absolum - espacio de conocimiento para compartir
Arte Salud
Ecología Mística
Ciencia Antropología, historia...
Otros temas

OTROS TEMAS > KAYFABE

Antropología, Historia...
  Arte  
  Ciencia  
  Ecología  
  Salud  
  Mística  
Otros temas

Laberintos

Herejías y herejes de nuestro tiempo

Artículo original:
coronacircus.com

 

Bienvenido a Kayfabe

por Icaro
de coronacircus.com

Antes de que la naturaleza planeada de la lucha libre profesional se volviera conocida popularmente, el término “kayfabe” era usado como un código entre personas informadas de la industria para hablar sobre temas en público sin revelar la naturaleza planeada de su disciplina. También era utilizado como una advertencia a otros luchadores de que una persona “no informada” estaba en cercanía; esto podía incluir incluso a los familiares de los luchadores a quienes no se les había mostrado la naturaleza planeada de la lucha libre profesional.

Una “entrevista kayfabe” por ejemplo, significaba que la persona que era entrevistada permanecía “en su papel”; cuando se hablaba sobre una “novia kayfabe”, eso implicaba que ella en realidad no tenía una relación romántica. A una persona se le podría señalar por “hacerle kayfabe” a alguien, presentando argumentos y rivalidades como reales.

Ciertamente, la naturaleza planeada de la lucha libre profesional fue desconocida por la mayoría por mucho tiempo; la primera vez que se reconoció públicamente su naturaleza planeada fue en 1989, cuando el dueño de la WWF, Vince McMahon testificó ante el Senado del Estado de Nueva Jersey diciendo que la lucha libre no era un deporte competitivo. Y en efecto, hasta mediados de la década de 1990, aquellos en la industria creían que era un secreto que debía ser protegido costara lo que costara.

Un aspecto fascinante es que, incluso después de que la naturaleza planeada de esa disciplina se volviera un secreto a voces, la mayoría de los fanáticos se rehusaron a aceptarlo. Al día de hoy, la mayoría de los entusiastas suspenden su incredulidad, y sienten, accionan y reaccionan como si todo fuese real.

A los héroes del teatro de la lucha libre se les llama faces (diminutivo de “babyfaces”); sus personalidades están construidas para suscitar el apoyo de la audiencia a través de rasgos como humildad, patriotismo, determinación, etc. Normalmente, los Faces ganan sus combates en base a sus habilidades técnicas y a veces son presentados como underdogs para engrandecer la historia. Al otro lado de la dialéctica, los llamados “heels” son villanos o personajes antagonistas, cuyas personalidades están construidas para suscitar una respuesta negativa de la audiencia; ellos usualmente personifican rasgos tradicionalmente negativos como narcicismo, egolatría, furia repentina, sadismo, y amargura en general, y emplean tácticas ocultas como hacer trampa y la explotación de tecnicismos.

A pesar de la típica ambientación de los personajes, públicos distintos puede que reaccionen de manera distinta. Por ejemplo, se sabe que los fanáticos masculinos de mayor edad tienden a ovacionar a los heels y abuchear a los faces, mientras que los niños y las fanáticas femeninas tienden a quedarse en el equipo “¡Arriba faces! ¡Abajo heels!”. Nuevamente, el aspecto más fascinante es que estas emociones de apoyo o desdén son 100% reales, como si todo no hubiese sido planeado.

Normalmente en la lucha libre profesional, los papeles se actúan fuera de los combates; por ejemplo, si un luchador aparece en un show luego de un ataque “brutal”, ese luchador “vendería” la herida cojeando o poniendo muchas vendas sobre su brazo entre combates. Inclusive, a veces se planeaban muertes en la vida real dentro de la narrativa, en la cual a los promotores se les ocurría un motivo kayfabe para añadir el evento en el papel.

¿A qué nos referimos con todo esto? Después de todo, este no es un sitio web sobre lucha libre profesional.


