían las palabras. El Ser se disuelve completamente aquí: por un lado en la pura esencia (es el gran Satori, lo que los derviches llaman Fanaa, la disolusión en el Todo), y del otro lado en el Ego absoluto, la quintaesencia de la negatividad y soledad.

* Tabla tomada del libro de Patrice Van Eersel: Le Cinquième Rêve (12)

Con ayuda de esta tabla pueden localizarse los niveles energéticos alcanzados por un consumidor de sustancias psicoactivas durante su experiencia. Lo más común en un viaje con visionarios es experimentar más de un nivel de energía interna en una sola experiencia

Las fases positivas de una experiencia, tanto las de bienestar como las de tipo transpersonal o místico podrían situarse entre el +12 y el +3. Mientras que la intensidad de un malviaje podría situarse entre el -12 y el -3, dependiendo del nivel de energía negativa experimentada por el consumidor.

John Lilly aseguraba por ejemplo que la mayoría de sus excursiones con LSD lo situaban en el +12, descrito en sus propias palabras como un "Estado de bienaventuranza, realización del Baraka, recepción de gracia divina, amor cósmico, energía cósmica, alerta corporal aumentada, la más elevada fusión de la conciencia corporal y planetaria, estar enamorado de todo, estar en un estado positivo de energía LSD. Estar en el Oth." (7)

Según describe John, en dicho estado de conciencia simplemente es imposible no amar todo lo que te rodea y no querer compartirlo. De hecho, la comprobación de que te encuentras en tal estado de conciencia es el deseo imperativo de que otros experimenten lo que tú estás experimentando porque el amor es sinónimo de compartir.

Y hablando de compartir y crear un lenguaje común para describir los estados no ordinarios de conciencia, con este mapa resulta más fácil describir en términos comprensibles -para uno mismo y para las personas que estén familiarizadas con él- los niveles energéticos a los que accediste durante una experiencia determinada.

 

MAPA DE LOS SHULGUIN

Si el mapa de Lilly nos ayuda a situar las experiencias en términos de niveles energéticos (niveles que bien podrían llamarse anímicos o emocionales), el mapa de los Shulguin nos ayuda a situarlas en términos de contenidos sensoriales y psicológicos. En sus voluminosos y singulares libros PIHKAL, a chemical love story, y THIKAL, the continuation, los esposos Alexander y Ann Shulguin, dan cuenta de su trabajo de casi treinta años sintetizando, evaluando y probando en sí mismos y en reducidos grupos de trabajo, diversos psicoactivos incluidos en los grupos químicos de las felniletilaminas y las triptaminas.

PHIKAL, es un acrónimo de Fentilaminas que he Conocido y Amado (Phenethylamines I Have Known And Love) y THIKAL de Triptaminas...

 

Entre las páginas de ambos volúmenes Alex y Ann describen los caminos individuales que los llevaron a interesarse por los psicoactivos, él a nivel químico, ella a nivel terapéutico y ambos a nivel espiritual.

También relatan sus respectivas biografías, su encuentro y posterior matrimonio; y entre un montón de anécdotas personales y comunitarias, presentan un compendio enciclopédico de diversos psicoactivos (con métodos de síntesis, dosis, duración de los efectos y comentarios acerca de diferentes materiales químicos para sintetizarlos), así como diversas experiencias terapéuticas derivadas de su utilización; y por último, ofrecen una defensa razonada y apasionada en favor de su pronta despenalización.

Otro de los útiles recursos que los esposos Shulguin ofrecen a sus lectores es un mapa que han configurado en función de sus propias experiencias con psicoactivos. En el capítulo 10 de THIKAL, bajo el subtítulo "Places in the mind" (Lugares en la mente), enumeran los posibles contenidos de un estado modificado de conciencia.

Ellos consideran que "las alteraciones de conciencia son inevitables si estás en el camino espiritual usando drogas psiquedélicas, plantas visionarias, u otros métodos como, por ejemplo, respiración holotrópica, hipnosis o meditación." Dado lo cual, eventualmente "puedes encontrarte (ya sea que estés preparado o no) en un lugar dentro de tu mente donde los paisajes familiares no están en ninguna parte donde puedas encontrarlos. Algunos de estos lugares te pueden infundir con poder y luz; otros pueden llevarte al terror y la tristeza".

Los Shulguin consideran que emprender este tipo de viajes es una de las formas de llegar al autoconocimiento: "Debes aprender a encontrar tu camino a través de cada uno de ellos porque sólo haciendo esto puedes llegar a familiarizarte con los niveles más profundos de tu propia psique; es la única forma de comenzar a entender quién y qué eres."Pero advierten también acerca de la necesidad de aprender a encontrar un ancla que te permita navegar por los distintos paisajes interiores:

Las cosas que haces, en todas las áreas de tu vida, te ayudan a definir quién eres, no sólo como un ser humano individual, sino como miembro de tu familia y tu comunidad. Ellas conforman tu personalidad, la parte de ti que otra gente conoce. Debajo de esta persona, sin embargo, hay una esencia que nunca puede ser completamente conocida por otra persona, y es la conciencia de este núcleo del Ser lo que te dará una ancla psíquica si te encuentras en dificultades, desorientado en algún lugar a lo largo del camino. El núcleo del Ser no es una personalidad; no es una cosa estable o definida, es una forma de energía espiritual, así es que nunca está quieta, aunque permanece siendo la misma, Simpre la reconocerás como tu ser mismo, la escencia de quien eres; y siempre puedes buscarla y agarrarte a ella cuando estés enfrentando el caos interior. (9)

Asímismo, los Shulguin sugieren viajar con una herramienta muy importante para ayudarnos a enfrentar cualquier posible problema durante la experiencia psicoactiva: la figura del Observador o el Testigo presencial, definido como la parte de nuestra mente capaz de observar cualquier situación desapacionadamente y con la mayor objetividad. Esta parte de nuestra psique puede convocarse a voluntad para que nos informe acerca de lo que está ocurriendo, sin ninguna interpretación, y nos recuerde siempre que estamos bajo el efecto de una droga que está modificando nuestra conciencia y nuestras percepciones sólo de manera temporal, pues tarde o tempranos sus efectos acabarán.

Después de este preámbulo, los Shulguin pasan a exponer y describir los sitios mentales que han visitado durante sus experiencias psicoactivas, a los cuales les otorgan diversos nombres en función de lo que experimentan. Dicen que en una sola experiencia psicoactiva pueden visitarse uno o más de estos lugares y también se cuidan de advertir que: "La droga o la planta visionaria no contiene, en sí misma, ninguna experiencia particular; cada droga psiquedélica simplemente hace posible que se abran puertas interiores a través de las cuales puede emerger una experiencia. Las puertas que abre la DMT tienden a ser muy diferentes que aquellas que abre la mezcalina, por ejemplo, pero una vez que haz atravesado esas puertas, lo que encuentras es parte de ti mismo." (9)

 

Lugares en la mente

.
ESTADO BETA

Definido como un umbral interminable, éste es un estado en el que no sucede nada, pero uno no está normal.

Te das cuenta de que estás en un estado alterado de conciencia, pero no puedes expresar exactamente cuál es la alteración, ya que no hay cambios visuales, no hay cambios emocionales, ni nada. Sin embargo, uno es conciente de que no está normal. El único peligro aquí es morirse de aburrimiento.




RISA

Aunque la risa se atribuye comúnmente a la marihuana, también puede ser inducida por visionarioas como la psilocibina o la LSD, por ejemplo. Tiene algo que ver con la liberación de las constricciones sociales que cargan los adultos. No sólo se reprimen el enojo y el miedo, sino también el humor y la risa. La mayoría de nosotros tenemos mucha risa en nuestro interior, pero en nuestra cultura occidental a menudo aprendemos a reprimirla en la niñez. Tal como un niño pequeño se ríe cuando ve saltar a un muñeco de una caja, así volvemos a reírnos de cualquier cosa que llame nuestra atención.

AUTO-ODIO

El auto-rechazo es una cosa bastante común que normalmente puede suceder en las primeras fases del efecto de un psicoactivo. Consiste en enfocarse únicamente en los errores, los fallos, las inadecuaciones, las culpas y en general, lo que cada quien podría considerar como su sombra o el lado oscuro de su personalidad e identificarse únicamente con ello. Esta es sólo una fase de transición siempre que uno no se quede atascado en ella y logre desviar su atención hacia otras cosas.

Para lidiar con esta situación hay que utilizar la figura del Observador objetivo y escuchar con ecuanimidad todo lo que uno mismo se está diciendo hasta darse cuenta de que eso no procede de una perspectiva de justicia y balance, ni es la verdad total acerca de lo que somos. Normalmente es una parte programada en nuestra mente por padres, maestros u otras figuras de autoridad durante nuestra infancia. La cuestión que hay que plantearse repetidamente es: ¿Juzgaría con esta implacable negatividad a mi mejor amigo? Y si yo no le haría esto a mi mejor amigo, ¿por qué me lo estoy haciendo a mí mismo? ¿Dónde está la compasión, el entendimiento, la paciencia, el amor? ¿No los merezco tanto como mi mejor amigo?

Es importante tomar nota de todo el discurso de auto-odio para buscar posteriormente la fuente de estos condicionamientos infantiles que han permanecido inconcientes y que la droga está destapando y mostrándonos para que tengamos la oportunidad de verlos y reprogramarnos. Normalmente esto envuelve algún tipo de psicoterapia (ver más al respecto en las terapias de Ann Shulguin con MDMA en Espiritualidad y Terapias), que hay que llevar a cabo si uno quiere proseguir con las experiencias psicoactiva sin quedarse atascado en esta fase. De otra manera uno puede empantanarse en las programaciones y condicionamientos infantiles e incluso se corre el peligro de cometer algún tipo de daño hacia uno mismo provocado por un impulso inconciente de auto-destrucción.



DISTORSIÓN DEL TIEMPO

Este es uno de los efectos más comunes de las drogas psiquedélicas. La mayoría de las veces el tiempo parece alargarse, pero también puede comprimirse. Usualmente esto no altera al viajero excepto cuando uno cree encontrarse en la eternidad para siempre.

Esto puede ocurrirle a los novatos que usan dosis muy altas la primera vez que prueban un visionario. Mientras creen que están atrapados en la eternidad para siempre pueden sentir pánico hasta que, para su enorme sorpresa y gratitud, la eternidad termina junto con los efectos de la droga.

Sólo hay una manera de evitar este tipo de experiencias. Asegúrate de que tomas una dosis relativamente baja de cualquier droga psiquedélica que no hayas probado antes. Y hasta que estés familiarizado con la droga y sus efectos, aumenta lentamente la dosis, si lo crees necesario. En esta área es muy desaconsejable ser "macho". Estás experimentando con tu propia mente y con niveles desconocidos de tu psique, y lo mejor es ir despacio y con cuidado, con gran respeto y humildad.

Si te encuentras atrapado en la eternidad, deja que tu Observador te recuerde que estás bajo el efecto de una droga, y que lo creas o no, éste efecto tiene una duración y eventualmente terminará.

Mientras tanto, utiliza este estado de la forma que te resulte más placentera; escribe largas cartas, crea algo bello con barro o pinta, siéntate a ver las plantas, y permítete ver, escuchar y pensar. Disfruta la eternidad.

Constantemente recuérdate que la eternidad, en este caso, es temporal, y que estás experimentando una fascinante ezquina de tu mente.

Se puede aprender mucho de esta experiencia acerca de las percepciones del tiempo, acerca de la naturaleza de tu Ser, y acerca de las extraordinarias capacidades de tu mente.

PARANOIA

Este es un estado poco placentero que se puede experimentar con marihuana, cocaína y otros psicoactivos, que normalmente se puede evitar simplemente alejándose de ellos. Una sola experiencia de paranoia puede serte de gran valor, pues sabrás de primera mano lo que significa el pensamiento paranoico provocado por el mecanismo psicológico de la "proyección", y quizá te intereses en saber de dónde provienen tus proyecciones.

