absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

SALUD > ALIMENTOS QUE NOS HACEN MÁS INTELIGENTES

22 formas de Yoga
  25 alimentos anticáncer  
  Afrodisíacos  
  Afrodisíacos y aromas  
  Agua Diamantina  
  Alimentos inteligentes  
  Alimentos y Gunas  
  Amalgama  
  Aspartame  
  Cáncer  
  Cáncer: desintoxicación  
  Cáncer y Cándidas  
  Carezza  
  Chakras, Glándulas ...  
  Cloruro de Magnesio  
  Cocinar con microondas  
  Continuum Concept  
  Danza del vientre  
  Deseo materno  
  Depresión invernal  
  EFT  
 

Efedra

 
  Edificio enfermo  
  Energía por la respiración  
  Espirales Energéticas  
  Ejercicios visión  
  Espagiria  
  Fluorización  
  Fosfenismo  
  Función 3er ojo  
  Función sexualidad  
  Garbanzos y felicidad  
  Ghee  
  Grupos sanguíneos  
  Hidroionización  
  Juramento de Hipócrates  
  Kambó  
  Kombucha  
  Kundalini Yoga  
  Kohol  
  Kombucha  
  La leche animal  
  La linaza  
  Limpieza Hepática  
  Luna y Salud  
  Macrobiótica  
  Manifiesto maternidad  
  Margarina  
  Matricidio  
  Medicina China  
  Metales pesados  
  El misterio del agua  
  Margarina  
  Metales: intoxicación  
  Microondas  
  Mirar al sol  
  Misterios del agua  
  MMS  
  Mudras  
  Neem  
  Odent  
  Odontología Holística  
  Orinoterapia  
  Oro blanco  
  Orquideas  
  Oxitocina  
  La Pineal  
  La Pineal y 3er ojo  
  Pan Esenio  
  Parto orgásmico  
  Radiónica  
  Remedios Florales  
  René Quinton  
  Saber respirar  
  Serotonina  
  Sexualidad infantil  
  Somos mutantes  
  Stevia  
  Soya  
  Stevia  
  Tensegridad  
  Terapia Gestalt  
  Terapia Cráneo-Sacral  
  Transtorno estacional  
  Transtornos mentales  
  Vacunas es pandemia  
Visión sin gafas

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 


Alimentos que nos hacen más inteligentes

El consumo de determinados alimentos sirven para mantener en buena forma aquellas conexiones internas que están relacionadas con nuestra inteligencia.

La palabra inteligencia aparece definida en el diccionario como un compendio de habilidades e interrelaciones. La inteligencia tiene muchas acepciones y formas. Tiene múltiples colores. Existe la inteligencia que miden los examenes y la que mide la vida, ambas muy respetables.

Más bien se trata de un espacio interior, una especie de internet personal que le permite avanzar hacia nuevos resultados con su interlocutor y le abre una variedad de opciones eficientes. Tiene que ver con la información vital acumulada de la persona, pero no está ligada indisolublemente con su nivel cultural. Pues bien, agregue a todo esto algo que más o menos sabíamos, pero de lo cual no teníamos total certeza: se pone de moda una nueva ciencia que se conoce como la neuroalimentación.


¿ Alimentos que nos hacen más inteligentes?.

De cierta manera, es cierto. Se trata del consumo de determinados alimentos que sirven para mantener en buena forma nuestras conexiones internas, aquellas que no están relacionadas con nuestro quehacer inteligente.

Existen estudios que señalan que la pérdida de facultades mentales en personas mayores no se origina tan solo a consecuencia del envejecimiento del organismo. El exceso de grasas debido a una mala dieta durante su vida, determina, en gran cantidad de casos, la acumulación de residuos en las arterias. Estos residuos van estrechando, casi tupiendo los conductos lo que reduce el riego sanguíneo que llega al cerebro. Es por eso que el consumo de aceites vegetales, lecitina de soya, nueces, el ajo y ciertos pescados nos ayudan a pensar y mejorar nuestra memoria.

Estos estudios agregan que las vitaminas del tipo B (que se encuentran en el cerdo, hígado, atún, trucha, pollo, plátano, melón, huevos, quesos, etc) desempeñan un papel fundamental en las funciones del cerebro, y que esta deficiencia vitamínica puede causar pérdida de memoria, ansiedad, confusión y depresión.

También se cree que un exceso de glucosa puede provocar una alteración de nuestras facultades mentales ya que entorpece la absorción de otro tipo de nutrientes, y que los carbohidratos no sólo influyen en las capacidades cognocitivas sino también intervienen en nuestros estados anímicos. Por tanto, una dieta rica en carbohidratos, puede ayudar a reducir nuestra ansiedad.


Cada día la ciencia da un paso más, demostrando que todo en el universo está relacionado y que nuestros pensamientos coinciden con nuestros hábitos y viceversa.



 
 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   salvagene[en]yahoo.esSOBRE ESTA WEB