Kayfabe y Los Noticieros

Nuestra opinión es que el kayfabe no está limitado al mundo de la lucha libre. En realidad, eso es un hecho indisputable, ya que a los “reality shows” se les conoce actualmente por ser tan falsos como cualquier otra obra de ficción en la TV. Lo que estamos diciendo es que se utilizan las mismas dinámicas, los mismos principios, el mismo entendimiento, los mismos arquetipos, y las mismas herramientas psicológicas subyacentes en lo que se conoce comúnmente como “los noticieros” y en lo que generalmente se llama “política”.

El mundo es un escenario. Casi todo lo que hay en la TV o “en los noticieros”, sea elogiado o criticado, es falso y/o planeado.

El aspecto más fascinante es el grado de capacidad de la gente de suspender su incredulidad e ignorar evidencia que contradice la narrativa teatral que se les presenta; ciertamente, puede que se ignore incluso al verdadero conocimiento. Esto fue señalado en el caso de la lucha libre, o puede ser encontrado prestando atención a cuán interesadas se vuelven algunas personas con respecto a los reality shows o las “noticias de chismes de celebridades”. Esto también puede ser observado cuando se le muestra una película o una caricatura a un niño; tú podrías decirle y recordarle al niño que es ficción, inclusive, tú podrías anunciar el fin e intentar asegurarle que Lex Luthor no prevalecerá así que no habría razón para preocuparse; aún así, él se sentirá genuinamente preocupado cuando la kriptonita esté alrededor del cuello de Superman y su héroe esté a punto de ahogarse. Él aún no ha desarrollado la habilidad de utilizar la razón para tomar la distancia necesaria.

Un ejemplo perfecto de un personaje kayfabe en la política estadounidense moderna es Donald Trump. El hecho de que un multimillonario miembro de la alta sociedad de Nueva York, dueño de un casino y estrella de un reality show, súper sionista y apparátchik, sea considerado popularmente como una “persona no informada” es algo increíble de presenciar.

La elección del 2016 fue simplemente el preámbulo. La absurda “Colusión de Rusia”, “La Investigación de Mueller”, “El Juicio Político de Destitución”, etc. Todo esto formó parte del mismo teatro. Sea Trump el “heel” y Soros el “face”, sea todo lo contrario, no importa. Todo es un guión. Es falso. Cada uno está actuando un papel, satisfaciendo a diferentes grupos de personas. Lo triste es que la mayoría de las personas que votaron por Trump tenían (y aún tienen) muy buenas intenciones; sus rectitudes, su legítimo sentimiento de rebelión en contra del “Estado Profundo” fueron usados contras ellos. Así como los activistas anti-guerra, debidamente asqueados por la guerra de Irak de 2003, fueron influenciados a apoyar a Obama, y siguieron apoyándolo incluso después de que se reveló que él era un instigador de guerra peor que sus predecesores.

El kayfabe también puede ser encontrado en la interminable indignación dirigida a los medios. Es similar a Los Dos Minutos de Odio de Orwell. Cada semana el “enemigo” cambia, y olvidamos todo sobre el anterior. Los portadores de armas. Los anti-vacunas. Los musulmanes. Los inmigrantes. China. Los Covidiotas. Los negros. Los racistas. Trump. Los violadores. Otra vez los portadores de armas. De nuevo los anti-vacunas. Las Karens. Los liberales. Los Boomers. Los cristianos. Los feministas. Los conservadores. Grupos diferentes tienen enemigos diferentes, pero el denominador común es que la indignación está en constante cambio, y canalizado hacia categorías fluctuantes, lejos de la oligarquía ocultista que controla el dinero y los actores detrás de escena.