Si te encuentras experimentando un agudo temor de ser atrapado, atacado o simplemente rechazado, hay algunas cosas que debes tener en mente: Primero, si estás viendo amenaza u odio en las caras de las personas, especialmente en aquellas que conoces y amas, trata de activar tu Observador, que es la parte de tu mente que mira, aprende y evalúa sin emoción (aunque a veces tiene un sutil senido del humor).

Siempre puedes llamar a tu Observador y en momentos como estos te recordará: "Haz tomado una droga, y ésta ha cambiado tus percepciones. No te quedes atrapado en la negatividad y la desconfianza. Es sólo una parte de tu psique. Es un aspecto de tu Superviviente -la ezquina de tu mente que guarda los impulsos institntivos y cree que todo es una jungla, y ve peligro en todas partes- y lo que estás viendo o sintiendo no tiene nada que ver con la verdad acera de tus amigos y lo que éstos sienten respecto a ti, tiene que ver con las proyecciones de tu inconciente, así es que sólo sigue adelante que esto ya pasará."

Darte cuenta de que estás es un estado de paranoia te puede ayudar a recobrar la objetividad. El percibir hostilidad en las caras de las personas o en las palabras de otros creyendo ver enojo o desaprovación es una proyección hacia el mundo exterior de los juicios negativos pronunciados contra ti mismo que guardas en el inconciente. Es decir, una parte de ti ha aprendido, probablemente en la infancia, a verte a ti mismo como indeseable, malo, merecedor de castigo o algo peor. Esto es lo que estás proyectando en las caras hostiles de tus amigos o en las plantas amenazadoras de tu jardín: es una proyección de tus sentimientos acerca de ese juicio y ese jurado que residen profundamente en tu interior.

Permite que la paranoia te enseñe acerca de esa parte escondida de tu psique y cuando el efecto de la droga termine, habla de esto que experimentaste con otras personas. Si la paranoia ha sido demasiado perturbadora debido a su intensidad, tal vez debieras considerar la posibilidad de ir a terapia para desactivar esa programación inconciente.



SINESTESIA

Para la gente que experimenta con psiquedélicos este puede ser uno de los aspectos más impresionantes y disfrutables de la experiencia. La definicón de sinestesia en un diccionario es: "Una sensación producida en una modalidad cuando un estímulo es aplicable a otra, como cuando el escuchar cierto sonido induce la visualización de cierto color."

Bajo la influencia de muchas drogas psiquedélicas, no sólo la música se le presenta a quien la escucha como matices de color en todas las gradaciones de brillantez y sutilidad, sino que lo contrario también puede ser posible; los colores pueden traducirse en sonidos.

A veces hay cambios interpretativos tan exóticos como sentir emociones como texturas, y conceptos intelectuales como formas tridimensionales.

Es sabido que los olores despiertan vívidamente el espectro de la memoria y sinestésicamente traen recuerdos emocionales, visuales e incluso auditivos. Después de todo, estos canales "separados" van a parar al mismo cerebro.

La sinestesia es una capacidad normal de nuestra mente cuando dormimos y en ocasiones cuando creamos, ya que la creatividad usualmente envuelve una alteraciónde la conciencia, o un estado de trance. Tomar un psiquedélico o una planta visionaria simplemente hace aparente a la conciencia normal esta modalidad de entretejido sensorial.

El grado en que experimentamos la sinestesia depende de la naturaleza de la droga, la dosis y la receptividad y curiosidad del usuario; si está inclinado a explorar nuevas dimensiones de su mundo interior, probablemente pondrá más atensción a las inusuales e inesperadas yuxtaposiciones que pueden ocurrir cuando la mente inconciente tiene la libertad de jugar esta clase de juegos con la entrada sensorial.

La sinestesia produce una sensación de placer en todas las personas. Parece que la psique humana disfruta esta fundición de los sentidos.

Este es un lugar de gran diversión y satisfacción del alma. Además, permite que surjan una multitud de cuestionamientos acerca de la naturaleza de la realidad que precibimos, o creemos que percibimos, y el funcionamiento de nuestros cerebros, mentes y almas.

 

EL VACÍO

Significa enfrentar la pérdida total de sentido y significado. Una persona sensible puede encontrarse convencida de que lo que está viendo y sintiendo es la verdad básica acerca del mundo en que vive y de todo el cosmos; que la vida no tiene absolutamente ningún significado. El Vacío, también llamado Valle de la Muerte o Valle de las Sombras, es un lugar donde todo se ve gris o negro, sucio y sin sentido, y las únicas emociones que se experimentan son el dolor y el desamparo total.

Para salir de este estado puedes llamar a tu Observador para que te recuerde que ésta no es la verdad última de todo el universo; es una genuina parte de lo que es, pero sólo una pequeña parte. Pensar que así es todo, equivale a pensar que Hitler es la verdad completa acerca de la raza humana.

La segunda cosa que hay que recordar es que no tienes obligación de permanecer en este lugar oscuro. Has visto que existe por alguna razón, quizá simplemente para que entiendas a la gente que vive cotidianamente en el vacío y quizá en el futuro puedas ayudar a alguno de ellos a encontrar la salida.

Una manera de liberarte de este lugar es enfocando intencionalmente ciertas imágenes: quizá la risa del Buda, o tu imagen favorita de Jesucristo, bebés recién nacidos que son bienvenidos por sus felices padres, tu propio amor por alguien, la música que te gusta, el profundo placer que te produce realizar tu actividad favorita, o lo que sea que te traiga recuerdos de belleza y alegría en la vida. Concentrate en una de estas imágenes u organiza un desfile mental de todas ellas. Visualízalas claramente hasta que irradien luz sobre ti. Poco a poco el vacío se desvanecerá y el color regresará gradualmente junto con el significado.

Si pasas más de un día en el Vacío no dudes en acudir a un psicólogo o psiquiatra. Mantén en mente que este estado se debe a un desbalance químico y existen fármacos que pueden regresarte a la normalidad. No dejes pasar mucho tiempo, pues algunas personas hipersensibles pueden comenzar a tener ideas suicidas si este estado de depresión aguda persiste durante un largo periodo.


 


EUFORIA Y ÉXTASIS

Lo primero que se puede decir de esta experiencia es que es buena y nutritiva, es alimento para el alma. La euforia debiera pertenecer cotidianamente a nuestras vidas porque nos llena de energía y esperanza.

Esta es la definición de euforia tomada de un diccionario: "Un fuerte sentimiento de felicidad, confianza y bienestar". El sufijo "eu" significa "normal" o "correcto". Lo opuesto a "eu" es "dis", lo cual significa que algo no está funcionando correctamente. La "disforia" es pues anormal, ya que es lo opuesto a la euforia, que al menos teóricamente vendría siendo lo normal. La hiperforia es el superlativo de la euforia, es el éxtasis.

Entonces, ¿por qué la euforia está enlistada en la literatura psiquiátrica como un posible efecto negativo de varias drogas? ¿Cómo es que nos hemos convertido en una sociedad donde euforia significa sentirse demasiado bien, más feliz de lo que se debe, más confiado de lo que uno merece estar?

Como sociedad nos hemos acostumbrado a estar en un estado de depresión sutil la mayor parte del tiempo, tanto que sentirse bien, feliz y lleno de energía engendra, en algunas personas, un cierto grado de suspicacia y en ocasiones incluso desaprovación.

Tal como sucede con el resto de las emociones humanas, la euforia no es duradera, y no puede ser constante a menos que te conviertas en un Iniciado, un maestro espiritual, en cuyo caso es posible vivir permanentemente entre la euforia y el éxtasis; mientras tanto hemos de conformarnos con las subidas y bajadas de la condición humana.

Tratar de permanecer en un estado constante de euforia con drogas o sin ellas es tanto como pretender que un orgasmo sea permanente, a menos que uno esté dispuesto a seguir los pasos de Santa Teresa de Ávila, por ejemplo. Mientras tanto, si deseas permanecer en el mundo de los humanos y vivir una vida humana común y corriente, deberás seguir viendo a la euforia y al éxtasis como regalos temporales y recordatorios de tu innata capacidad de experimentar exquisitos placeres.

 

ALUCINACIÓN

Un fenómeno extremamente raro, en el que una realidad completamente convincente rodea a la persona, con los ojos abiertos, una realidad que sólo la persona puede experimentar e interactuar con ella. La inducción de alucinaciones es una propiedad comúnmente atribuida a las drogas psicodélcias, pero en realidad es virtualmente inexistente en el uso de tales materiales, a menos que haya habido una sobredosis masiva.

En la mayoría de las experiencias psicodélicas en gente normal y saludable, usando dosis razonables, hay una clara conciencia del entorno real. Las distorsiones visuales son comunes, pero el sujeto no las confunde con la realidad objetiva; se sabe que son distorsiones visuales y se les reconoce como tales. Las drogas anestésicas disociativas como la escopolamina y la ketamina, por otra parte, producen verdaderas alucinaciones.

Los miembros de la comunidad médica (incluyendo los psiquiatras), siendo la mayoría inexpertos en el uso de drogas psiquedélicas, han adquirido el hábito de usar la palabra "halucinación" para describir un rango entero de efectos visuales y auditivos producidos por tales drogas, incluyendo muchos que no tienen nada qué ver con las alucinaciones.

La distinión más importante es esta: Si has tomado una droga psiquedélica y por ejemplo, estás viendo una aumentada brillantes en los colores y una gran riqueza en la textura, caras interesantes en grandes rocas, imágenes kaleidoscópicas en el techo; y si estás totalmente conciente de que has tomado una droga, entonces NO estás alucinando.

Sin embargo, si has tomado una droga y ves un bello caballo azul pastando en la carpeta de tu sala, y estás convencido de que todos los demás cerca de ti también están viendo al caballo; si no haces ninguna asociación entre el caballo azul y la droga que has tomado, sino que estás seguro de que lo que ves es parte de la realidad de consenso, entonces de hecho, estás alucinando y no sirve de nada que te digamos qué hacer en caso de que estés alucinando, por eso siempre es una buena idea tener algún amigo cerca que no esté bajo los efectos de la droga que hemos ingerido y pueda cuidarnos.


 


ARQUETIPOS

Lo que muchos buscan concientemente, ya sea a través del uso de drogas o plantas psicoactivas, la meditación o el ejercicio espiritual, es alcanzar -aunque sea momentáneamente- ese lugar dentro de nosotros donde hay una verdadera comprensión de las grandes dualidades, y con ella, un estado de inmensa energía, aceptación y arrobamiento. La palabra hindú para este lugar es "Samadhi", y una sola experiencia de él dará energía a tu alma y tu espíritu durante el resto de tu vida.

El camino hacia esta última meta a menudo pasa por una serie de visiones arquetípicas que a menudo representan cuestiones que uno debe trabajar y resolver en su vida personal.

Por ejemplo, los dilemas morales entre el bien y el mal o las fuerzas de la dualidad, cuyas visiones arquetípicas podrían ser la imagen de alguna Diosa como Kali de los hindúes o Pele de los hawaianos.

Pele es la Diosa del fuego y los volcanes. Mediante sus ríos de lava causa graves destrucciones; pero una vez seca, esta lava se convierte en toda una nueva tierra que evidencia la dualidad de la destrucción y la creación como arquetipo de la transformación permanente.

Kali es la esposa del Dios Shiva. Usualmente se le representa como una figura mounstruosa de color azul usando un collar de cráneos danzando triunfante sobre cadáveres. Se supone que representa la muerte del ego, que según las doctrinas espirituales es un paso esencial en el camino hacia la iluminación.

Estos son sólo dos ejemplos entre los muchos arquetipos que la mente humana guarda y puede mostrar a la conciencia durante una experiencia psicoactiva. La forma en que la mente de cada quien los escoja y los presente, es totalmente única para cada ser humano y debe ser honrada y respetada.

