absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Proyectos Otros temas

SALUD > DEPRESION INVERNAL

22 formas de Yoga
  25 alimentos anticáncer  
  Afrodisíacos  
  Afrodisíacos y aromas  
  Agua Diamantina  
  Alimentos inteligentes  
  Alimentos y Gunas  
  Amalgama  
  Aspartame  
  Cáncer  
  Cáncer: desintoxicación  
  Cáncer y Cándidas  
  Carezza  
  Chakras, Glándulas ...  
  Cloruro de Magnesio  
  Cocinar con microondas  
  Continuum Concept  
  Danza del vientre  
  Deseo materno  
  Depresión invernal  
  EFT  
 

Efedra

 
  Edificio enfermo  
  Energía por la respiración  
  Espirales Energéticas  
  Ejercicios visión  
  Espagiria  
  Fluorización  
  Fosfenismo  
  Función 3er ojo  
  Función sexualidad  
  Garbanzos y felicidad  
  Ghee  
  Grupos sanguíneos  
  Hidroionización  
  Juramento de Hipócrates  
  Kambó  
  Kombucha  
  Kundalini Yoga  
  Kohol  
  Kombucha  
  La leche animal  
  La linaza  
  Limpieza Hepática  
  Luna y Salud  
  Macrobiótica  
  Manifiesto maternidad  
  Margarina  
  Matricidio  
  Medicina China  
  Metales pesados  
  El misterio del agua  
  Margarina  
  Metales: intoxicación  
  Microondas  
  Mirar al sol  
  Misterios del agua  
  MMS  
  Mudras  
  Neem  
  Odent  
  Odontología Holística  
  Orinoterapia  
  Oro blanco  
  Orquideas  
  Oxitocina  
  La Pineal  
  La Pineal y 3er ojo  
  Pan Esenio  
  Parto orgásmico  
  Radiónica  
  Remedios Florales  
  René Quinton  
  Saber respirar  
  Serotonina  
  Sexualidad infantil  
  Somos mutantes  
  Stevia  
  Soya  
  Stevia  
  Tensegridad  
  Terapia Gestalt  
  Terapia Cráneo-Sacral  
  Transtorno estacional  
  Transtornos mentales  
  Vacunas es pandemia  
Visión sin gafas

Herejías y herejes de nuestro tiempo


 


Más información :

Domobiotik.com

  Síndrome del Edificio Enfermo

Depresión Invernal
El Trastorno Afectivo Estacional (TAE)

por Carlos M. Requejo

En invierno se observa un incremento de la depresión y de las crisis de ansiedad por la escasez de luz natural, es el Trastorno Afectivo Estacional (TAE). La poderosa influencia de la luz en los neurotransmisores cerebrales modifica el humor y el comportamiento, altera la salud y afecta al rendimiento laboral.

La investigación en neurociencia muestra que el TAE se relaciona con la entrada del otoño, la reducción de horas de luz solar, y el cambio de hábitos que significa la llegada del frío. Es como una hibernación que nos lleva a escondernos en espacios seguros y calientes, pero demasiado cerrados y oscuros. No existen estadísticas nacionales, pero entre nuestros clientes encontramos una afectación del TAE mayor del 20%, una persona por familia.
Como todo cuadro depresivo, el TAE afecta al rendimiento físico y mental y al estado de ánimo y lleva a una disminución de la capacidad física e intelectual, con pérdida de defensas, cansancio crónico y desgana generalizada, alteración de las relaciones socio-laborales, pérdida de rendimiento laboral, absentismo…

Con la armonización de los factores micro-ambientales se incrementa la calidad ambiental interior, de acuerdo con la Domobiótica*, siguiendo los criterios de la bioconstrucción, b‰ubiologie o arquitectura biológica. Esto produce un incremento de la “biohabitabilidad”, previniendo y/o corrigiendo a corto plazo los síntomas del TAE. El 90% de personas encuentra rápidas mejorías, a partir de las correcciones domobióticas realizadas. Es notable la mejoría en estudiantes o ejecutivos, pues se incrementa la atención, la concentración y la memoria, con mejora de la toma de decisiones.
Con la iluminación biológica se crea una iluminación artificial que imita la luz natural del sol. Lo primero es aumentar la cantidad de luz o luminancia, una luz brillante a partir de una intensidad de 800 a 1000 lux, estimula la pineal, nos dice que ya es de día, despierta el ánimo, sin necesidad de café ni tabaco, y nos proporciona serotonina al cerebro, la hormona de la actividad y el buen humor.