Lo horrible de Los Dos Minutos de Odio no era el hecho de que uno estaba obligado a actuar un papel, sino que era imposible evitar unirse. Luego de treinta segundos cualquier fingimiento siempre era innecesario. Un éxtasis horroroso de miedo y venganza, un deseo de matar, de torturar, de destrozar caras con un martillo enorme, parecía fluir a través de todo el grupo de personas como una corriente eléctrica, transformándolos en lunáticos gritones con sonrisas de oreja a oreja, incluso en contra de sus propias voluntades. Y aún así la furia que uno sentía era una emoción abstracta sin dirección alguna, que podía ser enfocada de un objeto a otro como la llama de un soplete.
1984, de Orwell

(Así es como funciona un sistema bipartidista: Tom y Jerry son mejores amigos. Pero Tom finge odiar a Jerry para protegerlo, para que el dueño de Tom no lo reemplace con otro gato que de verdad quiera matar a Jerry.)


Kayfabe y El Siglo 20

De una manera similar a la de Orwell, “siempre hemos estado en guerra con Asia del este”. La estrategia de tensión geopolítica del siglo 20 fue otro teatro. Fue organizado y planeado, otro ejemplo de kayfabe, pero costó cientos de millones de vidas.

Antony Sutton, un aclamado economista británico y norteamericano, historiador, profesor y escritor, fue forzado a abandonar su posición como investigador en la Institución Hoover sobre Guerra, Revolución, y Paz de la Universidad de Stamford luego de mostrar que los conflictos de la Guerra Fría no se llevaron a cabo para frenar al comunismo, sino que en realidad, fueron organizados para generar contratos armamentistas de muchos millones de dólares; Estados Unidos, mediante el financiamiento de la Unión Soviética, armó directa o indirectamente a ambos lados de (al menos) Corea y Vietnam.

En su libro: The Best Enemy Money Can Buy, Sutton examinó el rol de los traslados de tecnología militar hasta la década de 1980. El apéndice B de ese texto contiene el texto de su testimonio en 1972 ante el Subcomité VII del Comité de Plataforma del Partido Republicano, en el cual resumió los aspectos esenciales de su investigación en general:

En pocas palabras: lo que se conoce como tecnología Soviética no existe. Casi toda — quizá 90–95 por ciento — vino directa o indirectamente de los Estados Unidos y sus aliados. En efecto, los Estados Unidos y los países de la OTAN construyeron la Unión Soviética. Su capacidad militar e industrial. Este trabajo de construcción masiva ha tomado 50 años. Desde la Revolución de 1917. Fue llevado a cabo a través del comercio y la venta de plantas, armas y asistencia técnica.

Los tres libros que Sutton publicó después (Wall Street and the Bolshevik Revolution, Wall Street and FDR y Wall Street and the Rise of Hitler) detallaron la participación de Wall Street en la Revolución Bolchevique para destruir a Rusia como su competidor financiero y sus contribuciones decisivas al ascenso de Adolf Hitler. Sutton concluyó que todo fue parte del “programa de alto rango del colectivismo enriquecedor” y de la promoción del “socialismo corporativo” de las élites con poder financiero para asegurar el “monopolio de adquisición de riquezas”.

Al principio de la década de 1980, Sutton utilizó una combinación de información de dominio público sobre Skull and Bones (entre esos, los anuarios de Yale) y documentos que no habían sido publicados que fueron enviados a Sutton por Charlotte Thomson Iserbyt (cuyo padre fue un miembro de Skull and Bones) para escribir America’s Secret Establishment: An Introduction to the Order of Skull and Bones, el cual dijo que fue su obra más importante.

En ese libro él señala, entre otras cosas, cómo la toma del poder de Mao en China, y luego en el siglo 20 el ascenso de China como una superpotencia que competía con Estados Unidos, fue simplemente otro “brazo de la dialéctica”.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos ayudó a llevar a los comunistas de China al poder. […] La historia de la traición de China y el rol de La Orden deberá esperar otro volumen más. Ahora mismo, solo queremos registrar la decisión de construir a la China Comunista como un nuevo brazo de la dialéctica – una decisión tomada bajo el mandato del Presidente Richard Nixon y puesta en operación por Henry Kissinger (Banco Chase Manhattan) y George “Poppy” Bush (La Orden).

