absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

SALUD > LA PINEAL

22 formas de Yoga
  25 alimentos anticáncer  
  Afrodisíacos  
  Afrodisíacos y aromas  
  Agua Diamantina  
  Alimentos inteligentes  
  Alimentos y Gunas  
  Amalgama  
  Aspartame  
  Cáncer  
  Cáncer: desintoxicación  
  Cáncer y Cándidas  
  Carezza  
  Chakras, Glándulas ...  
  Cloruro de Magnesio  
  Cocinar con microondas  
  Continuum Concept  
  Danza del vientre  
  Deseo materno  
  Depresión invernal  
  EFT  
 

Efedra

 
  Edificio enfermo  
  Energía por la respiración  
  Espirales Energéticas  
  Ejercicios visión  
  Espagiria  
  Fluorización  
  Fosfenismo  
  Función 3er ojo  
  Función sexualidad  
  Garbanzos y felicidad  
  Ghee  
  Grupos sanguíneos  
  Hidroionización  
  Juramento de Hipócrates  
  Kambó  
  Kombucha  
  Kundalini Yoga  
  Kohol  
  Kombucha  
  La leche animal  
  La linaza  
  Limpieza Hepática  
  Luna y Salud  
  Macrobiótica  
  Manifiesto maternidad  
  Margarina  
  Matricidio  
  Medicina China  
  Metales pesados  
  El misterio del agua  
  Margarina  
  Metales: intoxicación  
  Microondas  
  Mirar al sol  
  Misterios del agua  
  MMS  
  Mudras  
  Neem  
  Odent  
  Odontología Holística  
  Orinoterapia  
  Oro blanco  
  Orquideas  
  Oxitocina  
  La Pineal  
  La Pineal y 3er ojo  
  Pan Esenio  
  Parto orgásmico  
  Radiónica  
  Remedios Florales  
  René Quinton  
  Saber respirar  
  Serotonina  
  Sexualidad infantil  
  Somos mutantes  
  Stevia  
  Soya  
  Stevia  
  Tensegridad  
  Terapia Gestalt  
  Terapia Cráneo-Sacral  
  Transtorno estacional  
  Transtornos mentales  
  Vacunas es pandemia  
Visión sin gafas

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 


Artículos relacionados:

La Pineal 2

  Serotonina

La Pineal

Historia
Los monjes tibetanos hablaban, y aún lo hacen hoy en día, de un tercer ojo, situado aproximadamente en el centro del cerebro y entre los ojos, que había sido el centro de la clarividencia y de la intuición, y que en el decurso de los tiempos se había ido atrofiando, por lo que era necesaria su recuperación. Posteriormente se asociaría este tercer ojo con la glándula pineal. 
     La existencia de la epífisis o pineal se conoce desde hace más de 2000 años. Galeno en el siglo II, escribió que a los anatómicos griegos le había llamado la atención la situación particular de dicha glándula, concluyendo que servía de válvula para regular el flujo del pensamiento, que se creía almacenado en los ventrículos laterales del cerebro. 
     Descartes, en el siglo XVII, expresó su creencia que la pineal era la sede del alma racional. Para él, las sensaciones percibidas por los ojos llegarían a la pineal, de la que partirían hacia los músculos, los cuales producirían las respuestas adecuadas. Los estudios modernos demuestran en éste, como en otros aspectos de su pensamiento, la gran intuición del filósofo.      

Características físicas, situación y relaciones
     El nombre pineal se debe a su forma, semejante a una piña, siendo su tamaño aproximado el de un guisante. Pesa una media de 173 miligramos, oscilando según las personas entre los 41 y 804 miligramos. 
     Las pineales recogidas en autopsias, pesan en el hombre un máximo en el mes de Marzo, y un mínimo si son examinadas en Julio; mientras que en la mujer, el máximo peso se obtiene de las recogidas en Enero y el mínimo, de las obtenidas en Mayo. 
     Está situada en el techo del mesencéfalo, entre los tubérculos bigéminos craneales, en la denominada fosa de la pineal. Su cara craneal está por debajo del cuerpo calloso, y su base limita con el tercer ventrículo. Su célula funcional es el pinealocito, que está capacitado para producir las encimas necesarias para la síntesis de la melatonina (su principal hormona) y la seratonina, a partir del triptófano.       

Pinealocitos y síntesis de melatonína
     La melatonina fue descubierta en 1958 por el dermatólogo y bioquímico A.B. Lerner, quien se basó en las observaciones hechas por MC. Cord y Allen en 1917. Estas observaciones deducían que, al arrojar extractos de pineal de vaca en el agua en que nadaban unos renacuajos, se producía un blanqueamiento de su piel.
     Lerner y Cols purificaron extractos de más de 200.000 pineales vacunas, aislando una sustancia que agregaba intracelulares de la melanina. La hormona melanocito-estimula nte, por lo contrario, disgregaba dichos gránulos oscureciendo la piel. Se la denominó melatonina en contraposición a la melanocito-estimulante.    
    En ausencia de luz, el pinealocito recibe estimulación periódica en forma de nor-epinefrina (NE), seratonina o descargas eléctricas de fibras nerviosas, provenientes del núcleo supraquiasmático superior. Este, a su vez, recibe información que proviene del sistema vegetativo, a través de neuronas emergentes del ganglio cervical superior, el cual conecta con otros ganglios de la médula espinal.  
    En presencia de luz, natural o artificial, los fotoreceptores de la retina convierten la señal luminosa, especialmente en la banda amarillo-verde, en señal eléctrica, que es transmitida por el tracto retino-hipotalá mico hasta el ganglio



 
 
2005-2017   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   salvagene[en]yahoo.esSOBRE ESTA WEB