absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

SALUD > LA HIDROIONIZACION

22 formas de Yoga
  25 alimentos anticáncer  
  Afrodisíacos  
  Afrodisíacos y aromas  
  Agua Diamantina  
  Alimentos inteligentes  
  Alimentos y Gunas  
  Amalgama  
  Aspartame  
  Cáncer  
  Cáncer: desintoxicación  
  Cáncer y Cándidas  
  Carezza  
  Chakras, Glándulas ...  
  Cloruro de Magnesio  
  Cocinar con microondas  
  Continuum Concept  
  Danza del vientre  
  Deseo materno  
  Depresión invernal  
  EFT  
 

Efedra

 
  Edificio enfermo  
  Energía por la respiración  
  Espirales Energéticas  
  Ejercicios visión  
  Espagiria  
  Fluorización  
  Fosfenismo  
  Función 3er ojo  
  Función sexualidad  
  Garbanzos y felicidad  
  Ghee  
  Grupos sanguíneos  
  Hidroionización  
  Juramento de Hipócrates  
  Kambó  
  Kombucha  
  Kundalini Yoga  
  Kohol  
  Kombucha  
  La leche animal  
  La linaza  
  Limpieza Hepática  
  Luna y Salud  
  Macrobiótica  
  Manifiesto maternidad  
  Margarina  
  Matricidio  
  Medicina China  
  Metales pesados  
  El misterio del agua  
  Margarina  
  Metales: intoxicación  
  Microondas  
  Mirar al sol  
  Misterios del agua  
  MMS  
  Mudras  
  Neem  
  Odent  
  Odontología Holística  
  Orinoterapia  
  Oro blanco  
  Orquideas  
  Oxitocina  
  La Pineal  
  La Pineal y 3er ojo  
  Pan Esenio  
  Parto orgásmico  
  Radiónica  
  Remedios Florales  
  René Quinton  
  Saber respirar  
  Serotonina  
  Sexualidad infantil  
  Somos mutantes  
  Stevia  
  Soya  
  Stevia  
  Tensegridad  
  Terapia Gestalt  
  Terapia Cráneo-Sacral  
  Transtorno estacional  
  Transtornos mentales  
  Vacunas es pandemia  
Visión sin gafas

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 


La Hidroionización

¿QUÉ SON LOS IONES?
Para comprender que son los iones, debemos primeramente explicar brevemente cómo es un átomo. Si bien para los físicos el átomo es más complejo de lo que vamos a explicar, para nuestros fines alcanza con decir que un átomo se compone de un núcleo central, cargado de electricidad positiva, alrededor del cual giran electrones, cargados de electricidad negativa- La carga eléctrica del núcleo iguala a la carga elé ctrica de la suma de los electrones; en ese caso el total es eléctricamente neutro, pues las cargas están equilibradas.
Lo mismo sucede con la molécula, que es neutra cuando sus cargas eléctricas están compensadas. Si por alguna circunstancia un átomo o una molécula pierden uno o varios electrones, aparece una carga positiva, puesto que predomina la carga eléctrica del núcleo, que, como ya dijimos, es positiva. Aparece así un ión positivo o catión. A la inversa, si el átomo o molécula incorpora en sus órbitas uno o más electrones, al predominar la carga de éstos sobre la carga del núcleo, aparece una carga total negativa; es decir, un ión negativo, o anión.
Los átomos de oxígeno tienen la particularidad de capturar fácilmente dos electrones libres, convirtiéndose así en iones de oxígeno negativo.
Existen además lo que se ha llamado “iones Grandes” o “pesados”, que son aglomeraciones eléctricas alrededor de granos de polvo o smog, a los que también se les llama “lentos” por su escasa movilidad sin ningún valor biológico de interés.
Es útil visualizar las explicaciones anteriores, comparando un átomo con el sistema solar; el sol como núcleo y los planetas como electrones. Toma n-do el sol como positivo y los planetas como negativos, tendríamos que la desaparición de un planeta equivaldría a un ión positivo a un ión positivo, mientras que la incorporación de un
nuevo planeta al sistema nos daría un ión negativo. Es una explicación muy simple, pero suficientemente ilustrativa para nuestros fines.
Los iones, positivos y negativos, existen normalmente en el aire que respiramos; es una electricidad presente en la atmósfera de la tierra, con variaciones locales a veces muy pronunciadas. La relación usual en el campo es de cinco positivos cada cuatro negativos.
Los iones positivos se forman por la acción de los rayos ultravioletas del sol y por los rayos cósmicos, mientras que los iones negativos se forman por las descargas eléctricas de los rayos y por emisión de la radioactividad natural de la tierra. (Toda la tierra es un poco radioactiva)
Una fuente natural de iones negativos consiste en la pulverización del agua durante las lluvias fuertes, en las cascadas, y en el flujo y reflujo del mar cuando está muy agitado.
Refiriéndonos a zonas concretas del planeta, existen factores que alteran drásticamente la propensión de iones de un signo o de otro.
Hay vientos perfectamente localizados que traen en sus zonas de influencia una elevada proporción de iones positivos, con el consiguiente malestar que ello provoca.
También existen pequeñas zonas donde la ionización negativa es especialmente buena; debido a que el subsuelo es ligeramente más radioactivo que lo común.
Los cambos de tiempo se producen por fricciones diversas entre frentes atmosféricos, y las tormentas aparecen por rozamientos entre nubes, pero horas o días antes de que aparezca una tormenta hay una alteración eléctrica que se desplaza más rápidamente que el frente atmosférico, por lo que el aire está cargado con un exceso
de iones positivos. Esto Acarrea el típico malestar previo a la tormenta eléctrica, que a muchas personas les hace doler viejas cicatrices, o callos, o sentir vagas molestias en ciertas partes del cuerpo. También los animales lo sienten, poniéndose más inquietos. Las hormigas recogen comida con anticipación. Muchas personas, en especial en el campo, pueden prever una tormenta días antes de que se desencadene, porque la “sienten” en su organismo. Una vez pasada la tormenta, con rayos y lluvia, el aire fresco, limpio y vigorizante. Se respira de otra manera. La tormenta barrió con los iones positivos dejando una abundancia de iones negativos.
Por último, diremos que existen en las ciudades otro “Microclima” profundamente alterado con iones positivos, al que nos referiremos cuando hablamos de contaminación electrónica, del hollín y del smog.

Extraido de "Los Iones y la Sulud"

Una forma natural de producción de iones negativos consiste en el uso del agua pulverizada. Se ha demostrado que cuando el agua se nebuliza, la parte más grande de la gota queda cargada positivamente, mientras que la parte más fina y más volátil, queda cargada negativamente. Se han diseñado hidroionizadores experimentales, que proporcionan una fina niebla en la hab itación y se ha podido medir el grado de ionización conseguido. Sin necesidad de aparatos, todos hemos experimentado una sensación especial cerca de las cataratas, en saltos de agua, o a orillas del mar, donde rompen las olas, o después de la lluvia. Gran parte del bienestar que nos
proporciona una ducha proviene de la inhalación de iones negativos formados por el agua, y quizás la olla con yuyos y sus vapores, antigua receta de la abuela, en pr oblemas respiratorios, fuera simplemente una forma de darnos una buena ionización.

El famoso pediatra Dr. Florencio Escardó publicó en 1983: “ el calzado con suelas aisladoras (caucho o cualquier material sintético) impide la de s-carga a tierra de las cargas eléctricas que se pr oducen en múltiples circunstancias en la que nue stro cuerpo puede cargarse, a potenciales de decenas de millones de voltios. El chico se convierte en un “condensador”; si de noche padece un “falso crup”, la mama, por consejo del pediatra, lo lleva al baño y abriendo la ducha lo somete a lo que ella (y el doctor) creen que es un baño de vapor, cuando en realidad es un baño benéfico de iones negativos. Un pequeño aparato productor de ellos y puesto en la mesa de luz le hubiese ahorrado la ducha y el falso crup”.