Y en efecto, durante la Segunda Guerra Mundial, ‘La Asociación Yale-China’ fue un instrumento primordial utilizado por el Sistema de los Estados Unidos y su Oficina de Servicios Estratégicos (OSS) para instalar a los Maoístas en el poder. ‘La Asociación Yale-China’ era liderada por el trabajador de la OSS, Reuben Holden, el esposo de la prima de Bush, y también un miembro de Skull and Bones. Durante el siglo 20, figuras como Sidney Rittenberg, Jakob Rosenfeld, David Crook, Israel Epstein, Sidney Shapiro, Rewi Alley, Solomon Adler, Frank Coe, o Robert Lawrence Coe, a pesar de ser menos conocidos, todos ellos cumplieron un papel para China que fue tan importante como el del famoso Henry Kissinger o Michel Oksenberg.

Como nota importante, las obras de Sutton nunca fueron falsificadas: y, en efecto, sus libros contienen vasta evidencia y referencias para corroborar sus alegatos. El profesor Richard Pipes de Harvard admite lo mismo en su libro, Survival Is Not Enough: Soviet Realities and America’s Future en la página 290:

En su relato detallado de tres volúmenes de la Compra Soviética de Armas y Tecnologías Occidentales […] Sutton llega a conclusiones que son incómodas para muchos hombres de negocio y economistas. Es por eso que sus obras tienden a ser rechazadas y consideradas de ser ‘extremas’ o, más a menudo, simplemente ignoradas.

Pero hay una imagen que quizá, sobre todo lo demás, ilustra la naturaleza kayfabe de la historia del siglo 20. La cual es el carro en el que Franz Ferdinand fue asesinado (el cual se dice que provocó la Primera Guerra Mundial) que muestra una placa que anuncia la fecha exacta del armisticio (archivo). La placa muestra: A II I1 18 (Armisticio 11/11/18).


Kayfabe y el Coronacirco

Toda esta “pandemia” es obviamente un circo planeado: exponerlo es el motivo por el que creamos este sitio web en primer lugar.

Hemos estado señalando la dialéctica, describiendo su elenco de payasos, hablando sobre su utilería, etc. pero no hemos mostrado explícitamente que, en efecto, fue planeada mucho tiempo atrás. A pesar de que el comportamiento coordinado del gobierno y los medios ya sugieren que ese es el caso, todavía sirve recordar las otras pistas.

En cuanto a evidencia para esa hipótesis de “plandemia”, tenemos por supuesto al Evento 201, la cual afirmamos que es una provocación (y no una evidencia de que una verdadera arma biológica fue desatada). También está el hecho de que Francia casualmente clasificó a la hidroxicloroquina como una sustancia controlada justo antes de que la “pandemia” comenzara. Y por último, está el caso del usuario de Reddit: CLO_Junkie, creado 24 horas después del Evento 201, quien moderaba los subreddits /r/coronavirus y /r/China_Flu (archivo).


Kayfabe y George Floyd

Los lectores nos han estado escribiendo para decirnos que los disturbios y levantamientos que habíamos predicho parecen estar ocurriendo en Estados Unidos. A pesar de que casi no hay duda de que dicha violencia haya sido catalizada por la frustración involucrada en las semanas de casa por cárcel, creemos que aún hay algo que falta; la historia aún no ha tomado forma completamente.

Ciertamente, estos disturbios aún son muy unilaterales en relación a la dialéctica; estos corresponden a la “tesis”. La antítesis fueron las protestas con armas en contra de las cuarentenas unas semanas atrás. Mientras esta destrucción ocurre, una que está siendo claramente estimulada y exagerada por la propaganda del legado, el “otro lado” (Trump y la “derecha”) la está repudiando.

