absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

MÍSTICA > WU-WEI

3 escalones
4 Acuerdos Toltecas
5 etapas Hombre
7 Leyes Sincronicidad
7 principios Herméticos
9 revelaciones
10 errores espíritu
11 principios de Gandhi
ABC ilumincaión de Osho
Amor incondicional
Atma Puja
La conexión Sufi
Danza del Corazón Único
Medicina Corazón Único
Egregor
El buen jinete
El efecto Isaías
El efecto Maharishi
El Eneagrama
El secreto
Flor de la Vida
Kailash
Koans de Einstein
Koans Zen
Krishnamurti
La Regla del Amor
Madre y la Materia
Mandamientos Guerrero
La meditación por Wilber
Meditación y Cerebro
Mensaje de los Hopi
Moldavita
El Movimiento Espírita
Niños índigo
El Número 7
Los Números
Origenes de Daoren
Poder contra Fuerza
Tauromaquia
Vajra
Wu-Wei

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 

 

Wu-Wei

El Wu Wei: el Camino de la No Acción.
     o
El Camino de la Acción sin Acción

¿Cómo actuar sin actuar?. ¿Qué es el Wu-Wei?

Me vais a permitir una licencia. Yo hablo de la Acción sin Acción, cuando en realidad los maestros Zen hablan de la No Acción.

No es que no esté de acuerdo es que el término no expresa adecuadamente lo que quiere decirse y para un occidental es muy confuso.

Primero. El Wu-Wei, la No Acción no es estar sin hacer nada. Si tú te esfuerzas en no hacer nada ya estás haciendo algo.

Segundo. El Wu-Wei. La No Acción tampoco es esforzarse en actuar. Si tú te esfuerzas en hacer algo abandonas la no-acción y te agobias, pierdes energías, te enfermas y, muy posiblemente, si las cosas no salen como tú quieres, además te cabreas.

Tercero: El Wu-Wei es la forma de acción más perfecta y eficaz que existe porque actúas sin esfuerzo, sin agobios, sin tensión y, por lo tanto, puedes ser mucho más eficaz en tus actos.

Cuarto: Tú actúas pero no eres tú quien se mueve, dejas que el mundo se mueva a través de ti, dejas que el Tao, el Poder de la Naturaleza se mueva a través de ti. Para conseguir eso sólo tienes que ser natural.

Un bebé, un niño de meses crece de una forma natural y crece más que nadie y más que nunca en su vida. No crece pensando qué será de mayor, ni si su cuerpo es hermoso o feo, ni si es más listo o más tonto. Un bebé deja que el Poder de la Naturaleza actúe a través de él y sus actos, su crecimiento, son realmente eficaces.

Lo mismo hace una flor que brota en la primavera. No se preocupa por si sus colores van a gustar o no a las mariposas.

Lo mismo hace una hormiga al salir del hormiguero. No se preocupa sobre si habrá un patán que la pise y la destruya.

En la Naturaleza nadie se preocupa. Todo el mundo vive dejando que el Poder del Tao, el Poder de la Naturaleza actúe a través de cada ser.

¿Acaso hay algo más poderoso?, ¿acaso puedes encontrar un aliado mejor?.

En la Naturaleza no existe la No Acción, tal como nosotros la entendemos. Todo está en movimiento permanente. Todo cambia y evoluciona. Incluso el reposo, el sueño, el descanso o la aparente inactividad tiene un sentido, tiene una acción de ahorro energético o de lo que sea.

Éste es el camino del Wu Wei. Éste es el camino de la Acción sin Acción, lo que en Occidente se ha conocido como la No Acción. Un concepto erróneo y que da lugar a muchas confusiones.

El Zen surgió en los pueblos orientales más vigorosos, dinámicos y activos: el chino y el japonés. Fue el código ético de los guerreros samurais. No es un canto al estar tumbados, sino el camino de la perfecta realización, de la acción más eficaz posible, porque de lo que se trata, es de dejar que el Poder del Tao, de la Naturaleza, actúe a través de ti.

Entonces eres impecable, entonces puedes desplegar un mayor poder. Para ello tenemos que dejar la mente a un lado. El Zen siempre está bregando con la mente. El Espíritu siempre está trajinando con la mente. Nuestra Mente. Esa orgullosa señora se cree la Reina de los Mares pero en la Naturaleza es sólo una sardina más. No es nada en comparación con la Mente Universal que ha creado las sardinas, los mares y todas nuestras pequeñas y efímeras mentes personales.

Por eso, las grandes inspiraciones, las grandes ideas, las grandes intuiciones, suceden cuando nuestra pequeña mente está en silencio, o cuando somos unos iluminados y es la Mente Universal quien está dentro de nuestra mente personal.


 

 

 
 
2005-2017   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB