absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

SALUD > RADIÓNICA, LA CIENCIA DEL FUTURO

22 formas de Yoga
  25 alimentos anticáncer  
  Afrodisíacos  
  Afrodisíacos y aromas  
  Agua Diamantina  
  Alimentos inteligentes  
  Alimentos y Gunas  
  Amalgama  
  Aspartame  
  Cáncer  
  Cáncer: desintoxicación  
  Cáncer y Cándidas  
  Carezza  
  Chakras, Glándulas ...  
  Cloruro de Magnesio  
  Cocinar con microondas  
  Continuum Concept  
  Danza del vientre  
  Deseo materno  
  Depresión invernal  
  EFT  
 

Efedra

 
  Edificio enfermo  
  Energía por la respiración  
  Espirales Energéticas  
  Ejercicios visión  
  Espagiria  
  Fluorización  
  Fosfenismo  
  Función 3er ojo  
  Función sexualidad  
  Garbanzos y felicidad  
  Ghee  
  Grupos sanguíneos  
  Hidroionización  
  Juramento de Hipócrates  
  Kambó  
  Kombucha  
  Kundalini Yoga  
  Kohol  
  Kombucha  
  La leche animal  
  La linaza  
  Limpieza Hepática  
  Luna y Salud  
  Macrobiótica  
  Manifiesto maternidad  
  Margarina  
  Matricidio  
  Medicina China  
  Metales pesados  
  El misterio del agua  
  Margarina  
  Metales: intoxicación  
  Microondas  
  Mirar al sol  
  Misterios del agua  
  MMS  
  Mudras  
  Neem  
  Odent  
  Odontología Holística  
  Orinoterapia  
  Oro blanco  
  Orquideas  
  Oxitocina  
  La Pineal  
  La Pineal y 3er ojo  
  Pan Esenio  
  Parto orgásmico  
  Radiónica  
  Remedios Florales  
  René Quinton  
  Saber respirar  
  Serotonina  
  Sexualidad infantil  
  Somos mutantes  
  Stevia  
  Soya  
  Stevia  
  Tensegridad  
  Terapia Gestalt  
  Terapia Cráneo-Sacral  
  Transtorno estacional  
  Transtornos mentales  
  Vacunas es pandemia  
Visión sin gafas

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 


Radiónica, La Ciencia del Futuro

traducción de Adela Kaufmann
Extraido de bibliotecapleyades.net
y estos del sitio LightParty

La radiónica es un método de diagnóstico y tratamiento a distancia que utiliza instrumentos especialmente diseñados para que el practicante pueda determinar las causas subyacentes de enfermedades dentro de un sistema vivo, ya sea humano, animal, planta o el suelo mismo.

Mientras la Radiónica es principalmente usada para diagnosticar y tratar enfermedades humanas, también ha sido extensivamente usado en agricultura para incrementar cosechas, control de pestes y mejorar la salud del ganado.

La Radiónica como arte de sanación se originó de la investigación del distinguido físico estadounidense, Dr. Albert Abrams. El nació en San Francisco en 1863 y se convirtió en uno de los especialistas más calificados de su tiempo. Graduado de la Universidad de California, el escribió varios libros de texto de medicina, y eventualmente ganó para sí la reputación nacional como especialista en enfermedades del sistema nervioso.

En el curso de su investigación, Abrams hizo el sorprendente descubrimiento de que las enfermedades podían ser medidas en términos de energía, y concibió e instrumentó lo que calibraba en diales que lo habilitaban para identificar y medir reacciones de enfermedad e intensidades. De su trabajo, llamado E.R.A. de la Reacción Electrónica de Abrams, vino la Radiónica como la conocemos hoy. El líder médico británico, Sir James Barr consideró los descubrimientos de Abrams estar entre los más importantes del día.

No es de sorprenderse que ciertos elementos de la comunidad médica y científica atacaran el trabajo de Abrams e intentaron desacreditarlo. En 1924, el año de la muerte de Abrams, un comité de la Sociedad Real de Medicina bajo la Presidencia de Sir Thomas (más tarde Lord Thomas) Horder investigó sus demandas. Para el asombro de la medicina y la ciencia, el comité, después de pruebas exhaustivas, tuvo que admitir que la demanda de Abrams estaba comprobada.

Durante la década de los años ’30 en los Estados Unidos, la Quiropráctica, Dra. Ruth Drown agregó más dimensiones a la Radiónica, a través del descubrimiento que el diagnóstico y tratamiento podría ser llevado a cabo a distancia. En los años ’40, el principal enfoque de la investigación de Radiónica se cambió a Inglaterra, y a los Laboratorios De La Warr en Oxford. Instrumentos y técnicas fueron refinados, y se hizo un extensivo trabajo en el campo de la fotografía radiónica, originalmente iniciada por la Dra. Drown en California.

La década de los sesenta vio conceptos completamente nuevos emerger, por las investigaciones de Malcom Raes en la instrumentación de la radiónica y la potencia de la simulación homeopática, y la introducción por el Quiropráctico, Dr. David Tansley, de toda una nueva base para el diagnóstico por Radiónica y tratamiento, basado en el anatomía sutil (campos de energía) de un hombre, lo cual, posteriormente revolucionó la teoría y práctica de la Radiónica a través del mundo.

Algunos Principios Fundamentales de la Radiónica

Básico para la teoría y la práctica de Radiónica es lo siguiente:

  • el concepto de que el hombre y todas las formas de vida comparten un terreno común en el que están inmersos en el campo electro-magnético de la tierra
  • que cada forma de vida tiene su propio campo electro-magnético, el cual es lo suficientemente distorsionado y que en última instancia resultará en enfermedad del organismo

Aceptando que todo es energía, la Radiónica ve órganos, enfermedades y remedios como teniendo su propia frecuencia o vibración en particular. Estos factores pueden ser expresados en valores numéricos, que son conocidos como ‘valores’ o ‘proporciones’, o en forma de h de Patrones Geométricos.

Éstos valores proporcionan los medios por los cuales el practicante identifica y trata la enfermedad a distancia. La Radiónica también tiene en cuenta que hay un número de campos de energía finamente organizados que yacen más allá de aquellos identificados por la ciencia, y que estos campos pueden ser utilizados para propósitos de diagnóstico y terapéuticos. Aunque pudiera decirse que la Radiónica es un arte de sanación en donde se encuentra y se fusiona la ciencia y la religión.

El practicante de Radiónica, al hacer un diagnóstico a distancia utiliza su facultad intuitiva, la cual la ciencia ahora cree que surge de las funciones del hemisferio derecho del cerebro. La mente intuitiva tiene acceso a información que yace más allá del alcance de habilidades lógicas y racionales, que aparecen ser mediadas a través del hemisferio izquierdo del cerebro.

Al sintonizar tanto su mente como el instrumento radiónico hacia el paciente a distancia, el practicante, aplicando sus facultades de percepción extra-sensorial (algo de lo cual todos tenemos a mayor o menor grado) es capaz, a través de observar las reacciones del aparato de detección bajo su control, para determinar cuales son las causas subyacentes de la enfermedad.

Identificando las causas, que pudieran estar ocultas a los procedimientos clínicos y más ortodoxos, el practicante de radiónica es capaz, entonces, de determinar con exactitud el tratamiento correcto, el cual eliminará este elemento subyacente. Un diagnóstico radiónico no es un diagnóstico médico, sino que, como se destacó anteriormente, es un medio de identificación y evaluación de las causas subyacentes, las cuales dan cabida a estados patológicos y sus sistemas.

Éstos pudieran o no coincidir con la opinión médica, pero esto es de esperarse cuando el acercamiento médico es a lo largo de líneas parafísicas.

Tratamiento Radiónico

Cuando el diagnóstico por Radiónica está completo y el practicante tiene un perfil de salud completo del paciente, incluyendo la integridad funcional de todos los sistemas de órganos, los estados psicológicos y desbalances que están presentes en las estructuras de energía que forman los campos energéticos que le sirven de base al cuerpo, el tratamiento puede, entonces ser determinado adecuadamente. Todos los estados patológicos y sus causas tienen su propia frecuencia de patrones energéticos; éstos pueden ser tratados a distancia a través del instrumento Radiónico, empleando ‘valores’ o patrones geométricos.