Lo que estamos esperando es algún tipo de amalgamación de la tesis y la antítesis: en otras palabras, estamos esperando a que se forme una síntesis. Utilizando los arquetipos previos, Occupy necesita estar en medio de una pelea junto al Tea Party; en términos más modernos, Black Lives Matter necesita estar en medio de una pelea junto a los “Three Percenters”. Si esto llegara a ocurrir (mejor dicho: si los Medios Populares llegaran a decir que está ocurriendo), sería una poderosa señal de que algo histórico de verdad está ocurriendo.

Este es el tipo de historia que tenemos en la mira (archivo 1, archivo 2). Cuando este tipo de narrativa se vuelve popular, cuando los soldados de la propaganda comiencen a decir que la gente se está “uniendo”, es cuando sabremos que se trata de un “final de temporada” y no de un episodio en la historia.

Aún creemos que las cosas se desarrollarán en Francia antes que en Estados Unidos. En ese país estamos esperando que los “Gilets Jaunes” hagan disturbios junto a los “banlieusards”; dos partes en aparente oposición de la misma dialéctica necesitan reconciliarse para que una síntesis se comience a formar. En los Estados Unidos, eso tendrá que esperar probablemente hasta que Trump sea reelegido.

Permítannos aclarar algo: nosotros no somos prescientes. No sabemos cómo se desarrollarán las cosas detalladamente, ni la fecha o la manera en que la narrativa tomará forma exactamente. Somos los espectadores de algo que descubrimos que es un reality show, estamos tratando de anticipar cómo los dueños del show podrían haber decidido desarrollar la historia. Así como tú podrías saber al principio de una película que la mujer terminará besando al héroe, no significa que no habrá sorpresas en las escenas; y en efecto, las buenas películas generalmente tienen sorpresas.

En cuanto al video de la muerte de George Floyd, a nosotros nos parece una producción de cine. Nuestra opinión es que es falso y que nadie murió; cuando mucho habría sido una ejecución planeada. Por supuesto, eso no significa que hoy en día Estados Unidos no sea una sociedad carcelaria y un violento Estado policial; de verdad lo es. Es solo que la verdad no se presenta en las pantallas de televisión.

La razón por la que llegamos a esta conclusión es que sabemos que los planificadores centrales están obsesionados con los símbolos, las palabras y los números; y por ende reconocemos estos aspectos en la narración. El nombre del villano es Derek: es derivado de un nombre alemán que significa “el gobernador del pueblo”. Es el nombre perfecto para un policía. Su apellido es “Chauvin”, el cual designa una forma extrema de nacionalismo. En otras palabras, Derek Chauvin tiene el nombre perfecto para el papel que está actuando, un delincuente racista disfrazado que simboliza “la opresión a los blancos”.

A George Floyd se le dio un nombre de negro bastante típico, que se reduce a 119 en gematría simple. Ese número (y su equivalente directo: 911) es extremadamente importante para los planificadores centrales, ya que representa la fecha mitológica en la que se destruyeron los dos templos de Salomón el noveno día del decimoprimer mes. Simboliza catástrofe; es por eso que los ataques en la ciudad de Nueva York ocurrieron en la fecha del 9/11, es por eso que el número de emergencia es 911, por eso es que el Atentado de Niza ocurrió 911 días después del famoso discurso de numerología de Lagarde (archivo), esa es la razón por la que la destrucción del suelo para la construcción del Pentágono ocurrió el 9/11/41 (60 años antes del 9/11), ese es el motivo por el que el infame discurso de George HW Bush sobre el “nuevo orden mundial” ocurrió el 9/11/90 (11 años antes del 9/11), etc. etc.