El consejo general es recordar las imágenes arquetípicas y lo que se experimentó al momento de verlas: las emociones, los pensamientos y reflexiones que suscintaron durante la visión, ya sea breve o prolongada de las mismas, pues todo ello puede ofrecer ricas claves para un trabajo posterior.

 

INFLACIÓN

Podría definirse como el extremo contrario del Auto-Odio. Una imagen arquetípica sería la de un sacerdote o sacerdotiza, lleno de conocimiento y de poder, dispensando su sabiduría, pero sintiéndose por encima de la humanidad.

Actuar desde este arquetipo es actuar con arrogancia, haciendo pronunciamientos, estableciendo verdades eternas, ejerciendo el poder y la sabiduría de tal forma que uno termina ofendiendo a los demás y haciendo el ridículo.

Este arquetipo también está en la mente subconciente y es necesario trabajar con él, pues a menudo la expresión de superioridad disfraza un auténtico sentimiento de inferioridad.

El valor de encontrarse y trabajar con este arquetipo radica en el hecho de que te fuerza a enfrentar la tentación, la seducción de ese aspecto de la conciencia. Conforme te familiarizas con él, comienzas a entender, por contraste, la validez y el valor de lo "normal", de la personalidad no inflada que has desarrollado a lo largo de tu vida. La versión de ti que interactúa, se relaciona y escucha a otros y admite sus ocasionales errores, tal como todo el mundo los tiene, sin avergonzarse y sin ser arrogante.



CERTEZA Y CONOCIMIENTO

La certeza absoluta, el sentimiento de saber sin ninguna duda lo que es cierto y lo que no es cierto acerca de alguna cosa en particular, es una experiencia común en los adultos. Es parte de la vida, e idealmente es el resultado de un proceso de cuestionamiento, pruebas, evaluaciones y eventuales confirmaciones.

El mismo sentimiento de absoluta certeza, de completa convicción de que estás viendo algo (o todo, según el caso) tal como es, puede sucerder y frecuentemente sucede cuando estás bajo la influencia de una droga psiquedélcia. Y se siente extremadamente bien.

Esto puede ser resultado del estado de Inflación (ver el cuadro de la izqierda), o puede que no, ¿pero cómo saberlo? La regla básica consiste en no hacer pronunciamientos públicos al respecto durante el efecto de la droga. Probablemente después estés profundamente agradecido de no haberlo hecho.

Espera hasta la mañana siguiente, presumiblemente fuera de los efectos ya, y revisa tus certezas del día anterior. Si haz llegado a algunas verdades sólidas o nuevos conceptos (para ti) que tengan validez, habrán perdurado a lo largo de la noche y serás capaz de volver a disfrutarlos completamente, con tu sentido común cotidiano ya restaurado.

DESBORDAMIENTO

Este estado puede ser consecuencia de tomar una dosis muy elevada de una droga psicoactiva. también puede ocurrir con una dosis razonable, pero es mucho menos probable.

Consiste en encontrarte bombardeado por un torrente de imágenes, conceptos y conesiones, todas provenientes de tu amigable vecindario el cosmos. Los detalles de la experiencia pueden variar, pero el sentimiento general es de der desbordado por conexiones significativas entre todas las cosas del universo. Un viajero experimentado, sabiendo que esto también pasará, se las puede arreglar para relajarse y disfrutar la complejidad, pero para un novato puede resultar sobrecogedor. Puede tener dificultades en mantener el núcleo de su identidad enmedio del alud de continuas e intensas interrelaciones.

Si te encuentras en esta situación: recuerda antes que nada que es temporal. Si encuentras imposible relajarte y nadar en la corriente, o simplemente necesitas recobrar tu sentido de identidad y un poco de control sobre la experiencia, abre tus ojos (si los tienes abiertos), levántate y comienza a moverte, tratando de enfocarte en lo que tu cuerpo está haciendo. Usa tu Observador para recordarte quién eres, cuál es tu situación, y qué es lo que intentas hacer. Puede resultar algo como esto. "Soy Jacob Smith, tomé tantos miligramos de watthchamacallit aproximadamente haca una hora; estaba siendo desbordado por demasiada información y ahora estoy intentando tomar tierra manteniendo esta tonta conversación conmigo mismo". Si te las arreglas para encontrar algún sentido del humor, y especialmente si puedes reirte de ti mismo, haz ganado la batalla. Probablemente aún tengas algunas horas por delante de sobrecarga mental, pero has recobrado el hilo de regreso hacia tu Ser. Cuando te las arregles para decir: "Aquí estoy. Soy yo." el miedo a perder el rastro de tu existencia desaparecerá gradualmente.

Tu objetivo en este tipo de experiencia debe ser mantener tu sentido de identidad. Se ha escrito mucho acerca de los beneficios espirituales de disolver el ego, de convertirse en parte del cosmos, desprendiéndose del terrible Ego tan apreciado entre los individuos del mundo Occidental. Pero hay que saber cuál es la definición de Ego que se está usando. Si es la de "persona", la cara social que uno desarrolla y a veces confunde con el verdadero ser, estamos totalmente de acuerdo, pero el Ser, el núcleo de lo que eres, el núcleo de energía en constante movimiento que es tu esencia, debe permanecer. Es una pieza de Dios, tan pequeña como una molécula y tan grande como el infinito. No es necesario perder el contacto con ella para tener una experiencia de disolución en la corriente de la vida; debe ser tu ancla, el lugar dl cual has sido lanzado al cosmos y el lugar al cual regresarás.

Hay una diferencia entre una experiencia de desbordamiento y una de participación mística. Tu instito te dirá cuando se trata de sobrecarga, te sentirás bajo ataque, sobrepasado por muchas, muchas cosas, e incapaz de aprender algo de valor (excepto, claro, que tu dosis de la drogas que has tomado probablemente fue excesiva).

Es de esperar que conforme los efectos de la droga decaigan, también decaerá el flujo de información, y después de un rato todo se suavizará y aquietará. pero si el desbordamiento no se desvanece expontáneamente y dura más de 24 horas, puedes necesitar ayuda profesional. La mayoría de los psiquiatras lo interpretarán como una psicosis y te darán fuertes medicamentos, así es que considera tus opciones.


 

 


LA EXPERIENCIA MÍSTICA

La experiencia océanica o mística con toda seguridad provocará un cambio permanente en tu manera de ver el mundo.

Este estado se caracteriza por un sentido de conexión -emocional y espiritual- con todas las cosas vivientes, incluyendo el mismo cuerpo del planeta. Es un lugar de exquisita alegría; sientes inmensa gratitud de estar vivo y ser capaz de participar en un extraordinario sistema natural permeado de sabiduría y amor compasivo.

Todas las plantas, animales e insectos se muestran como contibuyentes al inmenso tapiz de la vida, del cual tú mismo eres una invaluable parte esencial.

Hay una rara y más profunda forma de esta experiencia, mucho menos común, cuya primera parte envuelve bastante dolor, que posteriormente es sanado por la alegría y el amor. El dolor se debe a todas las cosas vivientes que están atrapadas en el sufrimiento, el temor y la pérdida, en todas partes del mundo, y de pronto te encuentras a ti mismo participando en sus emociones, sintiendo lo que sienten, mientras experimentas simultáneamente tu propia pena agonizante y mucha compasión.

Después de estar en ese lugar por un rato, comienzas a ser conciente de un inmenso amor ilimitado permeando todo lo que existe, y con él, una creciente sensación de alegría/euforia/éxtasis. Este estado de éxtasis no niega los sufrimientos en los que has participado; los incluye y los contiene. Puedes encontrarte a ti mismo en un filo de navaja cósmico, con tu alma equilibrándose entre una basta y profunda oscuridad por un lado, y una luz infinitamente amplia del otro.

Uno de los efectos duraderos de este tipo de experiencia es la sensación de viveza en todo lo que te rodea, el cariño y la sacralidad de todas las formas de vida, incluyendo todas aquellas que personalmente nunca te han gustado, y un gran respeto por su derecho a existir junto contigo en la Tierra.

Muchos exploradores de psicoactivos encuentran que este tipo de experiencias, provocadas por las drogas psiquedélicas durante los 60, son el inicio de los movimientos ecologistas y otros cambios conceptuales de envergadura mundial.

Sin embargo, la experiencia oceánica o mística le ha ocurrido a las personas inesperadamente y sin la ayuda de drogas u otras herramientas, probablemente desde el inicio de nuestra especie. Es una profunda alteración espiritual de la conciencia, vista sin excepción como un inapreciable regalo, aún cuando ocurra sin aviso ni anticipación.

La persona que ha estado en este sitio sabe hasta la médula que es parte de la naturaleza, que no está separada de ella, y que la Tierra misma, el gran cuerpo debajo de nuestros pies, es una entidad viva que posee una conciencia propia, de una clase muy diferente de cualquier cosa que pueda ser conocida intelectualmente. Ha sentido los límites de la conciencia planetaria, y sabe por eso que alguna parte de su psique está conectada a ella, y que esto es verdad para toda cosa viviente en el mundo.

Si te encuentras con esta experiencia, ya sea que hallas llegado desde el sufrimiento o hayas ido directamente hacia el éxtasis, no necesitarás a tu Observador para nada, pues todo el proceso entero es un regalo de Gracia, y lo reconocerás como tal hasta que el tiempo termine.

 

* Esta tabla es una traducción y adaptación personal del contenido de "Places in the mind", décimo capítulo de TIHKAL (9)

MAPA DE LOS GROF

Si el mapa de Lilly nos ayuda a situar las experiencias en términos de niveles anímicos o emocionales y el mapa de los Shulguin nos ayuda a situarlas en términos de contenidos sensoriales y psicológicos, el mapa de Christina y Stanislav Grof introducen y desarrollan con mayor claridad las coordenadas de la espiritualidad.

Stanislav Grof fue uno de los primeros psiquiatras voluntarios en la autoinducción de "psicosis temporales" con LSD que permitieran al terapeuta comprender desde dentro la enfermedad de sus pacientes. Años después, este investigador de origen checo sería cofundador de la Psicología Transpersonal junto con Alan Wats y otros investigadores del Essalen Institute en California, Estados Unidos.

En La mente holotrópica, Stanislav Grof sintetiza sus estudios con la LSD y propone un modelo de la mente humana que configuró tras analizar los expedientes y archivos que recopiló a lo largo de cuatro mil experiencias, tanto suyas como de sus pacientes, durante cerca de 20 años de investigación.

Centrado en la integración terapéutica de experiencias pasadas, Grof diserta acerca de lo que llama "la secuencia muerte/renacimiento" y las variedades de experiencias de tipo místico.

Cuenta Grof que en un principio no estaba preparado para observar dichos fenómenos en una sesión psicoterapéutica, pues además de carecer de un marco teórico de referencia en el cual encuadrarlas, la intensidad de las manifestaciones psicológicas y emocionales de dichos estados le resultaba amedrentadora, pues muchos de sus aspectos amenazaban con socavar su visión del mundo.

Sin embargo, a medida que aumentó su experiencia y familiaridad con dichos fenómenos, se le hizo evidente que eran manifestaciones naturales de la psique humana, pues su aparición posterior a los recuerdos biográficos de la niñez, recuerdos que la psicoterapia tradicional considera deseables y terapéuticos, resultaba una secuencia igual de natural.

Le parecía muy artificioso y arbitrario considerar que lo que seguía fluyendo de la psique tras los recuerdos de la infancia, fuese un proceso patológico. Además encontró que cuando a dichas experiencias se les permitía seguir su curso natural, los resultados terapéuticos trascendían todo lo que había visto hasta la fecha, pues síntomas complejos que habían resistido meses e incluso años de tratamiento convencional, a veces desaparecían tras experiencias que los pacientes describían como recuerdos de vidas anteriores, sensaciones de unión cósmica, o secuencias de muerte y renacimiento psicológicos.