 

Los iones negativos tienen su mayor influencia en el organismo a través del sistema respir atorio por la acción combinada de tres factores fundamentales:

1. mejora del oxígeno inspirado
2. decantación del polvo y el smog
3. acción bactericida

Pasaremos a detallarlos:

1. La mejora del oxígeno:

Estimulación del barrido cilial
El primer mejoramiento del aire inspirado consiste en una limpieza digamos mecánica, que realizan los cilios de la tráquea o conductos de paso de la laringe a los pulmones.
Los cilios son unos pelos microscópicos que tapizan la tráquea, que mantienen un movimiento vibratorio, como de látigo de unos 900 movimientos por minuto, limpiando, como “escoba”, el polvo, el polen y las materias extrañas que no deben llegar a los pulmones. Los iones positivos (+) retardan esa velocidad revibración de los cilios, y si se agrega la contaminación ambiental por el humo del tabaco, esa movilidad baja de tres a diez veces. ¿Quiere decir esto que existe una relación entre los iones positivos y la incidencia de cáncer de pulmón, particularmente entre los fumadores? Independientemente del cigarrillo el aire de ciudad ya tiene una alta dosis de smog, como para que la
disminución de la velocidad de barrido de los cilios sea perjudicial. O visto al revés: el aumento de ionización negativa (-), que origina un mayor barrido cilial, nos da un aire más limpio para respirar.

Mejora electro-química del aire
Los iones negativos dan otra mejoría al aire, ya del orden electro-químico. Se trata de lo siguiente, el oxígeno cargado con un exceso de iones positivos es muy poco asimilable.
Y la explicación es la siguiente: los capilares de los alvéolos pulmonares conducen la sangre, la que a su vez, contiene hierro, con el cual se formará la oxihemoglobina.
El oxígeno positivo tiene carga eléctrica inversa o la necesaria para ser absorbido, puesto que el hierro (positivo) lo rechaza por tener igual signo. O sea que no hay diferencia de potencial eléctrico en la membrana pulmonar para absorberlo. Solamente el oxígeno ionizado negativame n-te está en condiciones de atravesar la membrana pulmonar y ser aceptado por la sangre.

Expulsión del CO 2 anhídrido carbónico
Por último nos referiremos a la expulsión del CO2, anhídrido carbónico, residuo de la respiración. Se ha comprobado que la presencia de iones negativos en el aire incrementa la presión alveolar del oxígeno, reduciendo la presión del CO2, y por lo tanto, se facilita la purificación de la sangre venosa. La permeabilidad bronco-pulmonar es un factor que determina el tiempo de llamada “fase de mezcla” en la respiración, es decir del tiempo empleado en la entrada del oxígeno a la sangre y en la salida de CO2 que ésta contiene. La velocidad de este intercambio se eleva considerablemente cuando el aire inspirado es portador de iones negativos, puesto que el CO2 posee carga eléctrica positiva, y por lo tanto es atraído hacia el exterior. Por todo lo anterior vemos como los iones negativos nos brindan la posibilidad de un mejor aire respirable.

2. Decantación de polvo y smog
Los equipos de producción de iones negativos agregan a lo anterior un efecto de limpieza del aire. A medida que se generan tales iones, van comunicando su ca rga eléctrica a las pequeñas partículas de polvo y de smog. Eso hace que tales pa rtículas formen “racimos”, conglomeránd ose en granos de polvo de
mayor volumen y peso, que, al no poderse mantener más en suspensión, caen al piso, dejando limpio a nivel respirable, el aire de la habitación.
La experiencia es sencilla: si se coloca el ionizador encima de un papel blanco (para visualizar mejor el fenómeno) y se lo deja encendido unos pocos días, sin limpiar, se observa sobre el papel un depósito de smog, negro y grasoso, como una especie de hollín o alquitrán. Y la conclusión alarmante: ese alquitrán suele estar en nuestros pulmones.

3. Acción bactericida
La acción bactericida de la ionización negativa provista por los equipos ionizadores, es de índole indirecta.
La acción bactericida directa es realizada por los equipos llamados Ozonizadores (que no deben confundirse con los ionizadotes Pero a costa de producir, con el nitrógeno del aire, compuestos similares al ácido nítrico, altamente nocivos para la membrana pulmonar, por lo que no son aconsejados para uso familiar.
La acción bactericida del ionizador es, indirecta, pero efectiva, pues al precipitar el polvo, precipitan también los microorganismos que están “posados” en él.

 


 
 
2005-2017   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   salvagene[en]yahoo.esSOBRE ESTA WEB