Detalles adicionales que confortan nuestra hipótesis de que el evento es un engaño o que fue preparado:

  • La calidad de la escena; por ejemplo, el ángulo de la cámara, las súplicas de Floyd, los comentarios de los transeúntes, la placa del carro, etc. Todo es muy perfecto. No hay explicación para lo que la policía estaba haciendo, manteniéndolo en el suelo y esperando; este feo evento es muy extraño.
  • El incidente que ocurrió en Powderhorn, Minneapolis; powder horn significa “pequeño barril de pólvora”.
    “Floyd” y “Chauvin” aparentemente se conocían (archivo).
  • El doctor y estrella de televisión que testificó que Floyd murió de asfixia es el mismo (archivo) que investigó las muertes del adolescente de Ferguson y Jeffrey Epstein, y quien lideró las investigaciones de las muertes de Martin Luther King y John F. Kennedy.
  • Los paramédicos no eran verdaderos paramédicos ya que aparentemente llevaban puestos chalecos antibalas (archivo).
  • Se está utilizando una narrativa similar en Japón (archivo). Esta vez con una víctima “de 33 años” que fue arrestada “a las 3:30pm”, ahorcada y que gritó: “no puedo respirar”.
  • Una historia similar ha estado circulando (archivo) en las redes sociales de España (archivo de video).
  • Una historia similar está ocurriendo en Francia (archivo, video), y el descontento se ha estado cocinando a fuego lento como ya lo hemos mencionado.

Es un chiste enorme. Bienvenido al circo. Bienvenido a kayfabe.

Por supuesto, los mismos disturbios están siendo, y esto es mucho menos controversial, provocados. Se han colocado bloques en lugares estratégicos; se demostró que hubo agentes provocadores que estuvieron involucrados en los disturbios (archivo, archivo); la escena del periodista negro de CNN “siendo arrestado” (archivo) en vivo fue evidentemente planeado; los medios están haciendo todo lo posible para enfurecer a la gente, etc.

Luego tenemos el contexto: la indignación manufacturada que rodea esta otra historia planeada, la de “Ahmaud Arbrery”, la cual ocurrió muy recientemente (o quizá es coincidencia que su nombre suena como “armed robbery” (robo armado en inglés)).

Nosotros reconocemos que todo esto debe sonar disparatado para las personas que no están completamente familiarizadas con la naturaleza planeada de la “realidad”. Sin embargo, creemos sinceramente que esa es la verdad, y por eso la describimos de la mejor manera en la que nosotros la entendemos, sin importar la imagen que eso nos dé. Por supuesto, nada es perentorio, y siempre hay espacio para la duda.

Podemos prometer una cosa: seguiremos intentando falsificar este entendimiento. Si llegáramos a la conclusión de que estamos equivocados, lo admitiremos, y presentaremos nuestras más sinceras disculpas.


Conclusión

Los eventos actuales en Estados Unidos, así como todo lo que ha estado ocurriendo a nivel global durante los últimos dos meses, muestran una sola cosa: la humanidad está siendo dividida entre aquellos que participan en el circo, y aquellos que se rehúsan a hacerlo. La primera categoría está amontonada en ciudades grandes, mientras que el resto está, al contrario, tratando de escapar de la decadencia urbana.

Ciertamente, estamos convencidos de que el éxodo rural posterior a la segunda guerra mundial se está revirtiendo, y que eso será una gran tendencia en la primera parte del siglo 21. Este neorruralismo será provocado en gran parte por la venidera crisis monetaria y financiera, y será facilitado por las tecnologías que ayudan al pensamiento y la movilización local. El sueño de John Galt de humanos civilizados, creativos y productivos que construyan comunidades prósperas y pacíficas lejos de la barbarie es más realista ahora que la producción de energía local y las monedas locales son accesibles.

Mientras se desinfle el coronacirco y la narrativa continúe tomando forma, también lo hará este sitio web, ampliando el alcance de su análisis. Si piensas que este artículo fue poco ortodoxo, aún no has visto nada. Permanezcan sintonizados.

 
 
2005-2022   ©opyleft   -   www.absolum.org   -   absolum.org[en]gmail.comSOBRE ESTA WEB