Las primeras cartografías de Stanislav Grof estaban basadas en sus experiencias con LSD y las de sus pacientes, pero su esposa Christina no necesitó consumir ningún tipo de psicoactivo para experimentar de manera espontanea muchas de las cosas que Stanislav ya había vivido.

De hecho ella comprendió que eran naturales cuando leyó Realms of the human unconscious, el primer libro del quien más tarde sería su terapeuta y luego su esposo.

Diez años después, escribieron juntos La tormentosa búsqueda del Ser. Ambos aseguran en sus páginas que la conciencia y la psique humana son reflejo de la inteligencia cósmica que impregna toda la creación, que los seres humanos somos campos de conciencia sin límites que trascienden el tiempo y el espacio, y en dicho contexto, la espiritualidad es una coordenada imprescindible para referirse a este tipo de experiencias.

Los Grof definen la espiritualidad como "algo que caracteriza la relación de un individuo con el universo y no requiere necesariamente una estructura formal, un ritual colectivo o la mediación de un sacerdote." Para referirse a la experiencia directa de las realidades espirituales, han acuñado el término transpersonal que significa "trascender el modo habitual de percibir e interpretar el mundo desde una posición de individuo separado o cuerpo-ego". Y para "una disciplina nueva especializada en las experiencias de este tipo y sus consecuencias", utilizan laa denominación de psicología transpersonal.

 

Un mapa del viaje interior

 

De acuerdo con Christina y Stanislav Grof, aunque la gama de experiencias o estado no ordinarios de conciencia es muy rica, se pueden clasificar en tres categorías básicas:


Experiencias biográficas:

Se presentan a la conciencia temas emocionales no resuletos del pasado


Experiencias perinatales:

Se experimenta el
proceso de muerte y renacimiento psicológicos

 


Experiencias transpersonales:

Espirituales, místicas, religiosas, mágicas, parapsicológicas o paranormales

 

Los tipos de experiencias
transpersonales


E
xperiencias de lo
Divino Inmanente

Percepciones de la divina inteligencia expresándose en el mundo de la realidad cotidiana.

Toda la creación, personas, plantas, animales y objetos inanimados, parece estar impregnada por la misma esencia cósmica y luz divina.

Una persona en dicho estado, de repente se da cuenta que todo lo que contiene el universo es manifestación y expresión de la misma energía cósmica creativa, y de que la separación y los límites son ilusorios.

 


Experiencias
de lo
Divino Trascendente

No constituyen una percepción distinta de lo ya conocido sino que revelan un rico especto de dimensiones de la realidad que normalmente están ocultas a la conciencia humana y que no tenemos al alcance en el estado de conciencia habitual.Un ejemplo típico sería la visión de Dios como radiante fuente de luz de belleza sobrenatural o una sensación de fusión personal e identidad con el Dios percibido de este modo.

Las visiones de distintos seres arquetípicos, como deidades, demonios, héroes legendarios y espíritus guías, pertenecen también a esta categoría. Otras experiencias no sólo incluyen entidades sobrehumanas individuales sino ámbitos mitológicos completos, como cielos, infiernos y purgatorios, o varios escenarios y paisajes distintos a todo lo conocido en la Tierra.

 

El mapa de los Grof nos permite situar nuestras experiencias en términos de contenidos, pero además los resultados de sus investigaciones y las de otros profesionales, nos ayudan a comprender que a pesar de lo inusual, increíble, fantástica o extravagante que nos pueda parecer una experiencia, por lo general estamos frente cuestiones naturales que forman parte de la bastedad de la mente humana en su camino evolutivo (ver más al respecto en Espiritualidad y terapias).

En La tormentosa búsqueda del Ser, los Grof analizan también las consecuencias de las experiencias transpersonales. Sostienen que bajo las condiciones terapéuticas adecuadas, la experimentación de estados transpersonales puede tener una influencia transformativa muy positiva en las vidas de las personas, pero en otros contextos menos propicios, este mismo tipo de experiencias pueden ocasionar distintos problemas, básicamente derivados de la falta de referentes informativos de la que carece nuestra sociedad.

Entre los efectos positivos que se producen a posteriori señalan los siguientes.

- Pueden aliviar distintas formas de trastornos psicosomáticos y emocionales, así como allanar las dificultades en las relaciones interpersonales.

- Pueden también reducir las tendencias agresivas, mejorar la autoimagen, aumentar la tolerancia hacia los demás, y mejorar la calidad general de vida, ya que see produce, en ocasiones, una profunda conexión con otras personas y con la naturaleza.

A los problemas que pueden producir las experiencias trasnspersonales los dividen en dos categorías, los personales y los sociales:

Problemas dentro de la persona:

- Mucha gente se considera falta de preparación para la magnitud de los ámbitos sagrados y otros los rechazan porque no se creen merecedores de la experiencia.

- Algunas personas no confian en sus vivencias o las descartan pensando que tras haber acariciado lo Divino, cambiarán tanto que quienes les rodean se darán cuenta enseguida de que son "diferentes" y creerán que son especiales o están locos.

- Algunas personas después de visitar los espacios trascendentales se deprimen porque su vida corriente les parece gris y poco interesante en comparación con la luz y la liberación que han degustado. Algunos en esta situación intentan permanecer en ese estado dejando a un lado sus responsabilidades de cada día, o pretenden con tanto ahínco repetir la experiencia que se cierran a la posibilidad de otras fases de su viaje espiritual que también son importantes.

Probelmas en relación con la vida cotidiana:

- Ambiente hostil: Si su familia, amigos o terapeutas no comprenden el potencial curativo de esas dimensiones, pueden no considerarlas como válidas y preocuparse por el estado mental y de salud de la persona, que si se ve influida por tales dudas, puede aumentar las preocupaciones e invalidar su propia experiencia.

- Actitud mesiánica: Si las personas ha entrado en contacto con lo que interprete como Dios, Jesús, Buda o cualquier poder celestial, puede permitir que su ego distorsiones su sentido de identidad personal. No comprenden que se han comunicado con una realidad universal potencialmente al alcance de todos, creen que es algo exclusivo. Y en lugar de salir de la experiencia con la comprensión de que son divinos y de que todas las cosas y los demás también lo son, se creen los elegidos y desarrollan tendencias mesiánicas.

- Actitud defensiva: Algunos pueden tener la reacción contraria y temen que si permiten que este tipo de experiencias entren en su vida esto les aportará deberes o responsabilidades no deseadas con relación a la gente que les rodea o el mundo en general.

A su entender, las experiencias transpersonales fallidas o incompletas invariablemente tienen por origen algún tipo de miedo:

- A lo desconocido

- A perder el control

- A las sensaciones de tipo físico

- A la sensación de experimentar la "locura"

- A afrontar la muerte simbólica

- A disolverse en la nada

Aseguran que a pesar de que el estado de la pérdida del ego y cualquier otra sensación física o psicológica es invariablemente transitoria, la gente que lo experimenta puede creer que serán permanentes y se resisten a la experiencia. Ellos proponen que con información y preparación suficiente, las personas pueden llegar a abandonar sus miedos. Un compañero mío sugiere algo más sencillo que es lo que más nos ha funcionado a ambos: "Cuando todas tus técnicas fallen: encomiéndate a Dios y confía. Entrégate." Normalmente el simple hecho de dejar de luchar y de resistirse hace que la experiencia avance y se transforme radicalmente.

Algo de suma importancia es que gracias al mapa de los Grof podemos saber con certeza que no estamos alucinando (en el sentido peyorativo del término) o perdiendo la razón cuando tenemos una experiencia de tipo transpersonal, desde sentir que eres uno con un cactus o el cactus mismo, hasta cuando tienes visiones de vidas pasadas o conversaciones con guías y maestros extrafísicos. Todo esto está cartografiado en el mapa de los Grof.

No obstante, Stanislav explica con sinceridad:

Creía que estaba creando una nueva cartografía de la psique humana. Sin embargo, cuando completé un mapa de la conciencia que incluía los distintos tipos y niveles de las experiencias que había observado en las sesiones psiquedélicas, me di cuenta de que aquello resultaba nuevo sólo desde la perspectiva de la psiquiatría académica occidental. Era evidente que había descubierto lo que Aldous Huxley denominaba "la filosofía perenne", una comprensión del universo y de la existencia que había surgido, con pequeñas variantes, una y otra vez en distintas culturas y periodos históricos. Mapas similares se conocían en diversas culturas desde hacía siglos e incluso milenios. Los distintos sistemas de yoga, enseñanzas budistas, el vajrayana tibetano, el shivaísmo de Kashmir, el taoísmo, el sufísmo, la Cábala o el misticismo cristiano son sólo unos pocos ejemplos. (5)

 

MAPA SUFÍ

Entre las fuentes más importantes de la filosofía perenne, y al mismo tiempo entre las menos conocidas en Occidente, se hallan las enseñanzas sufíes.

Si el mapa de Lilly nos ayuda a situarnos en términos de niveles emocionales, y los mapas de los Shulguin y los Grof en términos de contenidos sensoriales, psicológicos y espirituales, los sufíes nos dicen donde comienza y termina el mapa, cómo acceder a la experiencia visionaria y cuál es su destino final.

Gracias a las traducciones de Henry Corbin y a la traducción y difusión de Agustín Tobajas, hoy podemos disponer de los principales elementos de la hermenéutica visionaria en la gnosis islámica para complementar los mapas de Lilly, los Shulguin y los Grof.

Hay que comenzar situándonos en las tres coordenadas básicas de la cosmología iraniana islámica, que están dadas por la referencia a los tres mundos, el físico, el indiferenciado o Unidad y uno intermedio, poblado por realidades ajenas a la materia pero con cierta forma y dimensión que hacen de intermediarios entre los hombres y el espíritu, denominado mundo imaginal. Aquí hay que advertir que el término imaginal nada tiene que ver con lo imaginario en cuanto sinónimo de irreal, sino en una acepción de generador y sustentador de imágenes.

Los tres mundos

El físico:
El mundo inferior
la materia
El mundo humano que conocemos a través de nuestros sentidos

 

El imaginal:
El mundo intermedio
el espíritu
El mundo que habitan los intermediarios entre los hombres y la Unidad


 

El indiferenciado:
El mundo superior
la Unidad
Alá


Mohsen Fayz Kashani explica: "Dios produjo el mundo de las formas imaginales a modo de elemento intermedio que establece el nexo entre el mundo de los espíritus y el mundo de los cuerpos. Así queda garantizada la articulación y la conexión entre estos dos planos [...] Es por este mundo y en este mundo de las formas imaginales donde se corporifican los espíritus y se espiritualizan los cuerpos." (8)

Cabe destacar que esta es la cartografía básica de toda la filosofía perenne. Prácticamente todas las antiguas tradiciones y las corrientes esotéricas contemporáneas describen estos tres planos. Lo que suele variar es la forma y la amplitud con que se describe el plano intermedio. Los cabalistas judíos por ejemplo, hablan en términos de 12 esferas, la última, Malkut, es el plano físico mientras que en la primera encontramos al Uno y en las esferas intermedias hallamos la correspondencia con el mundo imaginal de los sufíes o el genérico Espíritu Santo de la cosmovisión cristiana. Pero también con el mundo invisible o mundo de los espíritus del que hablan casi la totalidad de las antiguas culturas indígenas de América, África y Australia.

El mundo intermedio, mundo imaginal o mundo del espíritu, es todo aquel que los occidentales habíamos estado relegando durante tanto tiempo al ámbito de la superstición, las doctrinas esotéricas o los archivos muertos de nuestras religiones organizadas. Y es justamente este mundo intermedio el que se nos está develando a través de las experiencais cercanas a la muerte, las terapias de hipnosis regresiva, los llamados "fenómenos paranormales" y las experiencias visionarias, con psicoactivos o sin ellos.