La gota de sangre o fragmento de cabello del paciente (conocido como el testigo del paciente) actúa como un vínculo entre el practicante, su instrumento radiónico y el paciente. Esencialmente, el tratamiento es la proyección de patrones sanadores de energía; A éstos pudiera agregarse la forma de onda de los remedios homeopáticos, colores, esencias florales y extractos de hierbas, si están indicados como parte del tratamiento.

Pudiera ser difícil de aceptar que tal tratamiento puede ser efectivo a distancia. No obstante, el peso de evidencia clínica muestra que es muy efectivo en un importante número de casos. ‘Acción a distancia’, como se le lama a éste fenómeno no es nuevo para la ciencia. Hoy en día se está llevando a cabo mucha investigación por parte de instituciones científicas en el campo, y están encontrando que los humanos, las plantas y los animales responden a patrones de pensamiento proyectados, y este fenómeno ocurre sin importar cuan grande es la distancia entre los sujetos bajo investigación.

Sus hallazgos ahora llevan hacia fuera la racionalidad de la Radiónica. Una de las grandes ventajas de la Radiónica es que es a menudo posible descubrir condiciones potencialmente serias en una etapa temprana, y, por medio de un tratamiento apropiado, prevenir que se desarrollen a un punto en donde se vuelven clínicamente identificables.

Por otra parte, como el tratamiento de Radiónica tiene lugar a nivel no-físico, no puede dañar ningún tejido vivo o producir ningún efecto colateral no natural. La Radiónica se ocupa de curar a todo el individuo, con el patrón de salud o ideal de individuo. El patrón de salud es una singular y unitaria fuerza dentro de las estructuras del hombre, que asegura un funcionamiento adecuado y óptimo de los sistemas de su cuerpo.

El propósito de la terapia Radiónica es ayudar al individuo a re-establecer su patrón óptimo de salud.

El Alcance de la Radiónica

El alcance de la Radiónica en teoría, es ilimitado. En la práctica es limitado por la sensibilidad, conocimiento y experiencia del practicante. A cierto nivel puede ser usada para determinar la integridad estructural y funcional del cuerpo, y también identificar las causas de la enfermedad oculta en el interior.

A otro nivel, la determinación de los estados de los centros energéticos (chakras) proporcionan un cuadro de flujos de energía en el cuerpo, y capacita al practicante a ganar una visión más profunda dentro de las razones detrás de ciertos desequilibrios físicos y psicológicos. A esto pudiera agregarse un análisis de las calidades de energía dentro de algunas estructuras psíquicas específicas.

Una síntesis de esta información revelará las fuerzas físicas y psicológicas, debilidades, limitaciones y capacidades, y por lo tanto les proporcionará a los pacientes introspecciones en los aspectos personales y espirituales de su naturaleza, lo cual puede probar ser más útil durante períodos de crisis y estrés. La belleza del tratamiento Radiónico es que no es invasiva.

Puede usarse para complementar otras formas de terapia, y su eficacia es tal que forma un completo sistema de sanación por derecho propio.

Lecturas Adicionales sobre Radiónica

  • Ltd. Informe sobre Radiónica por Edward Russel. Neville Spearman Ltd.
  • Chakras-Rayos y Radiónica, Caminos de los Chakras y la Anatomía Sutil del Hombre por David V. Tansley, D.C.
  • Radiónica – Interfaz con los campos del éter, por David V. Tansley, D.C.
  • Dimensiones de la Radiónica, por David V. Tansley, D.C.
  • Radiónica . ¿Ciencia o Magia? Por David V. Tansley, D.C.
  • Swimming Through The Ether - Notes on Homoeopathy & Radionics (Nadando a través del Éter – Notas sobre Homeopatía y Radiónica)
  • Los últimos cuatro títulos han sido publicados por la Prensa de Salud y Ciencia, y por D.W. Daniel Co. Ltd., Saffron Walden, Essex.




 
 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   salvagene[en]yahoo.esSOBRE ESTA WEB