También consideramos el perfil de color o crominancia. Para ellos usamos luminarias del tipo fullspectrum, que reproducen todos los colores del sol, con alta temperatura de color (6.500 _K), y de alto rendimiento energético, con lo cual conseguimos más y mejor luz, con gran ahorro económico.
En paralelo aplicamos criterios de cromoterapia, espacial o arquitectónica. Para ello consideramos el uso de cada espacio (trabajo, relax, sueño). También se valoran los horarios de uso del espacio, y la incidencia de la luz solar, que medimos con el luxómetro.
La orientación y distribución de los espacios también nos afecta, por ejemplo, deberíamos permitir que el sol naciente fuera el despertador natural en el dormitorio, y ver la puesta de sol cada día desde el salón. Esto permite armonizar los ritmos circadianos, equilibrando la glándula pineal y el ciclo melatonina-serotonina.

Debemos dejar entrar la naturaleza en casa, aire, sol, etc. y requiere realizar un proyecto específico para cada espacio, forma, orientación, etc., considerando las necesidades humanas y profesionales de cada cliente.
Además de la cromoterapia y la iluminación biológica evitamos los materiales de construcción tóxicos o radiactivos, y consideramos la calidad del aire, la mejora del confort acástico o el apantallado de campos eléctricos y magnéticos, como la red WiFi o telefonía móvil, por ejemplo. Deberíamos añadir los criterios geobiológicos básicos, evitando las geopatías, la búsqueda del “buen sitio”, las proporciones armónicas y por supuesto considerar el feng’shui del lugar.

Ante la crisis de la construcción muchos arquitectos y constructores acuden a la domobiótica, pues los proyectos de bioconstrucción ofrecen una salida comercial. La domobiótica aporta un incremento de la biohabitabilidad, y es un valor añadido de su edificio que les diferencia de la competencia.
Podría citar, por ejemplo, una compañía de seguros donde hemos eliminado un absentismo de casi el 30%, con intervenciones domobióticas. Como en muchos otros proyectos, hemos introducido iluminación biológica, mejora de la calidad del aire y apantallado de campos electromagnéticos.
Frente a la plaga de edificios enfermos, los edificios del futuro realizarán un proyecto domobiótico para evaluar los factores microambientales, valorando las interacciones biológicas, químicas o energéticas, del hecho arquitectónico sobre la salud humana, y proponer los criterios de construcción adecuados, para lograr edificios confortables, saludables y sostenibles.

El correcto uso del color y la iluminación en nuestra casa puede incrementar hasta el 85% la energía personal, levantar el ánimo de toda la familia, abandonar el Prozac y hacer que el fantasma de la depresión se aleje definitivamente.
Con la aplicación de la domobiótica en la oficina, el empresario podrá observar una mejora del clima sociolaboral, y la iluminación biodinámica puede incrementar más del 50% la productividad, con notables beneficios económicos.

Carlos M. Requejo. Dic.2008. www.domobiotik.com

*El concepto DOMOBÓTICA © (del latín Domus = casa y Bios = vida), es creación exclusiva del gabinete Domobiotik, como disciplina que integra la visión de la Arquitectura, la Ingeniería, la Ecología, la BiologÌa y la Física, para el estudio de los diversos factores ambientales y el modo en que afectan a la calidad del hábitat, en particular desde el punto de vista de la salud humana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
2005-2016   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   salvagene[en]yahoo.esSOBRE ESTA WEB