En términos de la doctrina sufí, la experiencia visionaria consiste precisamente en el contacto que los hombres del mundo material podamos llegar a tener con las inteligencias que pueblan el mundo intermedio, especialmente con las del âlam al-mithâ.

El âlam al-mithâ es una de las cinco hadarât o "presencias", es decir, uno de los cinco planos en que se epifaniza jerárquicamente la Realidad Suprema; concretamente el cuarto de esos planos o niveles, inmediatamente superior al quinto y último que es nuestro mundo material. Dentro del plano material a los "peregrinos de espíritu" les es dado contemplar el âlam al-mithâ:

Mundo intermedio que no es el mundo de los sentidos ni el del entendimiento abstracto, es el mundo de la experiencia visionaria que no es localizable en ningún mapa de la geografía terrenal, pues no está en este mundo, sino más bien nuentro mundo físico se encuentra en él. Se dice que no es situable por ser precisamente lo que sitúa. Sin embargo, no es un lugar inaccesible, pues se puede llegar a él partiendo desde el mundo físico, no mediante la fijación de un camino determinado, sino mediante cierta disposición y el cumplimiento de determinadas condiciones. Si estas condiciones se dan, puede producirse una imperceptible y sutil ruptura que da lugar a un cambio de nivel, a una mutación perceptual, por llamarlo de alguna manera. También por llamarlo de alguna manera hablamos de "mundo", porque en realidad se dice que el alma que se hace presente en el mundus imaginaris no es testigo de un acontecimiento externo, sino que es en ella donde el acontecimiento tiene lugar. (8)

¿Y cuáles son las condiciones para acceder al âlam al-mithâ y tener una experiencia visionaria?

El místico Sohrvardî nos habla de ellas. Primero explica que las factultades humanas de conocimiento se dividen en internas y externas y procede a enumerarlas:


Facultades cognitivas


EXTERNAS:

Vista

Oído

Gusto

Tacto

Olfato

 


INTERNAS:

Sensorium

Imaginación activa (creativa)

Imaginación pasiva (representativa)

Facultad estimativa (reflexiva)

Memoria

 

 

Durante el transcurso de una experiencia visionaria, el alma (una parte de nosotros) contempla algo en el mundo espiritual, en el âlam al-mithâ, entonces la imaginación activa configura una imagen que imita la realidad contemplada y proyecta esa imagen en el sensorium; la imagen formada en el sensorium se refleja a su vez en la imaginación pasiva, y el visionario contempla entonces las figuras del mundo espiritual.

El sensorium no sólo recoge las imágenes que le proporciona la imaginación activa, sino también todo lo que le trasmiten los sentios externos y la memoria; y por su parte la imaginación pasiva o representativa, recoge igualmente todas las formas que se manifiestan en el sensorium, que procedan de las percepciones sensibles, de la memoria o de la imaginación activa.

La imaginación activa puede estar al servicio del intelecto y proyectar en el sensorium imágenes intelectivas es decir propiamente metafísicas. Pero también puede por el contrario, someterse a la facultad estimativa, y tenemos entonces lo imaginario, esto es, las imágenes de la fantasía.

El intelecto pues cumple aquí una función receptiva, mientras que la facultad estimativa es puramente reflexiva.


intelecto + imaginación activa = imágenes metafísicas

imaginación activa + intelecto = imaginación intelectiva = imágenes metafísicas

imaginación activa + facultad estimativa = imágenes de la fantasía

Lo que todo esto nos está diciendo es que, cualquiera que sea la forma que se manifiesta en el sensorium, proceda de la imaginación intelectiva o de los sentidos, es contemplada como objeto de percepción directa e inmediata. Por eso, tan "objetivas" son para la mente humana las percepciones visionarias como las percepciones de los sentidos, pues la mente humana común no percibe las cosas como realmente son, sino que crea representaciones de todas ellas.

Esto nos lleva al tema de la maya de los budistas e induhistas, al sueño de los pueblos indígenas, a la ilusión de los sentidos, la Matrix que es nuestro mundo material, un mundo cuya "realidad" ya está siendo cuestionada por nuestra física cuántica. Ahora sabemos ya que la materia no es sólida, sino que da la impresión de serlo debido a la increíble velocidad a la que vibran sus componentes más pequeños. Componentes que son a la vez ondas y partículas, que se muestran como lo uno o como lo otro dependiendo del observador, que se influyen unas a otras sin contacto físico de por medio y que en realidad no existen, sino que muestran tendencia a existir, según describen nuestros asorados científicos.

Regresando al tema de las visiones, esto es, de las representaciones que nuestras facultades cognitivas nos ofrecen de lo que nnuestras almas contemplan en el mundo intermedio del âlam al-mithâ, los sufíes nos advierten acerca de dos cosas que pueden impedir que la imaginación activa devengaa propiamente imaginación intelectiva y trasmita al sensorium las imágenes del mundo espiritual: puede haber un exceso de precupación por las percepciones sensoriales o un exceso de preocupacion por las reflexiones teóricas; en tales casos, los sentidos o la mente razonadora se adueñan respectivamente del control de la imaginación activa.

En el primer caso la imaginación sucumbe a lo imaginario, a la fantasía; en el segundo, la visión se frustra asfixiada por la construcción mental, y no llega a convertirse en "acontecimiento del alma". Se requiere pues de un equilibrio muy sutil para que tenga lugar un acontecimiento visionario.

Al menos en una primera instancia, para aumentar las posibilidades de alcanzar una experiencia visionaria, lo más recomendable sería procurar el aislamiento sensorial, como sugería John Lilly o al menos encontrar la forma de recibir la menor información posible por parte de nuestros sentidos, y relajar nuestra mente hasta volverla un instrumento receptivo y no reflexivo.

Se supone que una vez conseguida la experiencia visionaria y toda vez estabilizada, nuestras facultades habituales de crear representaciones de la realidad se relajan hasta el punto de permitirnos percibir la realidad de una manera más directa, esto es, de hacer visible lo que cotidianamente nos resulta invisible, o sea: percibir nítidamente el mundo del espíritu.

De esta forma nos explican los maestros sufís que si la imaginación activa no puede hacer aparecer de forma habitual las figuras metafísicas en el sensorium, o dicho en términos más claros, si el ser humano no es espontánea y habitualmente visionario, es porque los sentidos externos lo mantienen absorto en las figuras comunes de la experiencia física o bien porque la factultad estimativa mantiene a la imaginación activa encerrada en sus reflexiones.

Nos dicen también que tal situación no está irremediablemente ligada a la naturaleza de la psique humana, sino que estos obstáculos pueden ser superados, fundamentalmente mediante una disciplina de tipo espiritual que libere los sentidos internos y debilite la phantasis. De igual forma, no dejan de advertir que la presión normal puede relajarse espontáneamente, en situaciones tales como la vida onírica que todos experimentamos durante el sueño o en el decurso de enfermedades que debilitan los sentidos externos. Condiciones similares a las que se experimentan bajo los efectos de un psicoactivo visionario, como resulta evidente para cualquiera que haya vivido una experiencia de tipo transpersonal al estilo de las de Stanislav Grof o John Lilly con LSD en un contexto terapéutico, por ejemplo; pero también las que se han venido realizando ancestralmente en el contexto chamánico ritualizado en torno a la ayahuasca, los hongos psicoactivos, el peyote o el San Pedro.


La experiencia visionaria en el plano material obedece pues a la capacidad de la imaginación, entendida como una facultad intermedia en un doble sentido. La imaginación activa puede percibir las formas inteligibles del mundo espiritual y revestirlas de formas materiales (con sonidos, colores, palabras, etc.) pero también puede elevar al plano sutil las formas de las cosas que normalmente experimenta a través de los sentidos, con lo cual esas formas adquieren una nueva dimensión, siendo así posible contemplarlas a la luz de Xvarnâh, la Luz de Gloria que transfigura las realidades materiales al mostrarlas en su forma imaginal.

Así pues, el aislamiento sensorial como condición previa a la visión puede suspenderse una vez que la persona ha alcanzado el estado visionario. Ya que la funcion congnitiva de la imaginación activa a través de la experiencia visionaria, consiste en transmutar todo en imágenes-símbolo reveladoras de la correspondencia entre lo oculto y lo visible, en una reconducción de las formas aparentes del mundo físico a las formas ocultas del mundo espiritual. Esta operación se designa mediante el término ta'wîl, que implica la idea de volver a llevar los datos a su origen, a su arquetipo, para lo cual hay que rescatarlos de los planos a los que descendieron para hacerse manifiestos y convertirse en objetos de nuestra experiencia común en el plano físico.

"Abrir la puerta hacia esa serie ascendente de recurrencias es la función propia de la imaginación activa, y ahí radica la capacidad reveladora de la experiencia visionaria en su sentido más puro", nos dice Agustín Tobajas. Pero también los advierte que la visión, en sí misma, no marca el límite superior de las posibilidades de la imaginación según los sufíes, pues mediante la himma que es el poder el corazón, la imaginación activa es "creadora" en sentido propiamente "epifánico". Es decir, "es posible que un ser del mundo autónomo de las formas imaginales haga su aparición en el mundo material y sea percibido por los sentidos externos, y no sólo por los del gnóstico en cuestión cuya himma ha 'materializado', digámoslo así, la visión, sino por los de todos aquéllos cuyas facultades cognoscitivas estén suficientemente depuradas. Es lo que podríamos llamar el paso de la imaginación visionaria a la imaginación creadora, o de la 'visión' a la 'aparición'." (8)

En la gnosis sufí-iraniana, la depuración de las facultades cognitivas del ser humano se da a través del crecimiento del ser interior, crecimiento que invariablemente es acompañado por la visión interior, conforme se interiorizan los principios que el gnóstico va aprendiendo acerca de la Realidad Superior y la manera de regresar a ella, pues éste es el punto de llegada y de salida en el mapa sufí.

El encuentro con el Ángel

Una de las cúspides de la experiencia visionaria dentro de la cartografía sufí es el "encuentro con el Ángel". Encuentro, que tiene lugar en "la confluencia de los dos océanos", esto es, en el mismo plano imaginal. Durante este encuentro, el Ángel muestra al visionario el camino para salir del "exilio occidental", que es como llaman los sufíes a la prisión del mundo de la materia.

Si bien es cierto que el visionario no queda liberado por su visión, sí sale de ella transformado en mayor o menor grado pues a partir de ese instante, pues el visionario es ya plenamente conciente de su condición espiritual, "precisamente porque ha visto -con una claridad que no es la de los sentidos físicos- la realidad que se extiende más allá de su prisión material, y su recuerdo, imborrable,

nítido, le acompañará ya siempre, como huella indeleble que le hiere con la ausencia y genera en él la nostalgia y el anhelo de lo que es a la vez su origen y su destino". (8)

A partir de ese encuentro el camino está abierto.para que el visionario vaya reemplazando el predominio de la experiencia sensitiva y reflexiva por el predominio de las funciones de la imaginación intelectiva; acto mediante el cual desarrolla sus órganos sutiles para que en el futuro sean éstos los que impongan su superior percepción de la realidad a los órganos físicos. De esta forma, los sentidos naturales llegan a transformarse en "sentidos de lo suprasensible", y la imaginación activa, trascendiendo toda ambigüedad, se transforma en Imaginatio vera. "La visión es, en consecuencia, iniciación en el sentido fuerte y más radical del término, pues 'el Ángel' -que cumple en definitiva la función de lo que podríamos llamar el 'maestro interior'- abre y despliega ante el gnóstico el camino que éste deberá seguir, a la par que le transmite los conocimientos necesarios y la influencia espiritual que le ayudarán a recorrerlo, de modo que pueda finalmente, atravesar el umbral y 'volver a casa'." (8)

Las dos caras del âlam al-mithâ

Sin ánimo alguno de moralizar, sino de poner sobre aviso, Agustín Tobajas nos refiere también las observaciones sufíes acerca de las dos caras del mundo intermedio, para lo cual comienza citando a Sohravardî: "Entre esas formas [las propias del plano imaginal] las hay tenebrosas, y son las que atormentan a los réprobos. Son formas horribles, repugnantes, cuya visión supone un sufrimiento para el alma... genios y demonios se encuentran igualmente entre las formas que son caracterizadas por la imaginación activa." (8)

La doble cara del âlam al-mithâ es pues de trascendental importancia, ya que implica que no toda experiencia visionaria, tiene que ser necesariamente una experiencia "luminosa" de conocimiento, en virtud de que no toda presencia en este mundo lo es.

Dicen los sufíes que la visión es siempre ajustada al visionario y nuestros miedos pueden ponernos en contacto con aquello que tememos ver, si no estamos relajados, preparados y decididos a ver aquello que elegimos ver. Dice Agustín:

Puesto que la visión es un acontecimiento del alma, la visión se adecúa a la capacidad el alma, cuestion crucial a la hora de interpretar los mensajes procedentes de experiencias extáticas; y esto no tiene por qué implicar ninguna psicologización de la experiencia visionaria, sino el mero reconocimiento de las concecuencias implícitas en el hecho de que tal experiencia no supone, ni puede suponer, la ruptura de todos los velos. Se impone pues una cierta cautela a la hora de interpretar y valorar cada experiencia visionaria. Para una metafísica de la luz, como es la que sustenta la doctrina shiíta del Ishrâq, conocer y ver se implican mutuamente y, a partir de cierto nivel, todo conocimiento verdadero es, en algún grado, experiencia visionaria. Pero lo inverso no es necesariamente cierto, pues no toda visión es visión intelectiva. (8)

Desde su perspectiva, cuando la experiencia visionaria aparece, "normalmente" dentro del proceso espiritual del gnóstico, esa experiencia pone de relieve la capacidad noética de la imaginación activa y su papel en el proceso espiritual puede ser decisivo:

Pero cuando dicha experiencia no es fruto del proceso de maduración espiritual, tenemos todas las razones para pensar que puede desviarse fácilmente de su recta orientación hacia una experiencia más o menos híbrida e incluso acabar en los sótanos del alam-al-mithal. [...] Esta es una posibilidad que debería ser tenida en cuenta a la hora de plantearse la posibilidad de suscitar experiencias visionarias como medio de progreso en el camino espiritual; el peligro es tanto mayor cuando el mundo imaginal parece tener una capacidad de fascinación a la que no es fácil sustraerse [...] el éxtasis, en una espiritualidad genuina, es mucho más efecto que causa, Como dice Sohravardî refiriéndose a la danza sufí: "No es la danza la que produce el estado interior del alma, sino el estado interior del alma lo que produce la danza." (8)

Así pues, los mapas de la filosofía perenne resultan insustituibles para cualquier persona que desee experimentar con psicoactivos visionarios para lograr sortear los peligros y utilizarlas como la verdadera herramienta catalizadora del crecimiento que pueden ser en el contexto y las condiciones adecuadas.

No es necesario que nos lancemos al mar sin mapas ni instrumentos a descubrir una América que lleva siglos descubierta, que es lo que lamentablemente acontece día tras día entre usuarios inexpertos de sustancias visionarias, pues la mayoría naufragan revolcados en las olas de los malos viajes, la adicción y las experiencias transpersonales incompletas o manipuladas por el ego; y aún aquellos psiconautas que ocasionalmente llegan a obtener beneficios temporales o parciales, usualmente no se benefician de las enormes posibilidades que nos brindan estas herramientas de conocimiento sabiéndolas utilizar.


MAPA DE LEARY

.
El psiclógo estadounidense Timothy Leary fue titular de psicología clínica en la universidad de Harvard donde a finales de 1959 puso en marcha el ambicioso Proyecto de Investigación Psiquedélica que tuvo gran aceptación social. Un año después, entre el numeroso grupo de "psiconáutas" que acudían los fines de semana a reunirse con Leary se mezclaban alumnos y profesores de las diversas facultades de la universidad con varios escritores de la corriente beat y algunas personalidades de la farándula y los negocios.

Este proyecto fue el detonante principal para introducir las drogas psiquedélicas en el ámbito contracultural de lo que posteriormente constituyó el núcleo del movimiento hippie. Leary es un personaje polémico al que algunos veneran y otros repudian, fue expulsado de Harvard, abrió una clinica en México, regreso a los Estados Unidos donde intentó crear una especie de religión psiquedélica, luego pasó una larga temporada en la cárcel por posesión de grandes cantidades de marihuana y murió en 1996. (Ver más al respecto en LSD).

A continuación se presenta la recreación que hizo Timothy Leary de El Libro Tibetano de los Muertos, el Bardo Thodol budista, que es una guía para la muerte que los monjes o amigos cercanos de los moribundos leen en voz alta a los agonizantes para recordarles lo que acontece en tales trances y darles la última oportunidad de regresar a la Fuente y escapar de la rueda de la reencarnación o, en su defecto, para guiarlos hacia una reencarnación provechosa en el seno de una familia devota que los apoye en su camino espiritual evitándoles perder más tiempo.

Este mapa de Leary fue diseñado para guiar a los trippers de la época psiquedélica durante sus viajes con LSD y otras substancias similares. Su objetivo específico consiste en enfrentar un tipo de experiencias que se conocen genéricamente como la muerte del ego, situaciones que pueden ser verdaderamente espeluznantes y sin embargo aportan una gran riqueza espiritual pues, a raíz de la desintegración, la nueva integración de la conciencia tiene el potencial de llegar a ser toda una reestructuración psíquica de efectos altamente positivos para la vida de la persona que la experimenta.


La muerte del ego

PRIMER BARDO

Oh, amigo, el tiempo camina hacia ti en busca de nuevos planos de la realidad. Tu ego y tu nombre están en el juego de acabar. Estás frente a la Luz Clara. Estás experimentando esta realidad. Es el estado de libertad del ego donde todas las cosas son como un cielo vacío sin nubes. Y el intelecto desnudo y limpio es como un contenedor vacío. En este momento conoce por ti mismo y habita en este estado. Lo que es llamado muerte del ego está viniendo hacia ti.

Recuerda: Esta es la hora de la muerte y el renacimiento. Aprovecha de esta muerte temporal para obtener el perfecto estado. Ilumínate concentrado en la unidad de todos los seres vivientes. Mantenido sobre la Luz Clara. Úsala para alcanzar el entendimiento y el amor. Si no puedes mantener la felicidad de la iluminación y si estás deslizándote dentro del contacto del mundo exterior:

Recuerda: Las alucinaciones que puedes experimentar ahora, las visiones e introspecciones te enseñarán mucho sobre ti mismo y el mundo. El velo de la rutinaria percepción será cambiado en tus ojos. Recuerda la unidad de todas las cosas vivientes. Recuerda la gloria de la luz clara. Déjate guiar a través de tu nueva vida que viene. Déjate guiar a través de las visiones de esta experiencia. Si te sientes confuso, invoca la memoria de tus amigos y de tus maestros. Trata de alcanzar y conservar la experiencia de la luz clara.

Recuerda: La luz es la energía vital. La llama sin fin de la vida. Un ondulante y siempre cambiante torbellino de color puede apoderarse de tu visión. Esta es la incesante transformación de la energía. El proceso vital. No temas. Entrégate a él. Únete. Forma parte de ti. Tú eres parte de él.

Recuerda también: Más allá de la continua y fluyente electricidad de la vida, es la última realidad. El Vacío. Tu propio saber, formado en la noposesión de forma o color, es naturalmente vacío. La. realidad final. El Todo bondad. El Todo paz. La Luz Resplandeciente. El movimiento es el fuego de vida desde el cual todo viene. Únete. Forma parte de ti. Más allá de la luz de la vida es el pacífico silencio del Vacío. La quieta felicidad más allá de todas las transformaciones. La sonrisa de Buda. El Vacío no es la nada. lnobstruido, brillando, conmoviendo, feliz. El vacío es principio y final él mismo. Consciencia de diamante. El Todo Bondad Buda. Tu propia consciencia, brillando, vacía e inseparable. Nopensamiento, novisión, nocolor, es vacío El intelecto brillando lleno de felicidad y silencioso. Este es el estado de perfecta iluminación. Tu propia consciencia, brillando, vacía e inseparable del gran cuerpo resplandeciente, no tiene nacimiento, ni muerte. Es la inmutable luz que los tibetanos llaman Buda Amitabha. El saber de la noforma. Conocido esto es suficiente. Reconocer el vacío de tu propia consciencia para ser dominio de Buda. Permanece en este reconocimiento y mantendrás el estado de la divina mente de Buda.


SEGUNDO BARDO

Recuerda: Ahora vas a experimentar tres Bardos. Tres estados de la pérdida del yo. Primero aparece la clara luz de la realidad. Vienen luego los juegos de alucinaciones fantásticamente variados. Más adelante encontrarás el estado de reentrada. De volver a tener un yo. Oh, amigo. Puede ser que tu experiencia sea de trascendencia del yo, la salida de tu antiguo propio yo. Pero tú no eres el único. A todos les llega alguna vez. Eres afortunado al tener gratuitamente esta experiencia de renacimiento que se te ofrece. No te apegues con esa debilidad a tu viejo Yo. Incluso si te apegas a tu mente, ya has perdido el poder de mantenerla. Por la lucha no podrás conseguir nada en este mundo alucinatorio. No te apegues. No seas débil. Cualquiera que sea el miedo o terror que te embargue, no olvides estas palabras. Introduce su significado en tu corazón. Sigue adelante. Aquí mismo está el secreto vital del conocimiento.

Recuerda, oh amigo: Cuando el cuerpo y la mente se separan, experimentas una rápida visión de la verdad pura, sutil, radiante, brillante. Vibrante, gloriosa. No temas. Esta es la radiación de tu verdadera naturaleza. Reconócelo. Desde la niebla de esta radiación viene el sonido natural de la realidad. Reverberando igual que mil truenos simultáneos. Este es el sonido natural del proceso de tu vida. Por tanto no te asustes. No te aterrorices. No tengas miedo. Para ti es suficiente saber que estas apariciones son las formas de tu propio pensamiento. Si no reconoces tus propias formas de pensamiento, si olvidas tu preparación, las luces te deslumbrarán. Los sonidos te atemorizarán. Los rayos te aterrorizarán La gente a tu alrededor te confundirá Recuerda la llave de las enseñanzas Oh, amigo. Estos reinos no vienen de algún lugar exterior a tu ego. Vienen de tu interior y brillan sobre ti. Tampoco las revelaciones vienen de ningún otro lugar. Existen desde la eternidad dentro de las facultades tu propio intelecto. Reconoce que son de esta naturaleza. La llave de la iluminación y de la serenidad durante el período de diez mil visiones es simplemente ése: Descanso, relax. Únete a él. Acepta encarecidamente las maravillas de tu creatividad. No te apegues ni estés asustado. Ni atraído ni repelido. Sobre todo, no hagas nada sobre las visiones. Existen solamente dentro de ti.

LA FUENTE
(Ojos cerrados, estímulos externos ignorados)

Oh, bien nacido, escucha con cuidado: La energía radiante del origen, semilla de la que vienen todas las formas vivientes brota hacia afuera y golpea contra ti con una luz tan brillante que tú apenas podrás mirar. No te asustes. Esta es la Energía del Origen que ha estado radiando billones de años. Siempre manifestándose en otras formas. Acéptala. No intentes intelectualizarla. No juegues con ella. Fúndete con ella. Déjala fluir a través de ti. Piérdete con ella. Fúndete en el Halo de Luz de arco Iris. En el corazón de la lanza de la energía. Obtén el dominio de Buda en el reino central.

SINTOMAS FISICOS

Oh amigo, escucha con atención. Los síntomas corporales que estás sintiendo no son efecto químico. Ellos indican que estás luchando contra el conocimiento de sentimientos que sobrepasan tu experiencia normal. Tú no puedes controlar estas ondas universales de energía. Deja que los sentimientos se fundan todos en ti. Hazte parte de ellos. Permítete a ti mismo latir con las vibraciones de tu alrededor. Relájate. No luches. Tus síntomas desaparecerán tan pronto como todo rastro de ego concentrado, esforzándose, desaparezca. Acéptalos como el mensaje del cuerpo. Dales la bienvenida. Goza de ellos.

EL FLUIR INTERNO DE PROCESOS ARQUETIPICOS
(Ojos cerrados, estímu!os externos ignorados, aspectos intelectuales)

Oh bien nacido, escucha con atención: El fluir de la vida está girando a través de ti Una demostración infinita de formas y sonidos puros. Deslumbrantemente brillante. Siempre cambiante No intentes controlarla. Fluye con ella. Experimenta los antiguos mitos cósmicos de creación y manifestación. No intentes comprender. Hay muchísimo más tiempo para esto más tarde. Fúndete con ella. Déjala fluir a través de ti. No hay necesidad de actuar o pensar. Se te están enseñando las grandes lecciones de evolución, creación y reproducción. Si tú intentas retenerlo, puedes caer en mundos infernales y sufrir intolerable miseria creada por tu propia mente. Evita jugar a interpretaciones. Evita pensar, hablar o hacer. Ten fe en la corriente de la vida. Confía en tus compañeros en esta acuosa jornada. Fúndete en la Luz de Arco Iris, en el Corazón del Río de las formas creadas. Obtén el dominio de Buda en el Reino preeminentemente feliz.

LA CORRIENTE DEL FUEGO DE LA UNIDAD INTERNA
(Ojos cerrados, estímulos externos ignorados, aspectos emocionales)

Oh bien nacido, escucha con atención: Estás fluyendo hacia fuera y hacia dentro de la fluida unidad de la vida. El éxtasis del fuego orgánico te abrasa todas las células. Las duras, secas, frágiles cascadas de tu ego están lavándose en el infinito mar de creaciones. Fluye con ella. Siente el pulso del corazón del sol. Deja que el rojo Buda Amitabha barra a lo largo de ti. No temas el éxtasis. No resistas la corriente. Recuerda, todo el exultante poder viene de dentro. Confía en la fuerza de la marea arrastrándote dentro de la unidad con todas las formas vivientes. Deja que tu corazón estalle en el amor por toda la vida. Deja que tu sangre caliente chorree hacia fuera dentro del océano de toda la vida. No estés atado al poder estático. El viene de ti. Déjalo fluir. No intentes apresar tus viejos temores corporales. Deja que tu cuerpo se funda con el flujo caliente. Deja que tus raíces se sumerjan dentro del cuerpo de la vida caliente. Flota en el mar del Arco Iris. Consigue el dominio de Buda en el reino llamado AMOR EXULTANTE.

LA ESTRUCTURA DE LA ONDA VIBRACION DE LAS FORMAS EXTERNAS
(Ojos abiertos, gran interés en el estímulo externo visual, aspectos intelectuales)

Oh bien nacido, escucha con atención: En este punto te puedes dar cuenta de la estructura en formas de ondas del mundo que te rodea. Todo lo que tú ves se disuelve en vibraciones de energía Mira fijamente y te darás cuenta del baile eléctrico de la energía. Ya no hay cosas ni personas sino solo el movimiento directo de partículas. Tu conciencia ahora dejará tu cuerpo y se introducirá en el río de ondas rítmicas. No hay necesidad de hablar ni de acción. Deja que tu cerebro se convierta en un receptor de las radiaciones. Todas las interpretaciones son producto de tu mente. Quítatelas de encima. No tengas miedo. Maravíllate en la fuerza natural de tu propio cerebro. La sabiduría de tu propia electricidad. Estate quieto y espera. A medida que el mundo tridimensional se deshace, puedes sentir pánico. Te puedes sentir apegado por el pesado y aburrido mundo de los objetos que ahora estás dejando. En este momento, no te asustes de la trasparente, radiante, cegadora onda de energía. Deja que tu intelectualidad descanse. No tengas miedo de los rayos pegajosos de la luz de la vida, la estructura básica de la materia, la forma básica de la comunicación en ondas. Atiende quietamente y recibe el mensaje. Ahora tendrás la experiencia directa de la revelación de las formas primarias.

LAS ONDAS VIBRATORIAS DE LA UNIDAD EXTERNA
(Ojos abiertos, gran interés por el estímulo exterior tal como las luces, o los movimientos, aspectos emocionales)

Oh bien nacido, escucha atentamente: Estás experimentando la unidad de todas las formas vivientes. Si la gente te parece hecha de goma y sin vida, como muñecos de plástico, no te asustes. Esto sólo es un esfuerzo de tu ego para mantener su identidad separada. Permítete sentir la unidad de todo, mézclate con el mundo alrededor tuyo. No tengas miedo. Disfruta el baile de los muñecos, los crea tu propia mente. Relájate y siente el éxtasis de las vibraciones de energía atravesándote. Disfruta la completa unidad de la materia y la vida. La luminosidad radiante es un reflejo de tu propia conciencia. Es un aspecto de tu naturaleza divina. No te sientas adherido a tu antiguo ser humano. No estés alarmado por los nuevos y extraños sentimientos que estás experimentando. Si ahora te sientes atraído por tu ser antiguo, volverás para otra etapa del juego existencial. Ten confianza y manténte sin temor. Te mezclarás en el corazón del sagrado Ratnasambhava, en un halo de luz arco iris, y conseguirás liberación en el dominio dotado de gloria.

EL CIRCO DE LA RETINA

Oh bien nacido escucha atentamente: Estás ahora percibiendo el baile mágico de las formas. Dibujos estáticos y caleidoscópicos explotan a tu alrededor.Todas las formas posibles aparecen vivas delante de tus ojos. El circo de la retina. El incesante juego de los elementos: Tierra, Agua, Aire, Fuego. En forma y manifestaciones que siempre cambian. Deslumbrándote con su complejidad y variedad, relájate y disfruta el río de movimiento. No te apegues a ninguna visión ni revelación. Deja que todo pase a través de ti. Si te vienen experiencias molestas, deja que te pasen como lo demás. No luches contra ellas. Todo viene desde dentro de ti. Esta es la gran lección acerca de la creatividad y poder del cerebro liberado de sus estructuras aprendidas. Deja que la cascada de imágenes y asociaciones te lleve donde quiera. Medita calmadamente sobre el conocimiento de que estas visiones son emanaciones de tu propia conciencia. De esta manera puedes obtener conocimiento propio y liberarte.

EL TEATRO MAGICO

Oh, bien nacido, escucha atentamente: Estás ahora en el teatro mágico de los héroes y los demonios. Figuras mitológicas y superhumanas. Demonios, diosas, guerreros celestiales, gigantes. Angeles, Bodisadvas, enanos, cruzado.s Duendes, demonios, santos, brujos, extraterrestres. Espíritus infernales, duendecillos, caballeros y emperadores. El Dios Loto de la danza. El gran hombre viejo, la divina criatura, el trampista, el metamorfo, el adiestramonstruos, la madre de las diosas, la bruja. El dios de la luna, el errante. La totalidad del divino teatro de figuras representando el cenit de la sabiduría humana. No tengas miedo de ellos. Están dentro de ti. Tu propia inteligencia creativa es el mago reinante sobre ellos. Reconoce a las figuras como aspectos de ti mismo. Toda la fantástica comedia se halla en ti. No te sientas adherido a las figuras Acuérdate de las enseñanzas. Aún puedes conseguir la liberación.

VISIONES COLERICAS

Oh noblemente nacido, escucha cuidadosamente: Tú eras incapaz de mantener la perfecta Luz Clara o el primer Bardo. Reconócelas. Ellas son tus propias reflexiones hechas visibles y audibles. Ellas son producto de tu propia mente retrocediendo hacia el muro. Ellas indican que estás cerrado a la liberación. No las temas. Ningún daño puede venirte de estas alucinaciones. Ellas son tus propios pensamientos con aspecto atemorizante. Son viejos amigos. Dales la bienvenida. Fúndete con ellas, vuelve a ellas. Piérdete tú mismo en ellas. Ellas son tuyas. Cualquier cosa por muy aterradora y extraña que veas, recuerda por encima de todo que viene de dentro de ti. Manténte sobre este conocimiento. Tan pronto como reconozcas eso, obtendrás liberación Si no lo reconoces, torturas y castigo se seguirán. Pero son también radiaciones de tu propio intelecto. Son inmateriales. El vacío no puede dañar al vacío. Ninguna de las pacíficas o coléricas visiones, demonios bebedores de sangre, máquinas, monstruos o diablos, existen en realidad. Solo dentro de tu cráneo. Reconocer esto disipará tu miedo.


TERCER BARDO

Instrucciones preliminares

Oh, escucha bien. Tú estás ahora ingresando en el tercer bardo. Antes, mientras experimentabas las pacíficas y coléricas visiones del segundo Bardo, no podías reconocerlo. A través del miedo te quedabas inconsciente. Ahora mientras te recobras, tu conciencia se alza. Como una trucha brincando hacia adelante, fuera del agua, luchando por su forma original. Tu ego anterior ha comenzado a operar otra vez. No te esfuerces por descifrar cosas. Si por la flaqueza estás atraído a actuar y pensar, tú quieres vagar en medio del mundo del fuego de la existencia, y padecer dolor. Relaja tu intranquilo espíritu. Oh... tú has sido incapaz de reconocer las formas arquetípicas del segando Bardo. Tú has bajado hasta ahora.

Ahora, si tú deseas ver la verdad, tu mente debe descansar sin distracción. No hay nada que hacer, nada en que pensar. Flota hacia el noobscuro, primordial brillante, estado vacío de tu intelecto. En este camino obtendrás liberación. Si eres incapaz de relajar tu mente, medita en tus amigos. Piensa en ellos con profundo amor y confianza, como sobreobscureciendo la corona de tu cabeza. Esto es de gran importancia. No te distraigas...

Oh... Tú puedes sentir el poder de realizar proezas. De percibir y comunicar con poder extrasensorial. De cambiar forma, tamaño y número. De atravesar espacio y tiempo instantáneamente. Estas sensaciones viven a ti naturalmente. Sin ningún método por tu parte. No las deseas. No trates de ejercitarlas. Reconócelas como señal de que estás en el tercer Bardo. En el período de reentrada en el mundo normal

Oh... Si no has entendido lo mencionado, en este momento, como resultado de tu propio juego mental, espantosas visiones pueden venir. Ráfagas de viento y ráfagas heladas. Zumbidos y chasquidos de la maquinaria de control. Simulando risas. Tú puedes imaginar terror produciendo observaciones: «Culpable», «estúpido», «inadecuado», «sucio». Tales mofas imaginadas y pesadillas paranoicas son los restos del egoísta ego dominando, jugando. No las temas. Son tus propios productos mentales. Recuerda que estás en el tercer Bardo. Tú estás luchando por entrar en la densa atmósfera del juego de la existencia rutinaria. Deja a esta reentrada ser suave y lenta No trates de usar fuerza o poder de voluntad.

Oh… Como tú eres conducido aquí y allá por los siempre cambiantes vientos del Karma, tu mente, no teniendo lugar para descansar o enfocarse, es como una pluma lanzada por el viento. O como un jinete en el caballo de aliento incesante. Detente ahora o involuntariamente errarás llamado en la desesperación por tu viejo ego. Tu mente corre hasta que estás exausto y miserable. No te detengas en estos pensamientos. Conoce el descanso en estado inmodificado. Medita en la unidad de toda energía. Así estarás libre de dolor, terror y confusión

Oh... Tú puedes sentirte confuso y desorientado. Puedes estar asombrado de tu conducta. Puedes mirar a tus compañeros viajeros y amigos y darte cuenta de que no pueden entenderte. Puedes pensar: Estoy muerto.. ¿Qué haré?.. Y sentir gran miseria. Tal como un pez arrojado fuera del agua. Sobre ascuas al rojo vivo. Puedes asombrarte de que nunca volverás.

Lugares familiares, parientes, gente que te conoce se te aparece como en un sueño. O a través de un vidrio oscuro. Si estás viendo semejantes experiencias, pensar no será de ninguna utilidad. No trates de explicar. Este es el resultado natural de tu propio programa mental. Tales sensaciones indican que estás en el Tercer Bardo. Confía en tu guía. Confía en tus compañeros. Confía en el misericordioso Buda. Medita calmadamente sin distracción.

Oh.... Tú puedes ahora sentir como si estuvieras oprimido y estrujado. Como entre rocas y peñascos. O como dentro de una jaula o prisión.

Recuerda: Estas son señales de que tú estás intentando forzar un retorno a tu ego. Puede ser una opaca, luz gris. Estas son señales del tercer Bardo. No luches por retornar. La reentrada sucederá por sí misma. Reconoce donde estás. El reconocimiento te guiará a la liberación.

LAS VISIONES DE REENTRADA

Oh.... Tú no has entendido lo que está sucediendo. Hasta ahora has estado buscando tu pasada personalidad. Incapaz de encontrarla, puedes empezar a sentir que nunca serás el mismo otra vez. Que volverás como una persona cambiada. Entristecido por esto sentirás pena de ti mismo. Vas a tratar de encontrar tu ego, de alcanzar el control. Pensando de este modo, te asombrarás aquí y allí. Incesante y distraídamente. Diferentes imágenes de tu futuro serán vistas por ti. Aquella que te obsesiona la verás más claramente. El arte especial de estas enseñanzas es particularmente importante en este momento. Cualquier imagen que veas, medita acerca de ella como viniendo de Buda. Este nivel de existencia también existe en Buda. Este es un arte sumamente profundo. Te hará libre de tu presente confusión.

Medita acerca de (nombre del ideal protector) tanto como puedas. Visualízale como una forma producida por un mago. Entonces deja su imagen disolverse. Empezando por las extremidades. Hasta que nada sea visible. Ponte en un estado de claridad y vací.o Habita en este estado por un rato. Medita ahora una vez más en tu ideal protector. Una vez más en la Luz Clara. Haz esto alternativamente. Después deja a tu propia mente disolverse también gradualmente. Donde quiera que el aire penetra, la conciencia penetra. Donde quiera que la conciencia penetra, el sereno éxtasis penetra. Habita tranquilamente en el increado estado de serenidad. En este momento el renacimiento de las paranoias será evitado. La perfecta iluminación será conseguida.

PARA TODA INFLUENCIA DETERMINANTE DEL PENSAMIENTO

Oh... Puedes ahora experimentar alegría momentánea seguida de pena momentánea de gran intensidad. Como el tensarse y relajarse de una catapulta. Irás a través de agudas oscilaciones de humor. Todo determinado por el Karma. No te aferres a las alegrías ni te enfades con las penas. Las acciones de tus amigos pueden evocar enfado o pena en ti. Si te enfadas o te deprimes, tendrás una experiencia infernal. No tiene importancia lo que la gente haga. Ningún pensamiento empañado puede surgir. Medita acerca del amor hacia ellos frecuentemente durante este estado de la sesión. Sólo estarás un segundo lejos de descubrir el cambio alegre de tu vida. Recuerda que cada uno de tus compañeros es Buda consigo mismo. Tu mente ahora, sin tener donde enfocarse o fuerza interrogadora, siendo luz y moviéndose continuamente, es totalmente receptiva. Todos los pensamientos que se te ocurran, positivos o negativos, ejercerán gran poder. Tú estás extremadamente receptivo. Por lo tanto, no pienses en cosas egoístas. Recuerda tu preparación para el viaje. Muestra pureza y humilde fe. A través de la ausencia de estas palabras, el recuerdo vendrá. El recuerdo será seguido del reconocimiento y la liberación.

PARA EL JUICIO DE LAS VISIONES

Oh, si estás experimentando una visión de juicio y culpa, escucha atentamente. Estás sufriendo esto porque es el resultado de tu mísero juego mental. Tu Karma. Nadie está haciendo nada. Tu mente está creando el problema. Por lo tanto, flota en la meditación. Acuérdate de las formas divinas en las que crees. Acuérdate de las enseñanzas de este manual. Acuérdate de la amigable presencia de tus compañeros. Si no sabes como meditar, concéntrate en un objeto o sensación. Cógelo (dar al que se preocupa un objeto). Concéntrate en la realidad de ese objeto. Reconoce la ilusoria naturaleza de existencia y fenómeno. Este momento es de gran importancia. Si estás distraído ahora te costará salir del cenagal de la miseria. Hasta ahora las experiencias del Bardo han venido a ti y no las has reconocido. Has estado distraído. En este período has experimentado todo el miedo y todo el terror. Aunque siempre con éxito hasta aquí. Puedes reconocer y obtener liberación aquí. Tu sesión puede llegar a ser estática y reveladora. Si no sabes como meditar, recuerda a (un ideal de persona). Recuerda a tus compañeros. Recuerda este manual. Piensa en todos esos miedos y terroríficas apariciones como pertenecietes a tus propias ideas, como el uno misericordioso. Son pruebas divinas. Recuerda tu guía. Repite los nombres una y otra vez aunque siempre decaigan. No serás dañado.

LAS VISIONES SEXUALES

En este momento puedes ver visiones de parejas juntas. Estás convencido que a tu alrededor ocurre una orgía. Deseo y expectación se apoderan de ti. Crees que la acción sexual te espera. Cuando estas visiones ocurran, recuerda, refrenate a ti mismo de cualquier acción o apego. Humildemente ejercita tu fe. Flota en la corriente. Confía fervientemente en el proceso. Meditación y confianza en la unidad de la vida son las llaves. Si tratas de entrar en tu vieja personalidad por que eres atraído o rechazado, si quieres unirte a la orgía que estás alucinando, renacerás a un nivel animal. Experimentarás deseo posesivo y celos. Sufrirás estupidez y miseria. Si deseas evitar esas miserias, escucha y reconoce. Rechaza los sentimientos de repulsión o atracción. Recuerda que el descendente esfuerzo contrario a la iluminación es fuerte en ti. Medita sobre la unidad con tus compañeros de viaje. Abandona los celos. No sientas ni atracción ni repulsión por tus alucinaciones sexuales. No vagarás en la miseria largo tiempo. Repítete estas palabras a ti mismo Y medita sobre ello.


CUATRO METODOS DE PREVENCION DE LA REENTRADA

I. MEDITACION SOBRE EL BUDA

Oh... tranquilamente medita sobre tu figura protectora. Ella es como un reflejo de la luna en el agua. Es aparente, todavía, noexistente. Como una ilusión producida por la magia. Si no tienes una figura especial protectora, medita sobre el Buda o sobre mi. Con esto en la mente medita tranquilamente. Hasta que originándose la visualizadora forma de tu protector ideal, se disuelva desde las extremidades. Medita entonces sin ninguna idea preconcebiad, sobre La Clara Luz. El Vacío. Este es un arte muy profundo. Por virtud de ello el renacimiento es aplazado. Una mayor iluminación futura es segura.

II. MEDITACION SOBRE BUENOS JUEGOS

Tú estás vagando ahora por e! Tercer Bardo. Como una señal de esto mira tu espejo y no verás tu rostro normal. En este momento debes hacer simple resolución en tu mente. Esto es muy importante. Es como dirigir la carrera de un caballo con el uso de los riñones. Todo lo que tú desees sucederá.

III. MEDITACION SOBRE LA ILUSION

Si aún estás bajando, te has liberado. Medita como sigue: Las actividades sexuales, manipulación de la maquinaria, la simulación de risa, sonidos esporádicos y apariciones terroríficas, en verdad estos fenómenos son en naturaleza ilusiones. Sin embargo pueden parecer verdad. Ellos Son irreales y falsos. Son como sueños y apariciones. No permanentes, no fijas. ¿Qué ventaja hay en apegarse o tener miedo de ellas? Todo son alucinaciones de tu mente. Tu mente misma no existe. Por lo tanto, ¿por qué existen ellas? Solo tomando estas ilusiones por algo real tú navegarás alrededor de esta confusa existencia. Todas son como sueños, como ecos. Como ciudades de nubes. Como espejismos, como formas relajadas. Como fantasmagorias. La luna vista en el agua. No son reales ni un momento. Manteniéndote firme agudamente en esta línea de pensamiento, la creencia de que ellas son reales es disipada. Y la liberación es alcanzada.

IV. MEDITACION SOBRE EL VACIO

Todas las substancias son parte de mi propia consciencia. Esta consciencia es vacía, increada, y no cesante. Meditando así, deja descansar la mente en el increado estado. Como el llover de agua sobre agua. La mente debe ser dejada en su propia postura fácil de reposo mental. En su natural inmodificada condición clara y vibrante. Manteniendo este relajado, increado estado de la mente, el renacimiento en el rutinario juego de la ilusion es seguro evitado. Medita sobre esto hasta que seas ciertamente libre.


PARA DESPUES ESCOGER LA PERSONALIDAD

Escucha: Es casi tiempo de volver. Haz la selección de tu futura personalidad de acuerdo con las mejores enseñanzas. Escucha bien: Las señales y características del nivel de existencia a venir, aparecerán ante ti en señales premonitorias. Reconócelas. Cuando encuentres que has vuelto a la realidad, intenta seguir las deliciosas visiones agradables. Evita las desagradables y oscuras. Si vuelves en pánico, un espantoso estado seguirá. Si te esfuerzas por escapar a las oscuras lóbregas visiones, un estado infeliz seguirá. Si vuelves en resplandor, un feliz estado seguirá. Tu estado mental ahora, afectará su posterior nivel de ser. Lo que escojas sera. Escoge imparcialmente. Sin atracción ni repulsión. Entra en el juego de la existencia con buena gracia. Voluntariamente y libremente. Permanece tranquilo. Recuerda estas enseñanzas.

FUENTES ACERCA DE LA CARTOGRAFÍA DE LA EXPERIENCIA VISIONARIA

1. Corbin, Henry: El encuentro con el ángel, Trotta, Madrid, 2001.

2. Corbin, Henry: El hombre de luz en el sufismo iranio, Siruela, Madrid, 2000.

3. Corbin, Henry: El hombre y su ángel, Destino, Barcelona, 1994.

4. Corbin, Henry: La imaginación creadora en el sufismo de Ibn Arabi, Destino, Barcelona, 1993.

5. Grof, Christina y Stanislav: La tormentosa búsqueda del Ser, Los libros de la liebre de marzo, Barcelona, 1990.

6. Grof, Stanislav: The Realms of the human unconscius: observations from LSD research, Nueva York, Viking Press, 1975.

7. Lilly, John: En el centro del ciclón, Martínez Roca, España, 1979.

8. Shulgin, Alexander y Ann: PHIKAL, a chemical love story, Transform press,1995, USA.

9. Shulgin, Alexander y Ann: THIKAL, the continuation, Transform press, 1997, USA.

10. Un Curso de Milagros, Foundation for Inner Peace, 1992, Estados Unidos.

11. Tobajas, Agustín L.: "La experiencia visionaria a través de la gnosis islámico-iraniana", revista monográfica El idiota, primer número, Barcelona, 2000.

12. Van Eersel, Patrice: Le Cinquième Rêve, Editions Grasset, Paris, 1993.

13. Leary, Thimoty. Your brain is God, Ronin, Berkeley, C.A., 2001.

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB